Pan o Plomo

Que hable la mayoría, votos contra balasDemocracia o fascismo

Antonio Romero Ruiz. Presidente de Honor del PCA; ex parlamentario de IU y Coordinador de la Red de Municipios por la III República 26/04/2021

Los nazis culparon a los comunistas del incendio del Reichstag. Georgi Dimitrov defendió desde el banquillo la inocencia de los comunistas ante la provocación de la Alemania nazi y dijo lo que ha quedado en la historia de los pueblos: “En un país donde triunfa el fascismo, ese país se convierte en una gran cárcel, en un gigantesco campo de concentración. Porque el fascismo se levanta contra todos y todas, contra la libertad, la democracia, los campesinos, contra los intelectuales, contra las mujeres, contra los jóvenes y fundamentalmente contra la clase obrera”.

Ante la amenaza del fascismo se impulsó la creación de los frentes populares. Hoy, en pleno siglo XXI, en Madrid el fascismo se halla a las puertas del gobierno de la Comunidad.

Pablo Iglesias y Unidas Podemos han planteado en la cadena SER que “se acabó el blanquear al fascismo, se acabó debatir con la extrema derecha, se acabó lo de integrarlos en la vida política, mediática e institucional”. La extrema derecha en España está marcada históricamente por la violencia y el terrorismo que han conducido a nuestro país a genocidios como el perpetrado por los franquistas en los años treinta.

Vox viene actuando como el brazo político de la extrema derecha violenta y terrorista. No es de recibo que un militante de Vox dispare en una galería de tiro contra fotografías de miembros del gobierno y de Podemos y un juez archive la denuncia. No es de recibo que no pase nada cuando la fiscalía denuncia un cartel electoral que esparce el odio a paladas. No es de recibo que pongan en el disparadero a los menores no acompañados y que un juez autorice que continúe la campaña de odio, xenofobia, y racismo.

En Madrid se ha inaugurado otra campaña que va de fascismo o democracia, de votos contra balas, feminismo contra patriarcado, ecologismo frente a negacionismo, derechos sociales contra precariedad, honestidad y transparencia frente a la corrupción, la defensa de los servicios públicos frente a la privatización…

Vox es una escisión del PP que se propone hacer saltar por los aires la convivencia democrática y pacífica, destruyendo las bases materiales de las libertades civiles.

Nuestros votos van a derrotar a sus balas, llamamos a todas/os los demócratas sin excepciones, a las que apuestan por la soberanía del pueblo de la que emanan todos los poderes del Estado.

Solo desde una concepción totalitaria se entiende el fascismo de Vox y que los grandes poderes económicos estén blindando la corrupción y el exilio dorado de Juan Carlos I.

Las madrileñas y los madrileños el próximo 4M han de elegir entre la libertad democrática con una sociedad en la quepamos todas/os o un campo de concentración donde se señale con el dedo totalitario.

Ayuso pretende seguir blanqueando a la ultraderecha, ahora con las dos manos. La candidata del PP, con ese estilo faltón, sobrado y arrogante, ha acuñado un término para poner por encima de la Constitución y las libertades comunes una especie de regla no escrita: vivir a la madrileña. A veces la completa con la coletilla franquista con la que el “caudillo” justificaba el aislamiento de nuestro país con el argumento de “la envidia que tienen a España”. Y actúa haciéndose la víctima y viendo por todos lados un supuesto complot contra Madrid.

Ayuso ofrece másteres en corrupción y doctorados en ingenierías mafiosas. Ningún partido ha terminado como el PP, con la mayoría de sus presidentes autonómicos de Madrid en Soto del Real o investigados en los juzgados actualmente.

Que hable la mayoría, votos contra balas. El arma más poderosa que tiene la ciudadanía es el voto, votemos todas y todos, somos mayoría.
¡Vota Unidas Podemos!

En esta sección

Hay que ensanchar en Cuba la democracia socialistaNi una menos, siempreSalvemos DoñanaMehdi Ben Barka, una vida de compromiso con los valores universalesRespondiendo a Vox y a su Ley de la Concordia 'Memoria Histórica, amenaza para la paz en Europa'

Del autor/a

¡Se llaman patriotas y no lo son!Democracia o fascismoParque automovilísticoEl oasis fiscal de Madrid capta a cientos de millonarios andaluces y catalanesBarrios ricos, barrios pobres