Dicen machaconamente que hay que apretarse el cinturón mientras viven en la opulencia. Es una frase que seguramente has escuchado y no tienes pruebas, pero tampoco dudas que eso es así. Pero lo cierto es que es fácilmente comprobable en las grandes empresas que cotizan en el Ibex 35.

Cada año la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) realiza Informes de remuneraciones de los consejeros de las sociedades cotizadas y los datos no pueden ser más escandalosos. Un consejero ejecutivo de una empresa del Ibex 35 cobra de media casi 3,3 millones de euros, mientras el salario medio de un trabajador o trabajadora de esas compañías ronda los 55.000 euros al año.

Es decir, un/a trabajador/a del Ibex 35 tendría que trabajar seis décadas de media para cobrar lo mismo que un consejero ejecutivo en un solo año, según se desprenden de los datos aportados por la CNMV. Esta brecha tampoco es nueva, los consejeros con poder ejecutivo del Ibex 35 ya cobraban, en 2019, 48 veces más que sus plantillas. En 2021, la diferencia se ha aumentado hasta 60, pues las remuneraciones medias de los consejeros de las empresas cotizadas crecieron 4%, frente al 1,9% de la media de los empleados y empleadas.

«Es indecoroso que un consejero ejecutivo de una empresa del Ibex 35 gane casi 3,3M de €, 60 veces más que sus trabajadores y trabajadoras, pero sobre todo es ineficaz» con estas palabras se ha referido Yolanda Díaz, Ministra de Trabajo a la noticia, la cual además ha recalcado «No hay sociedades justas y democráticas con estas desigualdades. Los salarios deben subir».