El Congreso de los Diputados rechazó hoy, después de que unieran sus votos PP, PSOE, CiU, PNV y UPyD, la enmienda a la totalidad de devolución registrada por Izquierda Unida al proyecto de ley de Lucha contra el Fraude presentado por el Gobierno. Durante la defensa de la enmienda, Cayo Lara argumentó en nombre de su grupo de IU, ICV-EUiA, CHA al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que si bien algunos puntos de la propuesta del Ejecutivo son “positivos” no podían apoyarla en su actual redacción. “Las medidas son insuficientes porque no resuelven la gravedad del fraude ni la economía sumergida. No avanzan hacia un sistema tributario justo, suficiente y progresivo que garantice más ingresos de forma más justa”, detalló.

Lara tachó de “intolerable” que existan más de 90.000 millones de euros de fraude fiscal y un 23% de economía sumergida. Responsabilizó a los gobiernos de PP y PSOE, junto a la “complicidad de CiU”, de haber llevado a la actual situación con su “falta de compromiso en la lucha contra el fraude” hasta ahora, así como por los “continuos regalos y rebajas fiscales a los más ricos”.

El máximo responsable de IU ilustró en qué situación estaríamos si la lucha contra el fraude hubiera sido más enérgica en los últimos años y señaló que el déficit público actual estaría en dos puntos del PIB, en lugar de nueve, además de que podría haber superávit en las cuentas públicas si se atajara con intensidad la economía sumergida.

Avisó también de que los problemas no sólo arrancan de la inacción de los anteriores gobiernos sino de algunas medidas impuestas en los años precedentes por PSOE y PP. En este sentido, recordó que “se ha esquilmado la hacienda pública”, entre otras actuaciones, “al bajar los impuestos a los beneficios del capital, reducir la progresividad de los impuestos, aplicar bonificaciones excesivas a las empresas, no perseguir el fraude fiscal con medios suficientes o favorecer a las SICAV”.

“No es verdad –destacó- que la mayoría de los españoles hayamos vivido por encima de nuestras posibilidades. Lo que es cierto es que unos cuantos han estafado por encima de las posibilidades del país”.

Cayo Lara defendió que la enmienda presentada por su grupo iba dirigida a hacer cumplir el artículo 31 de la Constitución, donde se garantiza un sistema tributario “justo, suficiente y progresivo”. En su opinión, en un momento de crisis como el actual donde el fraude fiscal “es más reprobable que nunca” hay que defender que el Estado “garantice sus ingresos de la forma más justa”.

El presidente portavoz de IU, ICV-EUiA, CHA reclamó a Montoro “voluntad política” para resolver estos problemas, así como más recursos humanos y técnicos para la Agencia Tributaria, porque ello significa “invertir en rentabilidad social”. Recordó que en los últimos tres años las partidas destinadas a esta agencia se han reducido más de un 16%, algo que espera que cambie en los Presupuestos Generales de 2013. También pidió que las inspecciones se centren en las grandes empresas y fortunas, y que se regulen hasta eliminarlos asuntos como el secreto bancario o los ‘paraísos fiscales’, que amparan estas prácticas.

Una vez rechazada su enmienda a la totalidad, IU, ICV-EUiA, CHA registrará una amplia batería de enmiendas parciales para tratar de nuevo conseguir mejorar el texto del proyecto de ley de forma pormenorizada.