El presidente del Partido Comunista se mostró optimista ante resultado del plebiscito del próximo domingo y resaltó que la campaña “ha estado a gran altura y sobre todo se ve el crecimiento en jóvenes y mujeres por el Apruebo”. Ante la polémica por su llamado a “salir a las calles”, indicó que “he llamado a defender el voto en las mesas con apoderados y apoderadas y una vez conocido el triunfo salir a celebrar y defender el triunfo ante cualquier intento de desconocerlo”. En entrevista planteó que es un hecho que habrá cambio de gabinete ministerial, sea cual sea el resultado del 4 de septiembre, y sobre entradas de personeros al Gobierno enfatizó que “no le tengo temor a presencias A o B en el Comité Político. Siempre que no se lesione el cumplimiento del programa” de Gobierno.

¿Está nervioso frente a los resultados del domingo?

Expectante. Es un momento crucial en que se escuchará la voz del pueblo. Viviremos el momento de darnos la oportunidad de tener una nueva Constitución que consagre derechos sociales, que sea paritaria, plurinacional, que nos haga avanzar hacia una democracia participativa y hacia el desarrollo del país.

¿Coincide en que fue avanzando el Apruebo en las últimas semanas? Parece que la masividad de los actos y el despliegue en las calles en muchas regiones es el contrapunto a las encuestas.

Efectivamente el Apruebo ha crecido a ojos vista. En la calle tiene el dominio. Y desde hace un par de semanas también en las redes. Se puede vislumbrar un triunfo este domingo.

¿Dónde esperará los resultados?

Estamos convocados al comando central del Apruebo.

Algunos se molestaron porque llamó a defender el resultado en las calles, ¿quiso incendiar la pradera o era un llamado a una movilización?

Hay prueba fehaciente y bastante extendida que la derecha o un sector de la misma, ha estado realizando maniobras para desconocer el triunfo del Apruebo si este es estrecho. Como alegar fraude o que los resultados no serían suficientes sólidos para validar la nueva Constitución. Ante eso he llamado a defender el voto en las mesas con apoderados y apoderadas y una vez conocido el triunfo salir a celebrar en las calles y defender el triunfo ante cualquier intento de desconocerlo. He agregado en entrevistas posteriores, que si la derecha ahora, garantiza que va a reconocer el triunfo del Apruebo, celebraremos mucho más tranquilos y las cosas van a avanzar pacíficamente como la gran mayoría del pueblo de Chile lo quiere.

¿Entonces usted desconfía de la reacción de la derecha?

Tengo más que algunas razones. Espero que impere la razón.

¿Ha sido muy cruento el accionar de la derecha y de los del Rechazo?

No me cabe en la cabeza que se pueda llevar adelante una campaña ante un hecho tan trascendental como el cambio de Constitución en base a falsedades y con la lógica de campañas psicológicas, o de propaganda negra, propios de una guerra. Creo le va a pesar a la derecha esa forma de hacer política.

A esta altura, ¿cómo evalúa lo que fue la campaña del Apruebo y la difusión de la nueva Constitución?

Creo firmemente que el Gobierno cumplió con el mandato constitucional de informar de manera verídica sobre el contenido del texto que se va a votar. Solo los que se la han jugado con una campaña de mentiras pueden estar contra eso. Y la campaña, con muchos menos medios financieros que los del Rechazo, ha estado a gran altura y sobre todo se ve el crecimiento en jóvenes y mujeres por el Apruebo. La consolidación de un comando nacional unitario fue clave como lo ha sido el despliegue territorial.

Si gana el Rechazo, ¿será un golpe estratégico para Apruebo Dignidad, quedará golpeada la izquierda, se pondrá todo cuesta arriba, incluso para el programa de Gobierno?

Es que en ese caso el proceso constitucional no termina. Y vamos a seguir bregando por nueva Constitución. Derrota estratégica sería si nos imponen la permanencia de la Constitución pinochetista. Y creo que son una minoría los que están por ello. Además, el Gobierno seguirá adelante con su programa.

Y en el caso del triunfo del Apruebo, ¿dónde vendrá los énfasis, los objetivos?

Bueno, hay que seguir adelante con el programa de Gobierno y asumir la tarea de legislar para que empiece a regir la nueva Constitución. Será un trabajo arduo, pero absolutamente legitimado.

Hay mucha especulación, opiniones y hasta menciones de nombres en función de un posible cambio de gabinete. ¿Usted lo ve un cambio obligado, es distinto si es ganando el Rechazo que el Apruebo?

Es un hecho, al parecer, que habrá cambio de Gabinete. Cualquiera sea el resultado del plebiscito.

¿Le inquieta que se habla de una paridad en el Comité Político nuevo entre Apruebo Dignidad y Socialismo Democrático? ¿Cómo escucha cuando se dice que el Gobierno necesita más dirigentes que vengan de la ex Concertación, de Socialismo Democrático?

Quién decide en esto es el Presidente. No le tengo temor a presencias A o B en el Comité Político del gabinete. Siempre que no se lesione el cumplimiento del programa. No estoy de acuerdo con que se invoque una especie de confrontación generacional, por mayor o menor experiencia. Estamos todos por convicción y en voluntad de colaborar.

Pase lo que pase el domingo, ¿coincidiría en que la agenda seguirá cruzada por La Araucanía, la delincuencias y el alza del costo de la vida?

Seguro que los cambios en el gabinete tendrán en cuenta esa realidad, pero hay elementos positivos que considerar, como la reforma tributaria, las 40 horas de jornada laboral semanal, más medidas paliativas ante las alzas, la reforma de pensiones, el Copago cero en salud y mucho más que viene en la agenda.

Fuente: elsiglo.cl

Etiquetas: