La plantilla de vuelo de Volotea en la base de Bilbao decidió organizar elecciones sindicales para negociar un convenio digno que regule su salario, derechos y condiciones laborales. La aerolínea somete al personal a condiciones laborales precarias con cláusulas leoninas a nivel individual en cada contrato de trabajo. Por poner un ejemplo, un trabajo tan técnico como el de tripulante de cabina, con una jornada laboral por todo el mundo de aeropuerto en aeropuerto, recibe la contraprestación correspondiente al Salario Mínimo Interprofesional.

Ante la decisión de la plantilla de organizarse, la empresa ha respondido con la notificación de una serie de despidos en menos de 24 horas. Es más, ha llegado a comunicar el cese de contrato con premeditación y alevosía, en pleno vuelo y tras aterrizar en el aeropuerto de Bilbao después de una dura jornada de trabajo. Estas perversas maniobras solo pueden responder a prácticas antisindicales que pretenden dejar sin voz a los trabajadores y trabajadoras para imponer precariedad laboral y empleos sin derechos.

Algunas de las personas despedidas llevan años trabajando en Volotea desempeñando sus funciones correctamente. Además, han pasado por un ERTE que les han mantenido en el desempleo de manera intermitente y durante casi dos años. Después del compromiso mostrado, la empresa responde con despidos, eso sí, a finales de agosto, una vez cubierta la temporada alta de vuelos y sustituyendo, con todo lo que esto conlleva, a personal cualificado y con experiencia, por personal eventual de nuevo ingreso.

Las condiciones laborales del colectivo de vuelo de Volotea son inaceptables, a finales de julio se mantuvo una primera reunión con la dirección de la compañía para tratar de encauzar la situación desde la negociación. En la misma, se valoraron varios asuntos como los tipos de contratos, la negativa de la empresa al disfrute de las vacaciones de sus trabajadores y trabajadoras o el salario.

Ante esta situación se entendía que se había abierto una vía de negociación que daría sus frutos a corto, medio y largo plazo, pero esta maniobra de la empresa con los despidos de las trabajadoras y trabajadores, nos coloca en posiciones totalmente enfrentadas.

Desde CCOO defenderemos por todos los medios a nuestro alcance los derechos de la plantilla de Volotea y de las personas despedidas, ponemos a su disposición toda nuestra organización y, como no puede ser de otra manera, siempre defenderemos el derecho fundamental a afiliarse y organizarse dentro de las empresas, rechazando este tipo de actuaciones que parecen salidas de otra época.

Etiquetas: