Ariel Goldstein: 'Los evangélicos van a seguir creciendo en Brasil'

Mundo Obrero Redacción 16/01/2021

Poder evangélico: Cómo los grupos religiosos están copando la política en AméricaAriel GoldsteinMarea editorial

MUNDO OBRERO: Dices en tu libro que el poder evangélico “puede modelar el futuro de América Latina”. ¿Lo consideras imparable?
ARIEL GOLDSTEIN:
El poder evangélico se encuentra asentado sobre dos pilares, el territorial y el mediático. Creo que las fuerzas progresistas deberían elaborar acuerdos con fuerzas de centro y derecha en defensa del Estado laico para limitar esos pilares. Limitando la cantidad de licencias de medios de comunicación que puedan tener las iglesias. También estableciendo disposiciones para mantener la separación entre el Estado y las iglesias, limitando su influencia en la política. Teniendo desde el Estado una sólida actuación en el territorio para evitar la expansión de esos grupos. Lamentablemente, en América Latina, con la debilidad de los Estados, es muy difícil restringir el poder territorial evangélico. Van a seguir creciendo desde lo territorial al aumentar las carencias y el sufrimiento de la gente con la crisis económica y social de la pandemia.

M.O.: ¿También imparables en Estados Unidos?
A.G.:
Sostienen una fuerte alianza con el Partido Republicano desde la presidencia de Reagan. Es una alianza especialmente con los blancos evangélicos pero en la última elección presidencial se pudo ver también el peso del voto latino de apoyo a Trump desde las iglesias evangélicas. Como dijo Obama, “hay muchos hispanos evangélicos para los que el hecho de que Trump diga cosas racistas sobre los mexicanos o meta en jaulas a los trabajadores indocumentados detenidos es menos importante que su beligerancia contra el matrimonio homosexual y el aborto”.

M.O.: ¿Cómo puede repercutir sobre el poder evangélico la derrota de Bolsonaro en las recientes elecciones municipales de Brasil?
A.G.:
Los evangélicos van a seguir creciendo y jugando fuerte en la política brasileña más allá de Bolsonaro. Tienen vínculos con políticos de derecha e izquierda. Tuvieron una relación pragmática con Lula y se aliaron con Bolsonaro. Pero también podrían estar con Joao Doria (PSDB), un posible candidato de centroderecha para las presidenciales de 2022. La ola derechista permanece en Brasil. En 2018 se inclinó por el extremismo de Bolsonaro pero en las recientes municipales, por el pésimo manejo de la pandemia, regresó hacia la política tradicional de la derecha más moderada. Doria puede capitalizarlo en 2022.

Publicado en el Nº 340 de la edición impresa de Mundo Obrero dic2020-ene2021

En esta sección

Hay que colaborar con el proyecto cinematográfico 'San Felipe' sobre la militante comunista Amada García RodríguezEl PCE convoca su concurso de relato corto 'la narrativa del centenario'Teorías sobre la plusvalía. Tomo III, sesión 2Historia del PCEAcercarse a Blas infante

Del autor/a

Nayib Bukele concentra en El Salvador el poder presidencial, legislativo y judicialIU y el PCE recusan por falta de imparcialidad a los magistrados del Supremo que rechazan la investigación sobre Juan Carlos de Borbón El autoritario presidente Bukele consigue la mayoría absoluta en el parlamento de El SalvadorAlberto Garzón: 'Más unidad y mejor unidad'Historia del PCE