Convocan a una jornada masiva de protesta este 5 de mayoEl paro nacional en Colombia se mantiene hasta que el Gobierno retire todo el paquetazo neoliberal ACTUALIZACIÓN: El saldo provisional de civiles asesinados por la fuerza pública asciende a 26. Enlace a la rueda de prensa de la coalición de izquierda Pacto Histórico en el interior.

Mundo Obrero Redacción 03/05/2021

El presidente Iván Duque anunció el sábado 1 de mayo la retirada del proyecto de reforma fiscal que fue el detonante del Paro Nacional, una movilización sostenida desde el 28 de abril. Duque explicó que habló con los diferentes partidos políticos, gremios de la producción y otros sectores de la población y que el nuevo proyecto de reforma fiscal que será presentando al Congreso recogerá las propuestas que salieron de esos diálogos. El pueblo colombiano sigue en las calles, rechazando cualquier intento de maquillar una regresiva reforma que trata de aumentar el IVA sobre servicios y bienes de primera necesidad.
Dirigentes de las principales organizaciones sindicales de Colombia (CUT, CTC y CGT) así como representantes del movimiento estudiantil han comparecido este lunes en rueda prensa para hacer público el siguiente comunicado, aprobado por consenso de todas las fuerzas sociales integrantes del Comité Nacional de Paro, que confirma la continuidad del paro y plantea una tabla reivindicativa, de la que la retirada de la regresiva reforma tributaria es uno de los puntos, pero no el único.


“Anuncio de retiro de la reforma tributaria, un triunfo que NO desactiva el paro ni la movilización nacional

Consideramos el anuncio del retiro del proyecto de reforma tributaria como un triunfo de los millones de colombianos y colombianas que se han movilizado y del apoyo mayoritario que la ciudadanía le brindó al paro nacional. Sucede este hecho después de seis días de paro nacional, donde autoridades civiles, militares y policías a diario han cercenado las libertades y garantías democráticas para el ejercicio de la protesta social, que han dejado decenas de asesinados, centenares de heridos y detenidos. Sin embargo, con este anuncio, no se desactiva la movilización. La gente en las calles está exigiendo mucho más que el retiro de la reforma tributaria. El Gobierno, desesperado, busca reencauchar un nuevo proyecto de reforma acordado en el Congreso, apoyado en toneladas de mermelada, dejando al margen a quienes hemos rechazado este infame proyecto y hemos estado en las calles.

El gobierno nacional ha tenido la posibilidad de atender y resolver los reclamos de las grandes movilizaciones realizadas desde el 21 de noviembre de 2019 y de los acuerdos incumplidos con el pueblo y sus organizaciones, pero nunca se dispuso a instalar una mesa de negociación y concertación. Al contrario. Siempre estigmatizó y actuó con violencia contra los manifestantes, aunque en sus manos estuvo evitar esta tragedia. Pesó más la soberbia, sordera y pésima empatía para resolver las necesidades y urgencias de la población colombiana.

El Comité Nacional de Paro manifiesta su decisión de seguir en el paro y la movilización nacional, levantando como objetivos centrales para este momento:

- Garantías y libertades democráticas: garantías constitucionales a la movilización y a la protesta
- La desmilitarización de las ciudades
- Cese de las masacres y castigo a los responsables.
- Desmonte del ESMAD
- Negociación con el Comité Nacional de Paro del pliego de emergencia, así resumido:
1. Retiro del proyecto de ley 010 de Salud y fortalecimiento de una masiva vacunación.
2. Renta básica de, por lo menos, un salario mínimo legal mensual
3. Defensa de la producción nacional agropecuaria, industrial, artesanal, campesina. Subsidio a las PYMES y empleo con derechos y una política que defienda la soberanía y seguridad alimentaria.
4. Matrícula cero y no a la alternancia educativa.
5. No discriminación de género ni por identidad sexual y étnica.
6. No privatizaciones. Derogatoria del decreto 1174.
7. Detener las erradicaciones forzadas de cultivos de uso ilícito y aspersiones aéreas de cultivos con glifosato.


El Comité Nacional de Paro ha señalado insistentemente que los recursos para atender esas peticiones están en: préstamos del Banco de la República, uso de las reservas internacionales, renegociación de la deuda externa, eliminación de las exenciones tributarias a los grandes capitales individuales y a las grandes empresas nacionales y extranjeras. Controles a la evasión, a los paraísos fiscales y a la corrupción.

Convocamos de nuevo a toda la ciudadanía a mantener e incrementar las acciones del Paro Nacional y a realizar el próximo 5 de mayo una gran movilización democrática, pacífica, civilizada y que, con estricto cumplimiento de las normas de bioseguridad, le exija al gobierno los puntos aquí reseñados.

Queremos además ampliar la situación tan grave que tenemos de derechos humanos. Ante esto es importante que la opinión pública conozca que los medios oficiales no tienen información y que los organismos que deberían estar acompañando la protesta popular, la Personería y la Defensoría, han desaparecido y no están cumpliendo su papel. Al momento, se reportan sin consolidar muchos datos de anoche (2 de mayo): 1089 casos de violencia policial, dentro de los cuales hemos podido identificar, al menos: 124 heridos por violencia de la fuerza pública, 726 detenciones arbitrarias, 6 hechos de violencia sexual, 27 homicidios, 12 jóvenes han perdido sus ojos; más de 45 defensores de derechos humanos han denunciado que se les ha limitado su posibilidad de ejercer este trabajo y, obviamente, hay una cantidad de situaciones de las que aún no tenemos todos los datos, dadas las dificultades y los impedimentos que en el territorio se están presentando.

Llamamos al gobierno nacional a que precisamente reinstaure el Estado social de derecho, porque hoy ha dado todo el poder a las fuerzas militares, al Ejército y la Policía, buscando masacrar al pueblo colombiano.

Seguimos en la movilización y en la lucha. Convocamos a fortalecer los comités departamentales de paro, a parar para avanzar.

¡Viva el Paro Nacional!

Comité Nacional de Paro
Bogotá, 3 de mayo de 2021”

La sexta jornada consecutiva de movilizaciones se desarrolla con cortes de vías en distintos puntos del país, y sectores como los camioneros o los taxistas sumándose al paro y manifestándose en Bogotá y en otras ciudades.

Las principales ciudades del país continúan militarizadas, tras la orden dada por el gobierno el sábado 1 de mayo, pero los manifestantes continúan protestando en las calles. En Barranquilla preocupa el hecho de que la policía está interviniendo en las protestas
portando sus chalecos del revés
,lo que impide la identificación de los agentes y contraviene la normativa.

El saldo de civiles asesinados por la fuerza pública en el marco de las protestas se eleva ya a 26 personas, según ha confirmado Alejandro Lanz, codirector de la ONG Temblores, que hace parte de la red de defensores que están documentando y comprobando las denuncias de violencia policial y violaciones de derechos humanos. Esta misma ONG denuncia este lunes que hay defensores de derechos humanos que están recibiendo amenazas directas de la policía: es el caso de Cali, donde los funcionarios de la Defensoría del Pueblo no pueden acceder al barrio de Sameco, para acompañar a los manifestantes en el terreno y cumplir con su función de verificación. La Policía les ha amenazado con dispararles, si tratan de acceder a la zona.



ANTECEDENTES HASTA EL 3 DE MAYO

El presidente Iván Duque anunció el sábado 1 de mayo la retirada del proyecto de reforma fiscal que fue el detonante del Paro Nacional, una movilización sostenida desde el 28 de abril. Duque explicó que habló con los diferentes partidos políticos, gremios de la producción y otros sectores de la población y que el nuevo proyecto de reforma fiscal que será presentando al Congreso recogerá las propuestas que salieron de esos diálogos. El pueblo colombiano sigue en las calles, rechazando cualquier intento de maquillar una regresiva reforma que trata de aumentar el IVA sobre servicios y bienes de primera necesidad.

Después de una tremenda represión, con por lo menos 14 muertos reconocidos por la Procuraduría General y la militarización de las ciudades, la movilización popular ha obligado al gobierno de Colombia a cancelar la reforma fiscal concebida para beneficiar a la oligarquía.

El presidente uribista Iván Duque acumula un rechazo social de casi el 70% y ha recurrido al ejército después de la avalancha de denuncias contra la policía, acusada de homicidios y violaciones en una represión criminal.

Una represión que no ha cesado en cinco días de protestas desde que comenzó el Paro Nacional. La Procuraduría General de la Nación reconoció este domingo que 14 personas fallecieron durante las masivas protestas, aunque investiga las circunstancias. En paralelo, organizaciones no gubernamentales elevan la cifra confirmada de muertos a 21, y continúan recibiendo denuncias y haciendo gestiones de verificación, por lo que esta cifra podría aumentar.

La congresista María José Pizarro hizo este lunes, junto a representantes de organizaciones civiles defensoras de los derechos humanos un balance de la situación de derechos humanos y de la represión durante los primeros cuatro días de protesta. Las cifras son de una magnitud desbordante:

Entre el 28 de abril y el 2 de mayo se han registrado:

- 21 personas asesinadas, y se continúan confirmando más denuncias.
-200 heridos graves
- 12 pérdidas de ojos por artefactos disparados por la fuerza pública, en lo que se presenta como un patrón sistemático.
- 7 desapariciones de personas detenidas
- 10 casos de violencias sexual, incluyendo 4 violaciones.
- 940 casos de violencia policial
- 672 detenciones arbitrarias, algunas con judicialización.
- 30 casos de disparos de arma de fuego por parte de la policía.

La ciudad de Cali acumula más de la mitad de las personas asesinadas por la fuerza pública en el contexto de la protesta. Sólo en Pasto se registraron 571 detenciones.

Los defensores de derechos humanos han observado los efectos del uso en la represión de los nuevos equipamientos adquiridos para el ESMAD (antidisturbios) durante la pandemia, como unas nuevas tanquetas que lanzan gases lacrimógenos como si fueran fuegos pirotécnicos, y que se disparan contra los manifestantes sin ningún miramiento. O como un nuevo tipo de artefactos, a modo de bombas, que explotan y sacan esquirlas que producen quemaduras de hasta tercer grado. No se disparan de forma parabólica, sino directamente al cuerpo. Asímismo, se reportan varios casos de disparos al rostro y a los ojos.

En Cali, Facatativá, Ibagué y Bogotá la policía está reprimiendo las protestas a punta de bala. "La Policía actúa sin ley", es la conclusión de los defensores de derechos humanos, que siguen registrando casos de asesinato como el ocurrido este domingo 1 de mayo en la ciudad de Ibagué, del joven de 19 años Santiago Andrés Murillo, quien recibió un disparo en el pecho por un motorizado de la policía, después de que una piedra impactara en una tanqueta de la fuerza pública. Un caso que recuerda al del menor asesinado en Cali, Marcelo Agredo, de 17 años, que fue asesinado por un policía por haberle propinado una patada. "En Colombia no existe la pena de muerte", recuerdan los defensores de derechos humanos, que tras constatar la orden de matar de las fuerzas represivas, solicitaron a la población que se resguardara en sus casas en la noche de este domingo.

Una de las prácticas sistemáticas desde que comenzaron las protestas son los cortes de luz en varios puntos del territorio nacional justo antes de que entre la fuerza pública a disparar con fuego real, lo que constituye "una acción articulada al interior del Estado colombiano para garantizar la impunidad" de estas prácticas ilegales, denuncian los defensores.

En la arbitraria actuación de Duque se combinan el incumplimiento del plan de paz negociado con la guerrilla de las FARC, la impunidad que ha consentido en la matanza de los desmovilizados y de los dirigentes sociales que reclaman reformas democratizadoras, una política económica neoliberal de empobrecimiento de la mayoría y la tremenda represión de las movilizaciones populares.

Ilustración: Juan Kalvellido

En esta sección

Condenamos los bombardeos contra la Franja de Gaza y llamamos a la movilización solidaria con PalestinaHablan los jóvenes de la Primera Línea en CaliConclusiones de la Comisión de Paz del Senado en Cali Criminal bombardeo de Israel sobre Gaza deja al menos 26 palestinos muertos, 9 niñosFracasa la reunión del Gobierno con el Comité de Paro. Sigue la represión, situación crítica en Cali

Del autor/a

Hablan los jóvenes de la Primera Línea en CaliConclusiones de la Comisión de Paz del Senado en Cali Fracasa la reunión del Gobierno con el Comité de Paro. Sigue la represión, situación crítica en CaliEl bloque reaccionario contra el bloque democráticoHay que avanzar en el fortalecimiento y la ampliación de Unidas Podemos