En la capital Lima, más de 200 estudiantes alojados en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) fueron detenidos durante un asalto policial al centro de estudios, que solo pudo darse con el beneplácito de la rectora, Jerí Ramón, ya que el recinto está protegido por la Ley de Autonomía Universitaria, que asegura la inviolabilidad del espacio académico.

Durante la intervención de la PNP en las instalaciones de la UNMSM se registraron diversos videos que demuestran el maltrato de las fuerzas del orden hacia las personas que ya estaban reducidas, así como destrozos y robo de enseres de los estudiantes en las residencias universitarias por parte de los efectivos policiales.

Cientos de manifestantes se movilizaron en horas de la noche del sábado para exigir la liberación de los estudiantes retenidos por las fuerzas policiales.

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú publicó un comunicado exigiendo la liberación de 3 periodistas de Puno que fueron detenidos por la Policía en el asalto a la UNMSM:

«La enviada especial de Fama TV Paty Condori Huanca, el reportero de Radio Huancané y Líder TV Percy Pampamallco Yancachajlla y el reportero de Radio Sudamericana de Juliaca César Huasaca Abarca fueron arbitrariamente detenidos al interior de la casa de estudios junto a más de un centenar de personas que pernoctaban en dicho recinto. El gremio ha recibido información pendiente de confirmar que daría cuenta de, por lo menos, un comunicador más en la misma condición», detalló la ANP.

Amnistía Internacional ha condenado el asalto de las fuerzas de seguridad contra la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y le recuerda al Gobierno que el estado de emergencia no suspende el derecho al debido proceso y la prohibición de incomunicación y tratos crueles a las personas detenidas.

Naciones Unidas también le ha recordado al Gobierno los mínimos de un Estado de Derecho:

Violenta represión en Arequipa, Juliaca y Puno deja otro muerto

Este sábado los manifestantes intentaron tomar los aeropuertos de Arequipa, Cusco y Juliaca.

En Arequipa se registró un fallecido debido a un impacto de bala y 18 heridos por la represión policial en los alrededores del aeropuerto.

En Virú, La Libertad, otro manifestante que participaba en el bloqueo del Km.515 en la Panamericana Norte murió a consecuencia de una herida de bala. Se trata de Segundo Nixon Sánchez Huayncari, de 23 años, quien llegó ya sin signos vitales al centro de salud de Chao. Desde el viernes se venía advirtiendo de la presencia de personas armadas vestidas de civil en este punto, coordinados con la policía, que disparaban contra los manifestantes que bloqueaban la vía.

También se reportó violencia policial en la localidad de Llave, en el departamento de Puno, con un saldo de 10 heridos.

Policías infiltrados (ternas)

La población sigue evidenciando en las redes sociales cómo miembros infiltrados de la Policía, en Perú conocidos como «ternas» (pertenecen a la  Unidad de Inteligencia Táctica Operativa Urbana de la Policía Nacional), disfrazados de manifestantes, se infiltran en las protestas para arrojar piedras, causar destrozos y justificar la criminalización de los manifestantes.