Ni lógico ni justo Nadie es imprescindible pero muy pocos han provocado tanta preocupación a los que con su maldito poder más daño le hacen a la mayoría

José Manuel Martín Medem 05/05/2021

El que rompió el bipartidismo deja la política porque “no contribuyo a sumar”. Lo que le ahoga no es ni lógico ni justo. Solo Julio Anguita padeció una campaña de destrucción masiva como la que le han aplicado desde que puso su foto en la primera papeleta electoral. Nadie es imprescindible pero muy pocos han provocado tanta preocupación a los que con su maldito poder más daño le hacen a la mayoría. Lo que podemos es pocas veces el mejor resultado del esfuerzo. Como escribió Pablo Neruda, es mejor recordar lo que va a suceder.

En esta sección

El odio no es una opciónSin convenio colectivo en el campo de ExtremaduraEspaña concedió sólo un 5% de las solicitudes de asilo en 2020, 7 veces menos que la media europea (33%)Unidas Podemos pide precios mínimos basados en costes reales de producción contra la venta a pérdidas en el campoIU participará en la Marcha por la Libertad del Pueblo Saharaui

Del autor/a

Los pobres que no se ven pero te miranEsclavas del OpusEn Perú puede ganar la izquierda mientras en Colombia la oligarquía feroz dispara contra la democracia y la justicia socialEl asesinato de Jesús Santrich es otra operación clandestina del Ejército de ColombiaLa responsabilidad criminal de la información sobre Colombia