Movilización en solidaridad con el derecho de Cuba a defender su soberanía nacionalSesenta años del ICAP en la cooperación y amistad entre los pueblos Relacionar amistad y cooperación da cuerpo a un internacionalismo por el que el pueblo cubano se siente hermano de todos los pueblos que luchan contra las adversidades, ya sean naturales o provocadas por las acciones cruentas del imperialismo

José Luis Centella Gómez. Presidente del Partido Comunista de España 30/12/2020

La celebración de los primeros sesenta años desde la fundación por Fidel Castro un 30 de diciembre del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos es una magnífica ocasión para reflexionar sobre la profunda dimensión que desde Cuba se le ha dado al concepto de internacionalismo, plenamente ligado al concepto de Revolución que Fidel nos dejó como herencia inmaterial, de manera que hoy no se pueden separar ambos conceptos porque la situación de emergencia que vive la humanidad como causa de la pandemia ha puesto de manifiesto la necesidad de unir a todos los Pueblos del Planeta en un proyecto compartido de futuro para que toda la humanidad pueda tener ascenso a una vida digna.

De esta manera relacionar amistad y cooperación da cuerpo a un internacionalismo por el que el pueblo cubano se siente hermano de todos los pueblos que luchan contra las adversidades, ya sean naturales o provocadas por las acciones cruentas del imperialismo, por ello cuando un cubano o una cubana marchan en misión humanitaria sin olvidar su alma cubana, sin enterrar su cubanía, se integran plenamente en la comunidad de destino, ya sea el cercano Haití o el lejano Pakistán, los médicos, maestros, enfermeros, pasan a ser uno mas de la familia.

Cooperación es compartir lo que se tiene, sin pedir compensación material, amistad entregarse para ayudar a conseguir que todos los seres humanos tengan derecho a una vida digna, porque son atendidos en la salud, la educación, etc., por ello el ICAP en su trayectoria, en su trabajo diario, da pleno sentido al internacionalismo revolucionario, llevando la Amistad y Cooperación del Pueblo Cubano a todos los pueblos del Mundo, por encima de los Gobiernos, de las razas, religiones o condiciones de dificultad material que se encuentran.

En este sentido, cuando un medico o una medica cubana ayuda a poblaciones que nunca habían visto un sanitario porque en su país la medicina es un negocio llevan mucho más que un maletín con instrumentos médicos, llevan mucho más que medicamentos para curar las enfermedades, llevan la ternura, la alegría, el corazón para transmitir la dignidad de quien cree que todo ser humano tiene derecho a la salud, la educación, la alimentación, etc. Porque estos Derechos Humanos nunca deberían ser considerados como un negocio.

El ejemplo de Cuba

El imperialismo, como expresión del Capitalismo en este momento histórico, nunca podrá admitir que existan personas que en el ejercicio de la solidaridad no buscan un beneficio económico, no buscan una compensación material, sino que se sienten más que recompensados con una muestra de agradecimiento, de amistad.

Desde esta rabia de sentirse desenmascarado, el imperialismo combate por todos los medios a quien hace de la solidaridad su forma de vida, porque el imperialismo es cruel, inhumano, asesino, pero no es tonto y sabe muy bien que donde llega un cooperante cubano informando sobre la realidad cubana, haciendo que las personas conozcan directamente de la voz del pueblo el desempeño de la Revolución, su historia y sus conquistas, todos sus argumentos, sus mentiras y manipulaciones sobre Cuba se derrumban, aparece la Cuba real, la que trabaja y lucha por un mundo mejor, ya sea en el interior de Cuba o en cada rincón del Planeta, por ello el ejército de hombres y mujeres del ICAP son esos David que derrotan diariamente al Goliat imperial.

En estos 60 años de existencia, el ICAP nos ha envuelto, acogido, fortalecido en nuestra esperanza en un futuro para la Humanidad lleno de mujeres y hombres libres, solidarios, por eso donde nos encontramos con un compañero o compañera del ICAP nos encontramos con una persona que da pleno sentido a la palabra COMPAÑERO/A.

Desde esta reflexión compartida, la felicitación al ICAP en su 60 aniversario no puede ser un acto formal, no puede formar parte de una celebración protocolaria, sino que tiene que ser la reafirmación del compromiso de solidaridad con la Cuba que defiende su derecho a decidir su futuro sin injerencias extranjeras, con la Cuba que ahora hace 61 años se ganó el derecho a no ser nunca más una colonia.

Una solidaridad de quienes entendemos como propias las batallas que hoy se libran en Cuba, porque somos conscientes de que aunque las trincheras sean diferentes la lucha es la misma y es el momento de comprometerse en la denuncia de todas las agresiones que sufre Cuba, desde el cruel e inhumano bloqueo hasta los ataques a sus embajadas como el que se perpetró el pasado 30 de abril contra la legación cubana en Washington, sobre el que las autoridades de Estados Unidos siguen manteniendo un silencio cómplice acerca de ese hecho violento con arma de fuego, protegiendo a su autor, como lo han hecho a lo largo de la historia con numerosos mercenarios pagados por el imperio, entre ellos los responsables del abominable crimen de Barbados.

Movilización en defensa de Cuba

Una solidaridad que tiene que ser un altavoz para poner en evidencia como el todavía inquilino de la Casa Blanca, el derrotado en las elecciones del 3 de noviembre pasado, Donald Trump, ha sido el mandatario más agresivo hacia Cuba, endureciendo el cerco hasta límites sin precedentes, en medio de la pandemia mortal que azota hoy a toda la humanidad.

Estás acciones, que tienen que ser reconocidas por la Comunidad Internacional como actos terroristas para juzgar a sus responsables directos y a sus instigadores políticos, han impedido la llegada a Cuba de combustibles, han provocado la cancelación de vuelos de diferentes compañías estadounidenses, han impuesto la prohibición de adquirir alimentos y medicamentos, así como multas a bancos y a empresas que comercian con la isla.

Igualmente han aplicado restricciones al envío de remesas de los cubanos que residen en territorio estadounidense a sus familiares en la nación caribeña, entre más de un centenar de medidas que también afectan a los ciudadanos estadounidenses.

Nuestra conmemoración de este 60 aniversario del ICAP es una reafirmación de nuestro compromiso de iniciar una movilización para que próximo presidente de Estados Unidos derogue todas las medidas tomadas por Donald Trump y se siente a negociar en igualdad de condiciones, dentro de la legalidad internacional, como corresponde a dos Estados plenamente soberanos, la resolución de los contenciosos que puedan existir entró los dos Estados, partiendo de la supresión incondicional del bloqueo y otras medidas represivas que se hayan tomado contra Cuba desde 1959.

Una movilización que contempla la petición para que se conceda el Premio Nobel a la brigada Henry Reeve que ha desarrollado el programa médico internacional con el que Cuba ha derramado solidaridad por todo el Planeta.

Una movilización en definitiva que nos identifique a todas las personas de buena voluntad que en el mundo luchamos por la Cooperación y Amistad de los Pueblos y que hemos encontrado en el ICAP nuestro referente y en la casa del Vedado en la Habana, donde tiene el ICAP su sede, nos sentimos en nuestra casa, porque el ICAP es el hogar común de todas las mujeres y hombres nos sentimos parte de un mismo proyecto universal, la defensa de la justicia y la liberación de los Pueblos.

En esta sección

Ya no vivo pero voy en lo que andaba buscandoLas columnas de la Marcha por la Libertad del Sáhara Occidental se encuentran en SolHay que recuperar la finca del Dehesón del EncinarRepresión en Colombia contra los manifestantes: otros 3 jóvenes asesinados en Cali el 17 de junio IU reclama que se cumpla la obligación del referéndum para la autodeterminación del pueblo saharaui

Del autor/a

El compromiso del PCE para continuar la lucha de Julio AnguitaRenovación en el VIII Congreso del Partido Comunista de Cuba para dar continuidad a la RevoluciónUn avance en la construcción de un proyecto de nuevo país en favor de las familias trabajadorasLa oportunidad para concretar una propuesta que dispute la hegemonía a las políticas conservadoras, patriarcales y autoritariasSesenta años del ICAP en la cooperación y amistad entre los pueblos