Enrique Santiago: 'Ceuta no puede ser una ciudad sostenida simplemente por los salarios de los servidores y funcionarios públicos'

El Foro de Ceuta . Paloma F. Coleto 11/05/2021

Enrique Santiago (1964) es el secretario general del Partido Comunista de España, parlamentario del grupo de Unidas Podemos y portavoz de Izquierda Unida, desde el pasado mes de abril se encuentra al frente de la secretaría de Estado para la Agenda 2030.

Es licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid, Master en Dirección y Administración de Fundaciones y Entidades no Lucrativas por la Universidad Autónoma de Madrid, Master en Derecho Financiero y Tributario (CEF), Diplomado en Derecho del Trabajo y Seguridad Social (CEF) y en Derecho Internacional Humanitario y Derecho de Asilo y Refugio, por la Universidad Carlos III de Madrid.

Esta semana ha visitado Ceuta para asistir al homenaje que la UGT ha rendido a su abuelo, Santiago Araujo, médico durante la República que fue ejecutado por el franquismo en 1936. Durante sus tres días de visita a la Ciudad Autónoma aprovechamos para hablar con él sobre la actualidad política nacional y local, el futuro del Partido Comunista, los resultados de las elecciones madrileñas, así como de la situación económica y social de Ceuta.

SOBRE EL PARTIDO COMUNISTA DE ESPAÑA

¿Cómo es el presente del PCE? ¿Y su futuro?


El presente es demasiado parecido a otros momentos históricos, donde el partido ha tenido que jugar un papel determinante, momentos en los que la Democracia, las libertades públicas y los derechos de los trabajadores han estado mas amenazados. Este año cumplimos 100 años y, en 100 años, tres veces han ilegalizado al Partido Comunista de España, creo que tenemos el récord en este país, y tres veces nos han tenido que volver a legalizar, porque al final los procesos populares han obligado a ello, no porque nos hayan regalado esos derechos.

El PCE siempre ha sabido anteponer los intereses colectivos de nuestro pueblo a sus propios intereses y eso muchas veces lo hemos pagado con crisis, escisiones, enfrentamientos… pero, repasando nuestra historia, estamos muy orgullosos de ello y lo volveríamos a hacer como lo estamos haciendo.

Hoy día nos encontramos en que otra vez un bloque democrático, una alianza de fuerzas democráticas, se une para parar el mayor peligro que tiene España ahora, que es el ascenso de los movimientos ultraderechistas y del fascismo, que pensábamos que habían sido enterrados definitivamente en el basurero de la Historia, pero vuelve a surgir en una situación de crisis económica.

El futuro depende de lo útiles que seamos, ojalá que dejemos de ser útiles porque hayamos conseguido la sociedad a la que aspiramos: una sociedad socialista, con garantías de derechos para todo el mundo y con plenas libertades, hasta entonces, seguimos trabajando.

En octubre de 2020 celebraban su Conferencia Política, principalmente para definir su política de alianzas y acordaron construir una unidad popular y potenciar Unidas Podemos más allá del actual modelo de convergencia, así como la necesidad de seguir desarrollando IU en la perspectiva de ir generando un movimiento político y social mucho más amplio, con más base social y más militancia ¿Cómo se materializa esto?

Se materializa atendiendo primero a los problemas concretos, teniendo toda la presencia posible en el conflicto social, pero de forma coordinada con el resto de fuerzas políticas con el que construimos este espacio de alianza que es Unidas Podemos.

El PCE a lo largo de su historia, impulsó las alianzas obreras que dieron lugar a la República, el Frente Popular, la Junta Democrática frente al franquismo, posteriormente Izquierda Unida, donde están vinculadas muchas personas que no son estrictamente comunistas a la creación de un espacio más amplio, a ir ampliando la base organizativa, porque además, la organización política es una herramienta fundamental en la medida en que agrupa, organiza, forma y prepara a personas que intentamos que se eleve su nivel de consciencia ante la realidad cada día más compleja, y nuestro futuro está vinculado a la estabilización, crecimiento y estructuración de Unidas Podemos sin ningún género de dudas.

El PCE es una fuerza muy comprometida con la estructuración, el fortalecimiento y el desarrollo de UP.

ELECCIONES MADRID

¿Qué ha pasado en Madrid?


En Madrid lo que ha pasado es que la Izquierda no ha sido capaz de sacar del Gobierno a una derecha tremendamente populista y cada día más trumpista, más vinculada a posiciones de ultraderecha. Unidas Podemos ha crecido un 30%, otra fuerza de izquierdas, Más Madrid, también ha crecido y nadie esperaba este retroceso del partido socialista, corresponde a los compañeros socialistas hacer su análisis de qué es lo que ha ocurrido. En todo caso lo que no hemos conseguido es variar la situación: son 25 años de gobierno del Partido Popular. Ahora, tenemos dos años para ver cómo abordamos la situación.

¿Son extrapolables los resultados de las elecciones madrileñas al resto del territorio estatal?

En absoluto, Madrid es cada vez una realidad más diferencia al resto del país. En Madrid, debido a las política de dumping fiscal, neoliberales, de abandono de los servicios públicos, especialmente de la Educación, la Cultura, se ha ido perdiendo la conciencia de muchos sectores trabajadores y se ha traído mucha población, que no era de Madrid, pero que ha acudido simplemente para aprovechar beneficios fiscales, es decir, sectores que tienen patrimonios más abultados de la media. En este sentido, Madrid se convierte en una excepción, en una anomalía que va a ser un problema para la vertebración de nuestro país en muy poco tiempo.

Además es un modelo de gobierno autonómico muy desleal y muy poco respetuoso con el reparto de competencias que establece la Constitución Española, una administración que como no gestiona los servicios públicos, lo que se dedica muy prioritariamente a atacar al Gobierno de España.

Nosotros vamos a seguir trabajando y en todo caso, el resultado de las elecciones en Madrid, va a servir para fortalecer el Gobierno de coalición, porque solo queda esta alternativa para mantener el Escudo Social, poder construir políticas que cubran las necesidades de nuestro pueblo, y frente a esta alternativa solo cabe hoy un gobierno de la derecha con la ultraderecha, con lo cual, ante eso, el Gobierno de coalición es la barrera de defensa de la Democracia y las elecciones a la Comunidad de Madrid, si alguien tenía dudas, han garantizado que vamos a acabar la legislatura y que no va a haber elecciones anticipadas en este país.

¿Qué supone el triunfo de Ayuso, la dimisión de Iglesias, el sorpaso de Más Madrid al PSOE y el fascismo de Vox para la política española?

Lo más preocupante de todo esto es, primero, el desplazamiento del PP hacia políticas trumpistas y cada vez más ultra derechistas y a tremendamente neoliberales, el corazón democristiano que había en el Partido Popular cada vez está más oculto y eso en el Parlamento se ve día a día.

Yo tengo debates con dirigentes del Partido Popular a los que les tengo que recordar palabras y posiciones inclusivas de todas las fuerzas políticas que mantuvieron durante la transición. Por ejemplo, el señor Herrero Miñón, uno de los padres de la Constitución y dirigente del Partido Popular durante muchos años, defiende o ensalza la contribución a la consolidación a la Democracia del Partido Comunista de España, mientras que hoy el Partido Popular tiene un discurso propio de la Falange, anti comunista primario, anti izquierdas y calificando de comunistas a todo aquello que no es exactamente igual a la política que ellos defienden.

Eso es lo que más nos tiene que preocupar, un intento del Partido Popular de ocupar el espacio de la ultraderecha que cada día es más extenso.

Todo lo demás… pues que la izquierda se fortalezca es buena noticia, y máxime si somos capaces de construir alianzas. Que el Partido socialista retroceda si eso no tiene un incremento correlativo en la izquierda, pues eso no es buena noticia, si ese voto va a otras opciones conservadoras no es buena noticia, y eso es en lo que hay que fijarse.

En Unidas Podemos no tenemos problemas de liderazgo, tenemos múltiples liderazgos cada vez más feminizados, tenemos personas jóvenes con muchos años por delante que están haciendo un trabajo brillante en instituciones, Parlamento y movimientos sociales, y tenemos mucho banquillo.

UNIDAS PODEMOS EN EL GOBIERNO

¿Qué ha ganado la democracia con la entrada de Unidas Podemos en el Consejo de Ministros?


La erradicación de las políticas neoliberales y de las políticas de debilitamiento y recorte de los servicios públicos, eso es una constatación.

Cualquiera que compare cómo se solventó la crisis de 2008-2009 a cómo se ha solventado esta, con la puesta en marcha del Escudo Social, en Unidas Podemos trabajamos cada día para que este Escudo sea más fuerte, más estable, más extenso y alcance a más personas, pero en el Gobierno hay dos almas, y aún así las diferencias se han superado.

Los ERE se habían utilizado para acabar con el empleo, y nunca se habían utilizado los ERTE para mantener empleo, aunque era un instrumento que ya estaba en la legislación, que nadie se ha inventado.

El ministerio de Trabajo, dirigido por la compañera Yolanda Díaz, por Unidas Podemos, ha conseguido preservar 3 millones de puestos de trabajo en este país, que se dice pronto, y hoy todavía, en un momento de salida de la pandemia, está manteniendo 1 millón de puestos de trabajo.

Hoy se anunciaba [la entrevista se realizó el pasado jueves, 6 de mayo], que prácticamente está muy cerca de cerrarse la prórroga del acuerdo de los ERTE hasta finales del mes de septiembre, acabamos de prorrogar el Escudo Social hasta el mes de agosto, y todo es susceptible de ir mejorando…

Hemos creado un nuevo derecho, el Ingreso Mínimo Vital, estamos creando el derecho a una muerte digna, hemos derogado el artículo 315 del Código Penal, que criminalizaba el derecho de huelga, tenemos en marcha muchas reformas, como los bonos energéticos que van a permitir que no haya ninguna familia en nuestro país que sufra cortes de energía, hemos aprobado una Ley de Infancia que no existía, o las leyes que se están trabajando desde el ministerio de Igualdad… y eso son políticas claramente de Unidas Podemos.

España ahora mismo es un modelo en Europa en cuanto a políticas de Igualdad y políticas Sociales.

Y qué pasa con la Ley de vivienda, la derogación de la Ley Mordaza, de la Reforma Laboral, el aumento del Salario Mínimo Interprofesional…

Por partes…, al Salario Mínimo Interprofesional (SMI) le hemos dado una subida bastante importante, más de un 20% en un año y medio, desde que entramos en el Gobierno, y nuestra posición es que el SMI tiene que llegar al 60% del salario medio de nuestro país ya, y ya es en un par de ejercicios. Este año no ha sido posible la subida porque no encontramos suficiente apoyo en el otro socio de Gobierno, pero también es verdad que este año hemos aprobado unos Presupuestos Generales del Estado que han enterrado unos Presupuestos prorrogados de Rajoy y que tienen más de un 20% de subida en la inversión pública… en todo caso vamos a incidir en el objetivo de que entre el 2022 y el 2023 conseguir que el SMI llegue al 60% del salario medio.

La Reforma Laboral, no voy a adelantar, pero las previsiones son buenas respecto a poder aprobar la Reforma Laboral en los términos que viene defendiendo el ministerio de Trabajo (freno a la desregulación laboral, reducción de la precariedad, reducir los modelos de contratos temporales y precarios y la recuperación del valor de la negociación colectiva) y además con amplio consenso de sindicatos y esperamos que también de patronal. En breve habrá un acuerdo, porque la Unión Europea ya ha manifestado que no tiene nada que manifestar, porque son políticas del Gobierno español en ejercicio de sus plenas soberanías.

La Ley de Vivienda, está muy avanzada en negociaciones, mi impresión es que nuestro socio de Gobierno no quería que se aprobase durante la campaña electoral madrileña, pero ésta ya ha acabado y en breve esperamos que esté, porque es una ley que va a limitar el precio de los arrendamientos.

En materia de libertades públicas (Ley de Seguridad Ciudadana), nosotros la verdad creemos que va muy lento el calendario de reformas comprometido en el acuerdo del Gobierno de coalición, y esto es algo que estamos incidiendo permanentemente a nuestros socios de Gobierno. Hubo mucho acuerdo al finalizar la XII legislatura (abril de 2019) y no entendemos que esto no se haya sacado adelante, y estamos todo el día recordándoselo a nuestro socio de Gobierno.

La Reforma del Código Penal, relativos a los delitos de libertad de expresión, que son los que están motivando el encarcelamiento en nuestro país de personas por poner comentarios en las redes sociales, por letras de canciones, o por hacer comentarios sobre la Jefatura del Estado, al margen de que se esté de acuerdo o no, eso es lo que tiene una democracia, no puede ser delito pronunciar frases incluso desafortunadas, porque sean groseras o porque no sean políticamente correctas, pero bueno, en la democracia hay un principio, que es el de mínima intervención del Derecho Penal, y en el ámbito europeo, occidental democrático, en ningún país se va a la cárcel por la letra de una canción, esto no puede ser.

Ante las dificultades para poner en marcha una propuesta conjunta, Unidas Podemos ya ha registrado su propuesta en el Parlamento hace ya dos o tres meses y vamos a impulsarla, ojalá consigamos llegar a un acuerdo con el Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso para impulsarla, pero en eso estamos ahora mismo.

Nosotros no tenemos la mayoría del Gobierno en estos momentos, pero trabajamos por mejorar las condiciones de vida de los españoles.

Existe la creencia, basada en distintas experiencias, de que, tras un gobierno de coalición, el socio mayoritario sale reforzado mientras que al minoritario se le hace responsable de todo aquello que no se ha logrado. ¿Cree que la población está valorando lo suficiente el papel de UP en el Gobierno de coalición?

Eso se verá en las próximas elecciones, creo que cualquier persona que tenga mínima inteligencia y sensibilidad social se da cuenta de que los grandes grupos económicos y los medios de comunicación que los defienden invierten mucho en desacreditarnos y atacarnos, y eso significa que algo estamos haciendo bien, desde luego si no estuviéramos haciendo nada, si no estuviéramos trabajando por mecanismos eficaces de redistribución de la riqueza, de corrección de las desigualdades, pues aquellos que son poderosos y que lo son porque tienen privilegios y no quieren perder esos privilegios, no perderían tanto tiempo en atacarnos y en golpearnos.

Estamos dispuestos a correr ese riesgo, porque lo que no toca y no corresponde es lo que se ha intentado desde ámbitos que incluso denominados progresistas, es presionarnos para que diéramos nuestros votos gratis al partido socialista para que continuara haciendo políticas tendentes a alcanzar alianzas con fuerzas de la derecha como Ciudadanos, o políticas neoliberales… Y a eso no estamos dispuestos.

Me parece que con un 10% del Parlamento, lo que estamos consiguiendo en proporción es bastante importante, si tuviésemos el 50% haríamos muchas más cosas, yo animo a los que nos exigen que hagamos más cosas a que nos den más apoyo con más diputados y diputadas.

Vemos a la extrema derecha completamente envalentonada, desbocada, faltona con la democracia, no solamente con la izquierda, y además a bastantes sectores de la población que están asumiendo ese discurso, ¿en qué posición nos deja todo esto?

Cuando acabó la XII Legislatura no pensábamos tener que retroceder a una situación similar a la de la Transición, donde tuviésemos que defender valores básicos de la democracia las libertades públicas, incluso las normas mínimas de convivencia, no es asumible que en el Congreso hayamos tenido que soportar propuestas de ilegalización de todos los partidos políticos menos de los de derechas, como ha presentado Vox. Esa es su visión de la Democracia, una visión excluyente, o sea, el que no piense como yo o parecido no tiene derecho a disfrutar de la democracia.

No es normal que fuerzas que se dicen democráticas mantengan que el gobierno de la dictadura franquista era un gobierno mejor que este gobierno, como se ha dicho desde la tribuna del congreso. No es normal que fuerzas herederas de los sectores sociales y políticos que mantuvieron 40 años de dictadura y que asesinaron durante esos 40 años, por el mero hecho de tener ideas distintas, torturaron, fusilaron, enviaron al exilio, pretendan denostar o insultar a las fuerzas políticas que trajeron la Democracia a España, como las fuerzas de izquierda y en especial el Partido Comunista de España.

Francamente no pensábamos que a estas alturas de la Historia, cuando la humanidad ha conocido las consecuencias del nazifascismo, la mayor tragedia que ha vivido la Historia de la humanidad con 50 millones de muertos, que se dice pronto, por los genocidios y holocaustos que han provocado por todo el planeta, pues no es normal que tengamos que estar así.

Tenemos un problema de Memoria en este país, evidentemente y eso es el resultado de no haber hecho las correspondientes políticas de memoria.

CEUTA Y LA FRONTERA SUR

Ceuta está a la cabeza del fracaso escolar, el desempleo juvenil (a nivel europeo), población en riesgo de exclusión. Sin embargo, apenas existe movilización social. Usted es Secretario General del Partido Comunista de España y ha militado toda la vida a favor de la extensión de derechos. ¿Qué ingredientes son necesarios, y parece que faltan en Ceuta, para que una población se movilice políticamente?


Las sociedades que han perdido su capacidad de concentraciones de trabajadores de un trabajo colectivo, son sociedades que pierden mucho la conciencia de cambio y la conciencia de clase.

Lo que nos enseña la Historia es que los trabajadores cuando están conviviendo en un ámbito que comparten, donde comparan su situación con otras situaciones, tienden a la organización. En la medida que desaparece la industria y los centros de trabajo, o donde hay menos empleo, es más difícil organizar a los trabajadores.

Y, ¿de qué manera se puede recuperar esa concentración de trabajadores en Ceuta?

Hace falta una intervención pública coordinada de todas las Administraciones, y trabajar en un mismo sentido.

He estado hablando con determinados representantes públicos sobre la posibilidad de poner en marcha centros para una mejor formación profesional, adaptada a las exigencias tecnológicas y de la sociedad de la información, pero hay que pensar en un proyecto estratégico, para que Ceuta ocupe un lugar específico, identificado, en un sistema que tiene que ser todo el Estado. Es muy difícil buscar una alternativa para Ceuta de forma aislada. Tiene que encajar en un Plan de proyecto estratégico.

Aquí nos encontramos también una diferencia en la forma de abordar estos problemas por la izquierda y la derecha. La derecha, como lo deja todo al libre mercado y al “dejar hacer”, pues espera como que la Providencia venga a arreglar esos problemas, y no, en un mundo globalizado se tiene que pensar de una forma globalizada y coordinada.

¿Dónde cree que podría estar la solución?

Nosotros creemos que la solución a Ceuta es reforzar sus vínculos, en este momento, para abordar los planes de reconstrucción con la Administración central del Estado, si la administración local de Ceuta comete el error que han cometido algunas administraciones autonómicas, de entrar en una disputa con el Gobierno de España, pues eso lo pagarán los ceutíes y las ceutíes y lo pagará la ciudad, y posiblemente se empobrecerá más.

Ahora mismo es básica esa coordinación y el Gobierno de España está dispuesta a poner en marcha esos planes estratégicos de desarrollo, para que esa oportunidad que dan los fondos de reconstrucción, en una ciudad como Ceuta supongan más posibilidades de formación, pero sobre todo una especialización productiva.

Estás en Ceuta porque la UGT ha rendido homenaje a tu abuelo, Santiago Araujo, médico asesinado por el franquismo, ¿por qué cree que a pesar de que Ceuta fue mayoritariamente de izquierdas en la República, con un alcalde incluso comunista, hoy puede ser uno de los nichos de la extrema derecha?

Durante la Segunda República, Ceuta fue un lugar de concentración de trabajadores y trabajadoras de toda España, porque había unas políticas de expansión y construcción en el Protectorado español y Ceuta se convirtió en la capital de facto -no política- del Protectorado, y eso explica esa importancia que tenía el sindicato, la UGT, que era de una manera el centro de la vida social, política, institucional de Ceuta.

En la Casa del Pueblo del partido socialista y en la sede de la UGT, se reunía lo más activo de la sociedad de Ceuta para mejorar las condiciones de vida. Mi abuelo iba por allá a dar charlas de salud pública, pero otras personas iban a trabajos culturales…

Hoy día Ceuta es un modelo de plaza militar y tiene que ser una ciudad que ocupe su lugar, no se si realmente hay un debate sobre esta realidad en la sociedad ceutí sobre este tema.

¿Cuál sería el proyecto para sacar a Ceuta de la crisis en la que está inmersa?

Ceuta no puede ser una ciudad sostenida simplemente por los salarios de los servidores y funcionarios públicos. Creo que se ha constatado que esa ficción que ha producido ese comercio peculiar transfronterizo, en un momento como este con la frontera cerrada, ha desaparecido y ha provocado una serie de crisis.

Ceuta tiene desventajas, como el estar aislada de la Península y la lejanía, pues habrá que ver cómo en un mundo más interconectado, cómo esas desventajas se pueden convertir en ventajas, pero hace falta pensar en colectivo, con un proyecto de país y con Ceuta vinculada al resto de España.

A Ceuta llegan casi 400 millones de euros, no se qué ciudad de España con 80.000 habitantes tiene un presupuesto de 400 millones de euros, entonces la pregunta es ¿qué hacen aquí con el dinero? Porque un 30% de desempleo, evidentemente no es una buena gestión, atendiendo a los resultados, en una ciudad que además hay muchas competencias que no son de la Ciudad Autónoma, como la Educación y la Salud, que no tienen ni que financiar eso…

Creo que la sociedad ceutí tiene que darse cuenta de que el modelo de Gobierno que se ha llevado hasta ahora no ha dado el resultado que debería haber dado, ahí la decisión ya la tienen que tomar los ciudadanos y ciudadanas de Ceuta.

UP antes de entrar al Gobierno clamaba por el fin de las devoluciones en caliente, sin embargo desde que forman el gobierno de coalición se conocen, al menos 4 devoluciones, una de ellas supuestamente de un menor de edad, ¿ha renunciado UP a criticar las políticas migratorias del ministro socialista?

En absoluto, seguimos clamando contra las devoluciones en caliente. De hecho tenemos un problema porque además discrepamos tremendamente de las últimas resoluciones del Tribunal Europeo de Derechos Humanos en esta cuestión, pero tremendamente.

Creemos que el TEDH se ha equivocado profundamente, porque no puede haber excepciones en la protección de derechos fundamentales, la última sentencia del Tribunal Europeo habla de excepciones, además sin establecer cuáles son los mecanismos para establecer esas excepciones, con lo cual, al final se está institucionalizando la arbitrariedad en frontera y eso no puede ser.

Unidas Podemos hemos mantenido una posición muy clara en la reivindicación de la Sentencia del Tribunal Supremo sobre el libre transito de Ceuta a la Península de los solicitantes de asilo admitidos a trámite, la información que tengo es que esto ya se está corrigiendo y que ya se está permitiendo este tránsito. Bueno, ha sido por orden judicial, era algo desde mi punto de vista como jurista obvio, porque estaba establecido en la ley y bien está lo que bien acaba.

Nosotros hemos manifestado nuestra oposición totalmente contraria a que en territorios del Estado con la limitación física se conviertan en puntos de concentración de personas extranjeras, estamos absolutamente en contra de lo que está pasando en Canarias, además creemos que esas políticas erróneas lo único que van a hacer es propiciar que pesquen en río revuelto las fuerzas populistas de la ultraderecha.

España ha perdido población, según el último censo publicado, para quien diga esa estupidez ultraderechista de “aquí no cabe todo el mundo”. No, cabe más gente, porque de hecho hay 3 millones de españoles que se han tenido que ir a vivir y trabajar fuera de España. Hasta que otros países europeos no apliquen las políticas que la ultraderecha exige que se apliquen en España, porque cuando las apliquen, nos van a devolver a esos 3 millones de españoles.

Pero un país que pierde población, que tiene recursos de acogida sin ocupar en la península, no tiene ninguna lógica que haya una concentración de personas en Canarias, Ceuta o Melilla. Además, tenemos incluso un problema de mantenimiento del sistema de Pensiones, que es un sistema de transferencia generacional, que para que los jubilados de hoy tiene que haber más personas en activo que cobrando la pensión y si perdemos población, y no dejamos que entren personas de otros países y trabajen y produzcan, al final nuestros jubilados no van a cobrar sus pensiones. Las matemáticas son implacables.

Que las políticas migratorias también dependen de otros factores, de tensiones políticas, de seguridad, efectivamente, eso es cierto, ahora el reto es saber combinarlas y ante poner sobre todo la protección de los Derechos Humanos.

Vemos como el Gobierno sigue invirtiendo en militarización y control de la Frontera Sur, en la externalización con acuerdos con Marruecos pese a tener denuncias de los movimientos sociales por no respetar los derechos humanos, además vemos el apagón informativo de Salvamento Marítimo, y las trabas que tenemos los periodistas para informar desde el terreno y la obtención de datos oficiales con todo lo relacionado con las migraciones, hay una política de opacidad que llama mucho la atención de un gobierno progresista en coalición… ¿Cómo encajan estas políticas con Unidas Podemos?

Eso no nos gusta, ni estamos de acuerdo, pero desgraciadamente lo que no vamos a hacer es dejar el paso a que llegue la ultraderecha al Gobierno porque no tengamos la suficiente fuerza para hacer otras políticas en el Gobierno.
Nosotros tenemos 35 diputados y diputadas y esa es la fortaleza que tenemos, y tenemos que ir priorizando objetivos poco a poco.

Eso no significa que no dejemos claro que no nos parece que esas políticas que se están haciendo sean correctas y nos parece además, que ante crisis de Derechos Humanos estos se anteponen ante muchísimas cuestiones, que hoy día no se están anteponiendo.

¿Nosotros qué estamos haciendo? Pues buscando soluciones a cada uno de esos problemas de forma concreta.

Después del primer colapso por tránsito de las políticas migratorias en Canarias, las personas que están en situación de vulnerabilidad que llegan a Canarias están siendo trasladadas a la península, ahora llega la gran pregunta ¿quiénes están en situación de vulnerabilidad o no? Pues nosotras y nosotros vamos trabajando para que los criterios de vulnerabilidad realmente incluyan a todas las personas vulnerables. Y partimos de una premisa, el que no es vulnerable no sale de su país y no viene a España jugándose la vida en el mar en una patera.

Con eso está todo dicho.

AGENDA 2030

¿Qué es la Agenda 2030? ¿Qué objetivos te marcas como secretario de Estado?


Es muy fácil de explicar: es garantizar todos los derechos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos a todas las personas, eso es la Agenda 2030, y la comunidad internacional se ha dado 10 años para hacerlo o para mejorar sensiblemente ese acceso a derechos.

Tenemos recursos inteligencia, medios, tecnología para garantizar cosas más sencillas, que es que los casi 8.000 millones de habitantes que tiene nuestro planeta puedan tener una vida digna. No aspiramos a que todo el mundo ni sea rico entendido como hoy, ni tenga los niveles de consumo que se tienen hoy en las sociedades occidentales capitalistas, porque tampoco esos niveles de consumo son lógicos, sostenibles, ni es una forma de vida saludable.

La Agenda 2030 consiste en marcarse unas metas como país, construidas colectivamente con todas las administraciones Públicas y con consultas a la sociedad civil, y esas metas se depositan en común las Naciones Unidas.

Son 17 retos, van desde el primero que es acabar con la pobreza a un desarrollo industrial de nuevo tipo adaptado a un marco de transición ecológica, trabajo digno, acceso a la vivienda, generalización del agua…

No es una agenda para cumplir mañana ni en una sola legislatura, es una agenda para cambiar el mundo y para garantizar los Derechos Humanos a todas las personas.

No es algo que pueda hacer un secretario de estado, ni parece sencillo que eso lo haga un Ministerio, por eso las competencias de la secretaría de Estado que yo dirijo son competencias transversales que afectan a todos los Ministerios y nuestra obligación, de alguna forma, es empujar a todos los ministerios a que acepten esos compromisos y que sus políticas lo vayan cumpliendo.

¿Se pueden hacer efectivas políticas comunistas en un país como el nuestro y con un gobierno de coalición?

Alcanzar el Comunismo en un Gobierno es complicado, porque… ¿qué es el Comunismo? Es alcanzar una sociedad sin clases, donde todo el mundo tenga atendidas sus necesidades y todo el mundo aporte según sus capacidades. Eso es una aspiración el PCE defiende una aspiración de un mundo en hermandad y una forma de producción armónica que respete el planeta y armónica con su entorno y garantía de todos los derechos de todas las personas.

Sabemos que eso no se consigue de un día para otro, y si es difícil poner de acuerdo un país, imagínate poner de acuerdo a toda la humanidad. Eso hay que hacerlo colectivamente…

El papel del Partido Comunista es ir adoptando medidas que corrijan las grandes desigualdades y que garanticen la democracia, entendida como la defensa y el respeto de todos los derechos fundamentales.

Fuente: elforodeceuta.es

En esta sección

El odio no es una opciónSin convenio colectivo en el campo de ExtremaduraEspaña concedió sólo un 5% de las solicitudes de asilo en 2020, 7 veces menos que la media europea (33%)Unidas Podemos pide precios mínimos basados en costes reales de producción contra la venta a pérdidas en el campoIU participará en la Marcha por la Libertad del Pueblo Saharaui

Del autor/a

Enrique Santiago: 'Ceuta no puede ser una ciudad sostenida simplemente por los salarios de los servidores y funcionarios públicos'