La semana negra de enero de 1977 comenzó el 23 de enero con el asesinato de Arturo Ruíz García, por un miembro de los Guerrilleros de Cristo Rey; continuó al día siguiente, en la manifestación de repulsa por la muerte de dicho estudiante, con la muerte de María Luz Nájera Julián por el impacto de un bote de humo proveniente de las fuerzas antidisturbios. Ese mismo día, dos personas asaltaban un despacho de abogados laboralistas situados en la calle Atocha, número 55, saldándose con cinco muertos y cuatro heridos.

Así lo narra Carlos Portomeñe en su reciente libro «La matanza de Atocha y otros crímenes de Estado» (editorial Atrapasueños) en donde aborda en sus sustanciosas más de 700 páginas, la cantidad de asesinatos y sus conexiones con la ultraderecha española e internacional, el Estado español y la OTAN, en los asesinatos contra militantes y organizaciones de izquierda durante la Transición, desde 1975 hasta 1983.

Una de estas víctimas de la Transición, Arturo Ruiz, estudiante y albañil, miembro de CC.OO., ha sido recordado este 23 de enero en un homenaje en el 46 aniversario de su asesinato. Las cerca de 200 personas que asistieron también recordaron los asesinatos de Mari Luz Nájera y los abogados de Atocha Javier Sauquillo, Javier Benavides, Ángel Rodríguez, Serafín Holgado y Enrique Valdevira en la semana negra de Madrid de enero de 1977.

El acto, organizado por la familia de Arturo, La Comuna de Presxs del franquismo y el Colectivo por los Olvidados de la Transición, ha contado también con la presencia de las distintas organizaciones Memorialistas y de colectivos y partidos de la izquierda madrileña, entre ellos Enrique Santiago, Secretario General del Partido Comunista de España, quien ha declarado que «trabajamos para poner en marcha las medidas de la Ley de Memoria por la verdad, la justicia y la reparación para las víctimas del terrorismo fascista durante la Transición«.

Durante las intervenciones que tuvieron lugar en el acto, se ha pedido que el gobierno sea diligente con las medidas que la jueza argentina María Servini ha solicitado al propio Gobierno y a la judicatura en España para continuar el proceso a Martín Villa por el asesinato de 12 personas en la Transición.