La organización castellano-manchega del PCE ha mostrado su solidaridad con el concejal zaragozano Alberto Cubero “por la persecución política que está recibiendo por parte de VOX”. El PCE C-LM se suma así, como organización política, al manifiesto el antifascismo no es delito de odio que el PCE de Aragón ha impulsado. En la reunión del nuevo Comité Regional, celebrada durante el pasado fin de semana en Puertollano, éste órgano decidió por unanimidad sumarse a las firmas de este manifiesto. En palabras de Jorge Vega, secretario político del PCE en Castilla-La Mancha, “cuando nos atacan a una nos atacan a todas”. El dirigente comunista ha invitado así mismo a la difusión y firma del manifiesto por parte de la sociedad civil organizada y ha recordado los versos de Brecht cuando advertía aquello de “primero fueron a por los comunistas, pero yo no era comunista….” en clara alusión a los modos de persecución y exterminio por parte del fascismo.

“Lo preocupante, aunque no sorprendente, es que la Fiscalía y el juzgado de instrucción de Zaragoza – ha añadido Vega- le estén haciendo el juego a la ultraderecha. Esto demuestra que existe una estrategia de persecución política hacia las disidencias y rebeldías en el estado español que implica a sectores de la ultraderecha coaligados con parte de la judicatura, poderes mediáticos y patronales”.

Finalmente, Jorge Vega ha recordado que el caso de Cubero no es más que el último caso de una serie que “ha llevado y sigue llevando a concejales y concejalas comunistas, a sindicalistas y activistas ante la justicia, con argumentos espureos que encuentran eco en la judicatura y que exigen, hoy más que nunca, la derogación inmediata de la ley mordaza”

Etiquetas: