Con fecha de hoy, la Asociación Marcos Ana junto al hijo del poeta, han registrado en el Ayuntamiento de Madrid la petición que se adjunta, secundada por personalidades de la cultura, la política, magistrados y académicos, así como de numerosos ciudadanos, para solicitar la colocación de un busto de Marcos Ana en el Parque del Buen Retiro.

Marcos Ana que se sentía madrileño de adopción, y que dentro de su cariño por la ciudad, destacaba el amor por este parque que recorría casi a diario, contaba siempre que una de las secuelas de su larga estancia en prisión era la necesidad de contemplar la naturaleza. Contemplar un árbol era para él contemplar la libertad, y caminando por el Parque del Retiro, Marcos Ana olvidaba todas las celdas, las rejas y los patios de las cárceles que durante años poblaron su vida.

En nombre de la Asociación queremos agradecer la respuesta social que ha tenido esta iniciativa y pedir disculpas a las personas que hubiesen querido secundarla si la hubieran conocido.

La Asociación pondrá a disposición pública la petición para que pueda ser suscrita por todos aquellos que lo deseen.

AL EXCMO. AYUNTAMIENTO DE MADRID

La Asociación Marcos Ana y D. Marcos Macarro Sender, hijo del poeta Fernando Macarro Castillo, más conocido como Marcos Ana, junto a los abajo firmantes de este escrito, viene a solicitar del Excmo. Ayuntamiento de Madrid la aplicación de la propuesta que a continuación pasamos a exponer:

Aunque el poeta Marcos Ana nació en la localidad de Alconada, en la provincia de Salamanca, vivió desde su salida de la cárcel y la vuelta del exilio en la ciudad de Madrid de forma ininterrumpida en la calle Narváez nº 30, en el distrito de Retiro.

Marcos Ana se sentía madrileño de adopción y dentro de su cariño por la ciudad, destacaba el amor por el parque del Buen Retiro que recorría casi a diario.
Él siempre contaba que una de las secuelas de su larga estancia en prisión era la necesidad de contemplar no sólo la naturaleza. Contemplar un árbol era para él contemplar la libertad, y caminando por el parque del Retiro, Marcos Ana olvidaba todas las celdas, las rejas y los patios de las cárceles que durante años poblaron su vida y su sueño.

Su participación, año tras año, en una de las más importantes citas culturales de nuestra ciudad como es la Feria del libro, era otro de los vínculos que le unía a este parque, que en especial en esas fechas, le permitía rodearse que aquello que él más amaba, la gente, los libros y los árboles.

A la hora de pensar la manera de recordar a nuestro querido convecino, creemos que una de las formas más bonitas de hacerlo y seguro que lo que más le gustaría a él, sería erigirle un busto de homenaje en el parque del Buen Retiro.

Creemos que las ciudades se construyen sobre el recuerdo a sus hombres ilustres y queridos. Por tanto, nada más adecuado para honrar la memoria del poeta Marcos Ana, que la aprobación de esta medida que proponemos, lo que permitiría tener un lugar donde visitarle, recordarle y, en resumen, permitir que siga presente en la vida, no sólo de las personas que le quisimos, sino de todos los madrileños.

Por ello, solicitamos que por el Excmo. Ayuntamiento de Madrid, se acuerde erigir un busto del poeta Marcos Ana en el parque de El Buen Retiro.

Madrid, a 24 de noviembre de 2017.