'Tipos de interés' Relatos breves de José Cenizo Jiménez que con la sencillez de su escritura ni cansa ni aburre

Francisco Vélez Nieto. Escritor y comentarista literario 07/03/2021

El tren de los jueves

Es el primer cuento de esta gavilla que compone una obra poseedora del sentimiento humano de la vida. En un tiempo donde las estaciones fueron centro de amor y pasiones, que pasaron veloces, aunque cargadas de calor imaginativo, se narra la fidelidad amorosa de una niña de pueblo que quedó enamorada de una figura desnuda tras los cristales.

El hombre de la fotografía

¿Quién no ha tenido una imaginación fotográfica, un recuerdo, un dolor, una derrota?

La última voluntad

No existe el sentido común de las reglas establecidas contra el último deseo de un condenado a muerte: terminar las veinticinco páginas del libro que viene leyendo. Pero los horarios para la ejecución lo impiden. Será el verdugo quien por curiosidad termine la lectura de lo que pudo ser y no fue.

Ocho en desahucio

Relato frío y calculador. Lo sorprendente es que ha dado con la llave del gas. Un luto magistralmente contado en pocas líneas.

Los cuchillos

La trama es tan sencilla como la vida en un paraíso fiscal en esta sociedad de consumo y plusvalía. Nos puede dejar sin respiración. Sonrisa amarga camino de la cocina donde los cuchillos esperan.

Orgasmo asesino

Semblanza del tipo de hombre que más me molesta, contando sus aventuras con mujeres, sean verdad o mentiras deseadas. El machismo de tipos muy acomplejados.

El lobo
Ya no se lleva la vieja costumbre de contarles cuentos a los niños alienados con Internet. Y esto me duele. ¡Me contaron tantos cuentos cuando niño!

El caballo de Juan el jorobado

Recordando a uno de mis abuelos solo con leer las primeras líneas de este estremecedor relato. Era un tipo cabal de los que ya no se llevan. Decía que quien le pega a un caballo y a una mujer no es un hombre.

La noche de la nieve

Para los pueblos del Sur, las nevadas son un acontecimiento inolvidable. Todos salen a saludarla con juegos e inventivas. Fotos, muchas fotos para el recuerdo.

La ventana de enfrente

Una ventana abierta puede que sea el escenario más variado en la vida del vecino de enfrente. Todos llevamos con nosotros una ventana que no nos pertenece pero que en una u otra faceta de nuestra vida la hemos vivido con placer.

Una visita al psiquiatra

La verdad es que, en este mundo que nos aprisiona y nos maneja según sus intereses, visitar al psiquiatra se ha convertido ya en algo muy usual para exponer nuestro estado de ánimo y las obsesiones.

El alma de las mariposas

Juan Ramón Jiménez, al pasar el fielato montando en de madrugada, cuando el vigilante le preguntaba ¿qué lleva?, el poeta respondía “Mariposas blancas”.

Las once

En la lucha contra la pandemia, los negocios de copas han adquirido un protagonismo sorprendente con los horarios impuestos para su apertura y cierre. Este relato cuenta que el protagonista, cuando van a cerrar, entra en uno de ellos.

El hombre que no tenía ombligo

El personaje de este relato lleva una vida intranquila porque no tiene ombligo. Y es una interrogante que le golpea una y otra vez. Hay que leerlo.

La puerta

Una familia quiere vender la vivienda por la que ya han pasado tres generaciones. Hay una habitación cerrada sin que se sepan las razones.

El huérfano

Un joven que vive bajo la obligación de cuidar de su padre que está muy delicado. No puede dormir pensando que él también puede caer enfermo.

El cielo a un analfabeto

Hasta la familia menos favorecida económicamente tiene que acudir a algún listo para que le administre sus papeles. Los hay de todos los tipos. El listo de este relato es uno de ellos.

El cartero

Decía que podía saber el contenido de las cartas sin abrirlas. Para evitar dolores al destinatario.

El señor de los pájaros

Cuidado con el dictador que considera a un pájaro cualquiera por encima de la vida de un niña.

El origen del mal

La tomadura de pelo de todos los gobiernos. Al no reconocer la existencia de pobres de solemnidad por existir una escala favorable para todos, incluso los que pasan hambre. Tal como está este mundo de coge el dinero y corre, los menos favorecidos deberían llevar un cartelito pegado en el pecho: No estoy borracho. Por si se caen al suelo. La vida no está para que el prójimo nos preste atención.

La gata de la señora Remedios

Si el posible lector de este corto y emotivo relato sobre una gata recogida en la calle es también amante de los gatos, tendrá el placer de leer una historia de la soledad compartida.

Un tipo normal

La verdad es que la definición de un tipo especial no es tan fácil como muchos consideran. Mejor, en este caso, es preguntarle al autor que está muy empeñado en mostrar el estado de algunos de sus amigos.

Ciego intermitente

Desde la peana en que contemplamos el mundo que nos rodea, no es extraño que de vez cuando cerremos los ojos para sufrir lo menos posible. Es lo que le sucede a un amigo del autor, que de tanto abrir y cerrar los ojos se quedó ciego de verdad.

El hombre que no podía enamorar

Son numerosas las personas que por curiosas y extrañas razones son incapaces de enamorar. El protagonista de este corto relato nos plantea este problema, que por lo visto no es tan fácil como lo cuentan.

A las cuatro de la tarde

A medida que avanza la lectura de esta obra de relatos cortos de José Cenizo, los misterios y las intrigan parecen aumentar. Los personajes se enredan y dejan al lector un tanto desconcertado.

Abrazo sin regreso

La sencillez narrativa del libro suele alcanzar en muchos de los relatos un sorprendente final. Carambola fatídica del transcurrir diario.

Apenas una sombra

La memoria más fiel también olvida. Queda, sí, algo desdibujado a lo que acogerse. Y ese palpar invisible resulta ser la compañía dibujada del cariño que se ha evaporado.

Un niño raro

Los niños denominados raros no tienen futuro en este mundo de Internet. Los amigos le dan de lado. “Nada más que sabe leer”. Hasta que un día el niño raro se toma un café descafeinado. Claro, entonces cuenta que no es de este mundo ser de una materia prefabricada.

Café descafeinado, claro

Todo es una aparente rutina alienadora. Cuando en este relato uno se ha quedado solo, queda satisfecho al poder disfrutar con pedir en el bar café descafeinado. Pobre libertad. ¡Hasta donde se encoge!

Fábula de la niña de agua

Este relato es algo más extenso, lo considero el más delicado de todos, el más lírico. En él se cuenta la historia de una niña que nació de improviso cuando la madre se bañaba en el río. Es la razón para que la llamaran La niña del Agua. Su vida fue discurriendo como un río donde la altura poética va tallando su ser o no ser.

La gotera

Nunca había conocido una gotera que protagonizara un papel tan delicado como tierno. Un sentido pulso amoroso por una gotera.

En esta sección

Prólogo para el libro de Carlos Guzmán Pérez '¿Por qué no te callas? El descenso a los infiernos de los Borbones'Las mujeres cubanas: una Revolución dentro de la RevoluciónMaría Zambrano. 'Delirio y destino'Fidel, padre e inspirador del sistema científico cubanoVertedero

Del autor/a

María Zambrano. 'Delirio y destino'La Viena más humana de Joseph Roth'Los amores sucios', un libro escrito con las tripas'Tipos de interés'Los pazos de Ulloa