Seguimos

Hablábamos ayer...

Asociación Foro por la Memoria Democrática 07/12/2020

… de la esperanza de hacer justicia que suponía la extradición a España, el pasado mes de febrero, de Carlos García Juliá, una de las manos ejecutoras de la matanza de abogados laboralistas de Atocha, en Madrid en enero de 1977. La esperanza quedó en eso, esperanza, porque la Audiencia Provincial del Ciudad Real, aplicando toda una serie de privilegios que atenúan su condena –que en origen se elevaba a 193 años de prisión- ni habiendo tenido en cuenta que se trata de huido de la justicia durante 25 años, le pone en libertad a mediados de este mes de noviembre ya que los distintos recursos planteados por sus víctimas han sido desestimados hasta la fecha en que escribimos estas líneas. Una cara más del negacionismo al que nos encontramos cada vez que se produce una situación similar a ésta relacionada con el franquismo y que se ha ido acrecentando, a pasos de gigante, desde la presencia de la ultraderecha en el Parlamento nacional, en algunos regionales y en los municipios de nuestro país.

La ilegitimidad del gobierno republicano de 1936, la justificación del golpe militar del 18 de julio, la represión republicana en el Madrid sitiado, la II República como régimen totalitario… son trampas pertrechadas durante la dictadura que han sido vueltas a engrasar ahora para enfrentarlo, otra vez, a aquella paz, a aquel desarrollo económico y hasta a un sistema político de poder estable de aquella propaganda franquista que creíamos olvidada pero que son armas recurrentes de la extrema derecha española alineadas con el modelo del discurso articulado por Trump durante su mandato y su última campaña electoral: confundir para continuar en el poder, falseando, desacreditando y estafando cuantos valores posibilitan gobernar en democracia. Un ejemplo patrio cercano en el tiempo, tan sólo uno porque hay desgraciadamente más, de este proceder y para concluir de momento con la cuestión: la aprobación de la retirada de calles y placas conmemorativas en la ciudad de Madrid los ministros (uno de ellos incluso primer ministro) demócratas republicanos Indalecio Prieto y Francisco Largo Caballero.

Nuestro sistema ha entrado en crisis profunda si no corta de raíz cualquier intento, por pequeño que sea, de negacionismo en relación con nuestra historia reciente y con las personas que se relacionan con ella. Desde hace ya bastante tiempo, desde esta columna denunciamos el revisionismo histórico que perpetraba la derecha y las consecuencias que podría ocasionar; ahora ya estamos en un siguiente paso más peligroso, más populista, dirigida a una base electoral cada vez más amplia si nos atenemos a los sondeos.

Retirada de placas franquistas en Sevilla

Aunque en este desasosiego se ha de saludar la iniciativa del Ayuntamiento de Sevilla en relación a la retirada de placas y vestigios franquistas en propiedades de carácter privado: la primera semana del mes de noviembre remitió a 190 comunidades de propietarios que están incumpliendo con la ley de memoria andaluza (y con la nacional) al mantenerlos aún en sus fachadas, les ofrece a todos los titulares de estos inmuebles la retirada, sin coste alguno, de estos restos si dan su autorización preceptiva para ello. El incumplimiento es responsabilidad de los propietarios y pueden ser sancionados por ello.
Y terminamos con un gesto simbólico hacia el poeta Miguel Hernández ya que, con ocasión de su 110 aniversario, dará nombre al aeropuerto de Alicante-Elche, según acuerdo hecho público el Ministerio de Fomento. De la anulación del tribunal y de la sentencia que le condenó parece todavía habrá que esperar y seguir insistiendo en todas las ocasiones que se tengan. Como por la de cada una de las víctimas.


Twitter: @foroporlamemori
Web: http://www.foroporlamemoria.es
Correo-e: asociacion.foroporlamemoria@yahoo.es

Publicado en el Nº 339 de la edición impresa de Mundo Obrero noviembre 2020

En esta sección

Voxeza, voxpulismo e hivoxcresiaEl centenario del PCE y la amenaza del anticomunismoMonarquía o RepúblicaEl comunismo según MargalloEl ascensor

Del autor/a

El deseado relato comúnAsí no avanzamosCon la justicia nos topamos otra vez, amigo SanchoNo es pesadilla pasajeraTras la retirada