La Unión Europea debe reconocer a la nueva Asamblea Nacional. Intentaron extorsionar al electorado con el bloqueo y las sancionesVenezuela eligió seguir siendo libre y soberana El sistema electoral venezolano es uno de los más seguros del mundo, como así lo han avalado en sus diferentes declaraciones los grupos de observadores y acompañantes internacionales

Marta Martín. Coordinadora de América Latina y el Caribe 01/01/2021

El domingo 6 de diciembre tuvieron lugar las elecciones a la Asamblea Nacional en Venezuela, convocadas de acuerdo al mandato de la Constitución del país. La tradición democrática en Venezuela que comenzó en 1998 hace que esta sea la elección número 25 en la que participan los venezolanos y venezolanas en los últimos 20 años.

Más de 300 observadores/as (veedores/as) y acompañantes electorales internacionales estuvieron presentes, procedentes de diferentes países y continentes así como de diversas organizaciones políticas y sociales, junto a especialistas electorales, catedráticos y personalidades internacionales, que presenciaron el proceso electoral el día de las urnas y los días previos durante la constitución de las mesas de votación en los distintos centros electorales. Todos ellos han coincidido en agradecer al Consejo Nacional Electoral y otros estamentos sus invitaciones a participar en el proceso, reconociendo las atenciones y los esfuerzos para que la labor de los observadores y de los acompañantes se desarrollase con total libertad y sin ningún tipo de condicionamiento en un contexto de pandemia y en un país asediado por las sanciones y bloqueos unilaterales que intentan extorsionar a la población.

Las elecciones son convocadas por un organismo público del Estado y se llevan a cabo a través de un sistema mixto paralelo en el que se eligen cargos nominales por circunscripciones electorales (mayoría simple) y cargos por representación proporcional donde se utiliza la Ley d’Hont para llevar a cabo la distribución. Los pueblos indígenas originarios tienen derecho a una representación de 3 diputados/as, elegidos/as, según sus costumbres ancestrales, el 9 de diciembre.

En esta ocasión el sistema ha contado con una serie de modificaciones llevadas a cabo por el CNE, producto de los acuerdos alcanzados en la Mesa de Diálogo Nacional entre el gobierno y la oposición, de las cuales las más importantes son que:

- Se garantiza una mayor
pluralidad política.
- Se aumentan los diputados/as elegibles a 277.
- La mayoría de diputados/as se elegirán por representación proporcional.

El sistema de votación cuenta con numerosas auditorias que se llevan a cabo tanto antes del día de la votación como después de la misma. En esta ocasión también se han organizado dos simulacros electorales previos al día de la jornada electoral para que los/las electores/ras se familiarizasen con las nuevas máquinas de votación, ya que las usadas hasta ese momento fueron quemadas en marzo de este año en un acto de sabotaje contra el gobierno venezolano.

Los componentes del sistema electoral se auditan tres veces antes del día de la elección. Dos días antes de la jornada y el mismo día, antes de comenzar la votación, en donde están presentes los/las encargados/as de las mesas electorales y los/las electoras que lo deseen. Una vez acabada la jornada se llevan a cabo otras tres auditorías:

- Dos de verificación
ciudadana.
- Una de verificación de los representantes de los
diferentes partidos políticos que participan en la cita
electoral.

Entre otras cuestiones, en las diferentes auditorías se realiza la verificación de los bancos de huellas digitales de los electores/as que han acudido a votar.

Además, los componentes del sistema se auditan a través de una serie de claves segmentales (firmas electrónicas). Cada actor político (partido) que participará de la elección tiene una parte de esa clave segmentada que compartirá con el resto de actores políticos el día de la votación para que así el sistema pueda arrancar y funcionar.

La UE debe reconocer a la nueva Asamblea Nacional

Estos hechos hacen del sistema venezolano uno de los más seguros del mundo, como así lo han avalado en sus diferentes declaraciones los grupos de observadores y acompañantes internacionales, quienes han destacado que la jornada se desarrolló con total normalidad, respetando en todo momento las medidas biosanitarias recomendadas por las autoridades. Los/las observadoras y acompañantes pudieron recorrer centros electorales en Caracas, ciudades aledañas y en Estados del interior, en donde pudieron conversar con actores políticos, con electores y electoras, sin ningún tipo de presión ni condicionamiento, comprobando que las distintas mesas de votación estaban veladas por veedores u observadores de todas las fuerzas políticas que se presentaban a las elecciones, tanto del oficialismo como de la oposición, quienes confirmaron que la jornada se desarrollaba en un clima totalmente pacífico, de normalidad y con todas las garantías democráticas. Una jornada que se desarrolló de forma ágil, gracias a las nuevas máquinas de votación, y en donde se establecieron diferentes protocolos para que las personas con algún tipo de dificultad motora, personas de edad avanzada o mujeres embarazadas pudieran ejercer su derecho a voto con todas las comodidades y adaptaciones posibles.

Finalmente, la victoria fue para el Gran Polo Patriótico (67%) y la cámara queda distribuida de la siguiente forma:

- PSUV 253 diputados/as.
- Acción Democrática 11.
- Avanzada Progresista 3.
- El Cambio 3.
- Primero Venezuela 2.
- COPEI 1.
- Partido Comunista
de Venezuela 1.

Los/las observadoras y acompañantes han resaltado en todas sus declaraciones la necesidad del levantamiento de las sanciones y del bloqueo económico que afectan gravemente a la población y que vulneran los derechos humanos así como el Derecho Internacional y la Convención de Ginebra.

Venezuela ha dado una nueva lección democrática y la comunidad internacional, así como la Unión Europea, deben respetar la soberanía venezolana al igual que han hecho con el resultado electoral en otros países europeos en donde la participación ha sido similar a la del 6 de diciembre en Venezuela (31%). La UE debe retomar la senda de la mediación, de ser garante del diálogo en busca de la paz, respetando a los pueblos que han decidido ser libres y soberanos.

Publicado en el Nº 340 de la edición impresa de Mundo Obrero dic2020-ene2021

En esta sección

Biden representa a la élite oligárquicaAparición con vida ya de LichitaCarta al Presidente de la República del Paraguay solicitando justicia por los asesinatos de dos niñas argentinas a manos del ejército de ParaguayManu Pineda: 'Si no permiten la presencia de observadores internacionales en las elecciones de Ecuador, nos veremos obligados a pedir a la UE que no reconozca los resultados'Izquierda Unida apoya el presupuesto de la UE por ser una herramienta clave para salir de la crisis derivada de la pandemia

Del autor/a

Venezuela eligió seguir siendo libre y soberanaVenezuela decide en paz