El Coordinador Regional de Izquierda Unida de Castilla-La Mancha, Juan Ramón Crespo, ha reclamado unas condiciones laborales dignas para la plantilla de trabajadores y trabajadoras de ayuda a domicilio en la provincia de Ciudad Real. Felicita a estas trabajadoras “por el éxito de la primera jornada de huelga”, una huelga que considera que ha sido convocada ante “la postura intransigente y avariciosa de una patronal que pretende maximizar los beneficios a costa del trabajo de unas personas que lo dan todo por cuidar a nuestros mayores y que son muy importantes durante la pandemia”.

Izquierda Unida considera que “es hora de que esta patronal se siente a negociar un convenio y a atender las justas reivindicaciones planteadas por CCOO y UGT” y ha pedido que “si no lo hace de forma voluntaria, que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha le obligue a hacerlo”.

“Desde Izquierda Unida -recuerda Crespo- llevamos años pidiendo que este servicio se remunicipalice, que se preste directamente desde los ayuntamientos para evitar estas situaciones y para que las trabajadoras tengan una justa remuneración y unas buenas condiciones laborales”.