Pan o Plomo

Carta abierta a la ciudadanía y a Pablo IglesiasMadrid no es un camino de bajada, bien vale una vicepresidencia Llegó el comandante y mandó parar, se acabó la diversión. ¡No pasarán! Madrid será la tumba del fascismo

Antonio Romero Ruíz. Presidente de Honor PCA; Ex parlamentario de IU; Coordinador de la Red de Municipios por la III República 16/03/2021

Estimados ciudadanos, estimadas ciudadanas:

Pablo Iglesias ha anunciado su candidatura a la Presidencia de la Comunidad de Madrid. Pablo Iglesias es un madrileño con una gran formación académica y universitaria, con ademanes educados y voz amable, dulce y amiga. Sabe que Madrid es una plaza difícil, en realidad es la plaza de todas las plazas, el kilometro cero de todos los kilómetros.

Se nota que los tertulianos que salían de las ondas cuando se ha anunciado la candidatura de Pablo Iglesias llamando al sosiego y al debate sereno, están nerviosos, muy nerviosos cuando llegó el comandante y mandó parar.

La campaña en Madrid, de la gente de izquierdas, y más allá de la gente sin ideología concreta, pero gente buena y decente, es derrotar a la derecha de la Comunidad Autónoma, ¡echarlos! La derechona ha intentado poner puertas a una comunidad que nunca tuvo puertas, ha intentado hacer un paraíso fiscal.

La derecha ha puesto la Comunidad de Madrid en venta al mejor postor, ha cobrado comisiones, ha vivido en la corrupción y ha privatizado la Sanidad todo lo que ha podido


Madrid es la solidaridad histórica, es la hospitalidad, es el tránsito y el destino de gentes que huían del cerco de los años de plomo, de hambre y de escasez. La derechona no quiere manifestaciones, ni indigentes, como Fraga creen que la calle es suya, que Madrid les pertenece. Una derecha que ha puesto la Comunidad de Madrid en venta al mejor postor, que ha cobrado comisiones y que ha tejido una malla de corrupción con la Gürtel, ha creado un servicio de espionaje de tebeo, ha situado la sanidad en riesgo con la privatización acelerada que en el otro Madrid, el de las mareas, el de la dignidad de los médicos y demás profesionales, está intentando salvar de la privatización total a la sanidad madrileña.

Pablo Iglesias, se propone contribuir a la derrota del Madrid de las tarjetas black, del Madrid de señoritos engominados sentados en las terrazas de la Gran Vía esperando a que Ayuso lo convierta en un paraíso fiscal lleno de subvenciones de la PAC, del Madrid de la cultura del ladrillo y del pelotazo. Al Madrid de Esperanza Aguirre, de Gallardón y “Ayusovox” y del Madrid monárquico, bipartidista y corrupto, etc.

Vamos a poner en valor e inaugurar una nueva etapa, con una nueva realidad que conecte con el Madrid republicano, con el Madrid rompeolas de las Españas, con el Madrid de las residencias de estudiantes donde se dieron cita los mayores representantes culturales como Victoria Kent, María Teresa León, Rafael Alberti, García Lorca, Luis Buñuel…, con el Madrid de Marcelino Camacho, con el Madrid del pozo del tío Raimundo y del padre Llanos, con el Madrid moderno, con el Madrid feminista, con una Comunidad de Madrid abierta a Europa y al mundo, que sea un ejemplo de equilibrio y solidaridad, acabando con las desigualdades sociales y territoriales, el Madrid científico con Universidades punteras en Europa y en el mundo, un Madrid feminista, una Comunidad de Madrid laica donde los Rouco Varela de turno no influyan y gobiernen moralmente, desde la sombra, las alcobas y la libertad sexual de todos los colectivos.

Un hombre dialogante, Pablo Iglesias

Va a hacer falta mucho diálogo para acabar con las navajas de Albacete que derraman sangre amiga, una herencia típicamente española (no tiene traducción a otro idioma, “La puñalada trapera”). Con los mimbres que tiene la Comunidad de Madrid, como capital del Estado español, con el derroche de solidaridad por los atentados de Atocha, lo mejor de la gente de Madrid. Hay que lograr salir adelante con un tiempo nuevo, con métodos nuevos, con la participación de la gente.

Pablo Iglesias, es consciente de que el proceso constituyente se ha abierto ya, en Madrid y en Barcelona, que serán las puntas de lanzas de la construcción, con la democracia participativa, de un nuevo país. Unidas Podemos, ha sido la garantía a la hora de abrir caminos nuevos, explorando nuevas alternativas, a nuevos problemas, en nuevos tiempos.

¡A esto le llaman democracia y no lo es!

Hay que hacer muy poco esfuerzo para demostrar las carencias y del déficit democráticos mirando solo a Aznar, a Esperanza Aguirre, a Teodoro García Egea, Bárcenas, a Granados, a Ana Mato, a Cristina Cifuentes, a Casado, a Gallardón con sotana, a Ayuso…, con su sede y algunos inquilinos bautizados con los billetes de la Caja B del PP. A Abascal, a algunas togas, a militares que quieren fusilar a 26 millones de españoles, al rey emérito haciendo regularizaciones fiscales a destiempo, etc.

Os pido a través de esta carta que acudáis a la convocatoria de la izquierda para construir con todas las manos, las manos inmigrantes también (le molesta más a Ayuso un trabajador extranjero y un indigente, que un amiguete suyo se lleve su capital a los paraísos fiscales y que atraque a pensionistas con las preferentes).

Pablo Iglesias, gobernando con la gente y con las mareas, con los colectivos de izquierdas, otras fuerzas de izquierdas y con la gente empoderada, derrotarán a la derecha que ha tejido una mafia con tentáculos en todos sitios y ensanchará el camino del Proceso Constituyente hacia la III República en Madrid. De Madrid al cielo porque mañana será lo que la gente trabajadora y progresista de Madrid quiera.

Un abrazo para mi amigo Pablo Iglesias y pido en esta carta que el Madrid de valores republicanos le respalde y le lleve a tareas de gobierno.

Salud y República Federal

En esta sección

¿No avanzamos porque estorban?MARXimizando el ArteBarrios ricos, barrios pobresBares que salvaron a los emigrantes de la nostalgiaEl cóctel perfecto del neoliberalismo fascista

Del autor/a

Barrios ricos, barrios pobresMadrid no es un camino de bajada, bien vale una vicepresidenciaHay anomalías que debemos corregir si queremos vivir en una democracia plenaGracias, Pablo, por abrir este debateGolpe de Estado en Estados Unidos