La portavoz federal de Izquierda Unida, Sira Rego, ha advertido sobre las expectativas generadas por la derecha política, económica y mediática tras asumir oficialmente Alberto Núñez Feijóo el poder en el Partido Popular, que la propuesta de esa formación “y de Feijóo es siempre recortar Estado social, recortar servicios públicos y esto se aleja bastante de lo que se necesita en estos momentos. Esta es la agenda del PP, esta es la agenda de Feijóo y no parece que vaya a cambiar tanto la posición”.

Además, Regó ha recordado que los ‘populares’ “tienen un acuerdo firme con la extrema derecha que les retrata y señala dónde están situados”, mientras Feijóo mira para otro lado para que no le salpique.

La dirigente federal de IU señaló que el también presidente del Gobierno gallego ha salido “entronizado” como él quería del congreso del fin de semana y que “curiosamente”, durante los tres días que duró no se trató en ningún momento la cuestión de la corrupción”, cuyos múltiples casos asolan las filas populares, con cientos de dirigentes desfilando por el banquillo de los tribunales y varias decenas de ellos condenados en los últimos años y que “fue uno de los detonantes del adelanto de este congreso”.

Para Rego, “parece que las cosas no van a cambiar demasiado en el Partido Popular” y avisó que “aunque intentan vendernos el perfil ‘moderado’ de Feijóo, ya hemos podido ver cómo ha ratificado el acuerdo de gobierno de Castilla y León con la extrema derecha”.
La portavoz de IU incidió en que Feijóo “mantiene un programa político que como solución al país lo único que plantea es meter la tijera y recortar lo público, que es lo único que nos ha protegido y nos protege en estos tiempos de pandemia e inflación”.

Sira Rego señaló que desde Izquierda Unida “vamos a estar muy atentas sobre si seguirá bloqueando la renovación del Consejo General del Poder Judicial y cuál será su posición definitiva sobre el Plan de medidas económicas del Gobierno para hacer frente a las consecuencias de la guerra en Ucrania”.

Preguntada sobre la posibilidad de que PSOE y PP puedan llegar a acuerdos de gobierno que excluyan a Unidas Podemos, insistió en que hasta ahora “desde el Partido Popular, además de mantener su entendimiento con la extrema derecha, “siguen empeñados en plantear medidas económicas que no van a resolver los problemas de la gente trabajadora en nuestro país, sino que tienen que ver con la protección de los intereses de determinadas élites económicas”.