La caída ha comenzado y es irremediable. El caos en la gestión se incrusta en cada dirección de la Corporación RTVE. El presidente, Pérez Tornero, no ha sabido generar dinámicas de confianza, muy al contrario ha demostrado su incapacidad para trabajar en equipo. El ordeno y mando impuesto por él y por su jefe de gabinete, José Juan Ruiz, están llevando a RTVE a un lodazal del que será complicado salir. Tan absurda es la situación que ya cabe pensar si no estamos siendo arrastrados por alguien que sabe que tiene sus días contados. El rey camina desnudo, nadie le alerta del disparate que supone programar anoche, en el prime time de La 1, el especial musical de la Cadena Dial, una cadena que es competencia directa de RNE.

Texto completo. Hoja CCOO RTVE – Nº 2409 – 16 septiembre 2022