Yo, poeta de oficio,…

Yo, poeta de oficio, condenada tantas veces a ser cuervo, jamás me cambiaría por la Venus de Milo: mientras reina en el Louvre y se muere de tedio y junta polvo, yo descubro el sol todos los días y entre valles, volcanes y...

Leer más