Continúa la cascada de solicitudes para que se cumpla la Ley de Memoria Democrática. Ahora es el turno de Toledo, en donde Mauricio Valiente, Coordinador de Izquierda Unida en el Grupo Parlamentario de Unidas Podemos y Juan Ramón Crespo, Coordinador de IU en Castilla-La Mancha han solicitado sacar del Alcázar a los franquistas y cambiar los nombres de Llanos del Caudillo, Alberche del Caudillo y Numancia de la Sagra.

La solicitud la han realizado en Toledo, compareciendo junto al edificio del Alcázar, en cuya cripta -que pertenece al Ministerio de Defensa-, están enterrados el General Moscardó y Milans del Bosch. En la intervención han citado como ejemplo el caso de Sevilla donde recientemente se han exhumado los restos de Queipo de Llano de la Basílica de la Macarena «de forma rápida e inteligente», han declarado.

Para los dirigentes de izquierdas, la ley tiene un componente de reparación pero también de reconocimiento a quienes lucharon para conseguir las libertades actuales, y que sus formaciones, impulsoras y defensoras de la ley, fueron víctimas del franquismo y la represión.

En el caso del Alcázar de Toledo, las exhumaciones deberían afectar tanto al General Moscardó como a Milans del Bosch porque «la ley establece un marco temporal: golpe de estado, guerra y dictadura. Cualquier personalidad vinculado a ellos o que cumplieran tareas de responsabilidad deben estar incluidos«, ha declarado Mauricio Valiente.

Por su parte, Juan Ramón Crespo ha insistido en que se trata de “una buena ley que llega muy tarde, que se tenía que haber aprobado hace 30 años” y que debe ponerse ya en marcha en Castilla-La Mancha. Para ello, IU va a seguir dirigiendo peticiones a la Secretaría de Estado de Memoria Democrática y al Ministerio de Defensa para que agilicen los trámites que permitan la salida de los restos de Moscardó y de Milans del Bosch del Alcázar de Toledo. “No se puede demorar por más tiempo, son muchos años con este esperpento”.

Además respecto al cambio de nombre de las tres localidades de la región castellanomanchega, Llanos del Caudillo, Alberche del Caudillo y Numancia de la Sagra, hay un procedimiento voluntario y después subsidiario y la ley cuenta con un procedimiento sancionador para obligar a los ayuntamientos a actuar. Para complementar la eliminación de los rastros de la dictadura franquista, desde IU de Castilla La Mancha se va a iniciar una campaña en los pueblos donde todavía quedan vestigios franquistas y nombres de calles vinculados al régimen para que se cumpla la ley.