La inflación cae por cuarto mes consecutivo, desde que ésta alcanzara el punto álgido el pasado mes julio (10,8%). Según el dato adelantado hoy por el Instituto Nacional de Estadística, en noviembre el Índice de Precios al Consumo (IPC) ha crecido un 6,8% con respecto al mismo mes del año pasado. Continúa así la tendencia descendiente.

La buena noticia para los pensionistas es que las pensiones, según la partida destinada en los Presupuestos Generales del Estado de 2023, se revalorizarán de acuerdo al IPC medio, que es del 8,5%, en lugar de hacerlo acorde a la subida del IPC interanual, que exigía parte del movimiento de pensionistas y que hubiera quedado en un 6,8%.

Por otra parte la subida lograda con el gobierno de coalición PSOE-Unidas Podemos es 34 veces superior a lo que se hubieran incrementado las pensiones con las condiciones de la reforma del PP.

Esta revalorización de las pensiones contributivas a partir del 1 de enero de 2023 supondrá un incremento de la pensión media de jubilación de 1.257,9 euros  a 1.364,4 euros, (106 euros más al mes);la de viudedad pasará de 780,64 euros a 846,76 euros; la de orfandad de 439,07 euros a 476,25 euros; y la de incapacidad permanente en su modalidad contributiva de 1.093,13 a 1.180,78 euros. Las pensiones no contributivas y las mínimas subirán un 15%,

Además esa subida del 8,5% se aplicará también al Ingreso Mínimo Vital.

Etiquetas: