Si ayer la diputada de VOX Carla Toscano traspasó una línea roja en el Congreso, es porque “esa línea ya se había estado rozando previamente”, explicó esta mañana la Ministra de Igualdad, Irene Montero, entrevistada por Angels Barceló en la SER. “El límite no se ha pasado de golpe”. Y un ejemplo de rozar esas líneas son las intervenciones anteriores del PP.

Montero arremetió contra las campañas de destrucción personal que emplean las derechas “para que no nos merezca la pena hacer política ni políticas feministas” pero aseguró que no lo conseguirán. “La mentira y el odio son las estrategias que usan la derecha y la extrema derecha para deslegitimar las políticas de izquierda progresista y volver a ocupar posiciones de poder”. Y la fórmula para evitarlo es avanzar en derechos, aseguró.

La ministra lanzó un reproche a los medios de comunicación “que normalizan que las mentiras formen parte de la política” en lugar de denunciarlo y apeló a los responsables de los medios a que asuman su responsabilidad con el derecho a la información y con la sociedad. “No se puede ser equidistante entre quienes hacen violencia política y quienes la reciben”.

Etiquetas: