Pujol, ladrón hasta el final

Martín Sagrera Capdevilla 03/06/2021

Cuando Pujol iba a entrar en la Audiencia Nacional, un ciudadano encartelado le gritó “¡Lladre, ladrón!”. Sigo diciendo lo mismo ahora, cuando, no pudiendo robarnos más dinero, ese infame ex presidente, que tanto ha dañado a Cataluña y a toda España, intenta en vano robarnos la verdad con sus falsísimas memorias.

Mentira es que empezara a “faltar” no declarando una increíble herencia de cuatro millones, cuando está probado que ese dinero provenía de comisiones ilegales. Décadas antes ya había robado a lo grande con Banca Catalana. Y que quisiera haber declarado esa “herencia” pero que la culpa de que no lo hiciera -¿cabe más repugnante hipocresía?- la teníamos los catalanes por los que se preocupaba (¡y tanto!) demasiado. O sea, que la culpa es de su increíble patriotismo. Desde luego, no cabe duda de que Pujol quería a Cataluña pero para él y su familia, calculando la policía los robos de esa mafia en 290 millones.

Si Pujol tuvo que destapar los millones de Andorra fue porque ya lo había hecho la prensa y estaba siendo investigado por la policía. Y encima se puso más chulo que nunca: ”¿Qué coño es eso de la UDEF?”. Y amenazando descaradamente con tirar de la manta contra todos los poderes del Estado: “Si caen las ramas, caerán todos los nidos”.

En lo único en lo que estoy de acuerdo con él es en que yo también pensaba que tras ese mayúsculo escándalo se abrirían los ojos de los independentistas y se acabaría esa máxima locura y ruina nuestra. Y también pequé de ingenuo creyendo menos corruptos y más justicieros a los poderes del Estado porque sólo siete años después empiezan lentamente a juzgarlo a él y a su mafia para después tal vez indultarlo. ¡Qué pena, nuestro país!

En esta sección

Hay que ensanchar en Cuba la democracia socialistaNi una menos, siempreSalvemos DoñanaMehdi Ben Barka, una vida de compromiso con los valores universalesRespondiendo a Vox y a su Ley de la Concordia 'Memoria Histórica, amenaza para la paz en Europa'

Del autor/a

La Iglesia del abortoCarne contra carneRonaldo 2 / Coca-Cola 0Transición y amnistíaMejorar la democracia