Solo cabe la rectificación. El Presidente de la Corporación RTVE debe dar marcha atrás y pedir disculpas al conjunto de profesionales de la información. Pérez Tornero y su equipo de dirección de informativos de RTVE han demostrado que aceptan que las presiones políticas se impongan sobre el derecho al ejercicio del periodismo en libertad. Los profesionales de RTVE deben aceptar el apoyo logístico que ofrece el Frente Polisario para que los medios de comunicación vean facilitado su trabajo en el Sáhara Occidental. De momento nos encontramos en el peor de los escenarios, el gobierno de Marruecos pretende censurar un acontecimiento informativo de primer nivel y, en ese objetivo, ha encontrado la colaboración del Presidente de la Corporación y de su equipo de dirección de informativos. Nuestro reconocimiento a los compañeros y compañeras que con su dimisión, como responsables de las áreas de internacional de TVE y RNE, dejan clara la posición del conjunto de profesionales.

>> TEXTO COMPLETO