Se cumplen 45 años del vil asesinato de Manuel José García Caparrós y, para recordarlo, la familia y la Asociación Andaluza de Víctimas de la Transición han protagonizado una vigilia en homenaje al joven malagueño de 18 años que murió de un disparo de la policía durante las históricas manifestaciones por la autonomía andaluza en 1977.

El lugar elegido es la esquina entre Alameda de Colón y Alameda Principal donde García Caparrós fue recogido antes de morir camino del hospital hace ahora 45 años. En ese emplazamiento, que está reconocido como Lugar de Memoria Democrática de Andalucía, las hermanas de Manuel José García Caparrós han recordado su figura, “seguiremos en la lucha, seguiremos reivindicando que se le haga justicia”, han dicho Purificación, Dolores y Paqui, quienes solicitan que se reconozca como víctima del terrorismo y que, “por fin, se desclasifique el secreto de sumario”, petición a la que hace pocos días se ha sumado el Parlamento andaluz.

En la vigilia ha participado Ernesto Alba, Secretario General del Partido Comunista de Andalucía, que ha reclamado conocer «¿Que ocurrió, quién dio la orden de aquella bala traidora?«, sumándose a la petición de desclasificación de los documentos sobre lo que sucedió aquella mañana trágica en la que García Caparros fue asesinado. Para el dirigente comunista andaluz, sacar a la luz esta información «no es una cuestión que se le deba única y exclusivamente a la familia, sino a todo el pueblo andaluz».