Vox dice que no se cree la amenaza de las balas postalesDel machismo racista a los escuadrones de la muerte Si la actitud de los fascistas no tiene una contundente respuesta solidaria de los candidatos en las elecciones de Madrid para defender la democracia, serán responsables de lo que pueda suceder por la impunidad que le consienten a la extrema derecha

José Manuel Martín Medem 23/04/2021

Así empezaron en Colombia, El Salvador y Guatemala. Las cartas con balas fueron las amenazas en los tres países que engendraron los peores escuadrones de la muerte. Cuando los comunistas consiguieron entrar en las elecciones, los fascistas pasaron del desprecio a las amenazas de muerte para iniciar a continuación una matanza con absoluta impunidad.

Vox dice que no se cree la amenaza de las balas postales, que se lo inventan. Si la actitud de los fascistas no tiene una contundente respuesta solidaria de los candidatos en las elecciones de Madrid para defender la democracia, serán responsables de lo que pueda suceder por la impunidad que le consienten a la extrema derecha.

Las balas enviadas por correo son los tropezones del ajiaco de la violencia que se cocina como consecuencia de la actitud de los que se empeñan en cerrar los ojos ante la creciente amenaza fascista.

No es democrático seguir debatiendo en la SER con quien mantiene que el amenazado se lo inventa. No es democrático. Es un suicidio. Consentir que del machismo racista se llegue ya a la sonrisa sobre las balas significa admitir que no es posible parar al fascismo cuyas consecuencias criminales conocimos en toda su crueldad durante una dictadura de cuarenta años.

En esta sección

El odio no es una opciónSin convenio colectivo en el campo de ExtremaduraEspaña concedió sólo un 5% de las solicitudes de asilo en 2020, 7 veces menos que la media europea (33%)Unidas Podemos pide precios mínimos basados en costes reales de producción contra la venta a pérdidas en el campoIU participará en la Marcha por la Libertad del Pueblo Saharaui

Del autor/a

Los pobres que no se ven pero te miranEsclavas del OpusEn Perú puede ganar la izquierda mientras en Colombia la oligarquía feroz dispara contra la democracia y la justicia socialEl asesinato de Jesús Santrich es otra operación clandestina del Ejército de ColombiaLa responsabilidad criminal de la información sobre Colombia