Los asesinos de Berta Cáceres al descubierto

Edy Tábora. (*) / El Faro 26/04/2021

El juicio contra David Castillo, oficial de inteligencia militar y empresario acusado por su responsabilidad como coautor del asesinato de Berta Cáceres, se suspendió ante las nuevas pruebas propuestas por la acusación para establecer la responsabilidad penal de los autores intelectuales del crimen.

En el momento del asesinato, el 2 de marzo de 2016, Castillo era el presidente del consejo de administración y gerente general de Desarrollos Enérgeticos (DESA), una estructura criminal disfrazada de empresa que ha utilizado en sus negocios mecanismos de violencia, corrupción e impunidad. DESA usurpó territorios indígenas a través de la corrupción para el otorgamiento de licencias de manera ilegal en la construcción de una hidroeléctrica. Además intentó criminalizar a los miembros del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), la organización que Berta Cáceres dirigía, y organizó amenazas e intimidaciones que culminaron con su asesinato. La activista protagonizaba una campaña para detener el proyecto hidroeléctrico y defender a las comunidades directamente afectadas.

David Castillo fue capturado hace tres años pero el resto de los ejecutivos de DESA –miembros de la poderosa familia Atala Zablah– han permanecido en la impunidad. Con la condena en noviembre de 2018 de otros miembros de la estructura criminal, incluyendo a cuatro sicarios, un militar y dos trabajadores de DESA, el Tribunal de Sentencia reconoció que los directivos de esa empresa conocían y consintieron el plan de asesinato. Sin embargo, ninguno ha sido ni siquiera interrogado en el proceso actual. Ahora el alcance de su participación es aún más claro y el Estado hondureño debería sentirse obligado a tomar acciones decisivas para acabar con su impunidad.

Las pruebas indican que Castillo coordinaba con los sicarios ya condenados para llevar a cabo el plan de asesinato mientras desempeñaba un papel subordinado a los ejecutivos de la empresa. Las evidencias vinculan claramente a Daniel Atala Midence, miembro de la Familia Atala Zablah, con un pago que coincidiría con la entrega de dinero de David Castillo al ya condenado Douglas Bustillo, exgerente de seguridad de DESA.

Aunque DESA es la cara pública detrás del Proyecto Hidroeléctrico Agua Zarca, al menos dos empresas más, registradas en Panamá y Honduras y controladas por los Atala y Castillo, tuvieron que ver con el proyecto.

En un intento de mantener una mayor impunidad en el caso, el Estado de Honduras no ha realizado ninguna investigación relacionada con la posible naturaleza criminal de estas empresas ni contra quienes las dirigen.

La documentación acumulada no sólo sirve para la condena de Castillo sino como prueba que abre vinculaciones con otras responsabilidades que hoy gozan de impunidad. La acusación sostiene que David Castillo fue parte de una estructura criminal que llevó a cabo las acciones para perseguir, atacar y finalmente asesinar a Berta Cáceres. Esto incluyó la participación de sicarios, empleados y ejecutivos de DESA. Hay una línea de conexión ya establecida entre la autoría intelectual y la ejecución del asesinato a través de la instrumentalización de empresas privadas para la realización de crímenes pero el Estado hondureño se ha negado a investigar y procesar a la estructura empresarial que se utilizó para proveer la logística necesaria en la realización del asesinato.

A pesar de que la acusación ha presentado dos solicitudes de acusación penal con la información detallada contra Daniel Atala, el Ministerio Público hondureño no le ha llamado a ser interrogado. Ahora, en su calidad de testigo, ha sido citado por el Tribunal de Sentencia en el juicio oral y público instruido contra David Castillo para declarar sobre sus actuaciones. Será la primera vez que la justicia hondureña llame a un miembro de la familia Atala para declarar sobre el asesinato de Berta Cáceres.

*Edy Tábora es un abogado hondureño especializado en derechos humanos a través del bufete Justicia para los Pueblos.

En esta sección

Las olas de calor y cómo prevenir sus efectosLos problemas se enquistan en RTVE, las propuestas no llegan. Urge tomar medidasInicia Cuba la intervención con sus vacunasLa Latera reconoce al doctor Enrique Santiago Araujo y a todas las mujeres víctimas del franquismoIU impulsa un debate en el Congreso y en el Parlamento Europeo para liberar las patentes de las vacunas

Del autor/a

Los asesinos de Berta Cáceres al descubierto