Recurso ante el Tribunal Supremo contra Aquona

Luis Ruiz 19/06/2021

Continúa la lucha incansable por parte del sindicalista despedido de la empresa concesionaria de los contratos públicos de redes de distribución de agua y saneamientos en Ciudad Real, Aquona Gestión de Aguas de Castilla SAU, llevando recientemente este asunto ante el Tribunal Supremo.

AQUONA es una empresa donde constituir una sección sindical y plantear una plataforma de convenio colectivo conduce inexorablemente a ser despedido.

Recordemos los hechos. Tras un año de intensa lucha sindical, reclamaciones y encontronazos con los representantes de Aquona y su comité de empresa durante todo el 2019 de este representante de los trabajadores y miembro de la sección sindical (SIBF), en su permanente pelea por los derechos de los trabajadores amparados por un convenio desigual para distintos ámbitos y puestos, Víctor, tras 13 años de trabajo fue fulminantemente y sin previo aviso despedido el 19 de diciembre de 2019 con una carta de despido objetivo y organizativo que casualmente sólo le afectó a él, carta amparada por la infame reforma de la ley laboral.

En enero de 2019, Víctor fue nombrado miembro de la sección sindical en asamblea por todos los trabajadores afiliados al SIBF y posteriormente fue comunicado a Aquona Ciudad Real. Con sus compañeros, emprendieron varios escritos y acciones exigiendo el cumplimiento del convenio por igual para todos los trabajadores e incluso Víctor redactó un borrador de convenio nuevo y consensuado por sus compañeros. Pidieron legalmente poder estar presente en la negociación del nuevo convenio colectivo como sección sindical, ya que ostentan un porcentaje amplio de afiliados y representados pero no se lo permitieron ni la empresa ni el comité. En marzo de 2019, Víctor interpuso una demanda contra Aquona por reclamación de subida de categoría que hasta entonces la empresa estaba obviando tras muchos escritos del afectado y de sus compañeros de trabajo reclamando las categorías pertinentes por las funciones realizadas.

Por el despido se organizaron en Ciudad Real concentraciones y acciones de protesta. Posteriormente el caso fue llevado al pleno del Ayuntamiento de Ciudad Real por el SIBF para denunciar ante los ciudadanos la forma de proceder de la empresa que está gestionando contratos públicos, recibiendo como respuesta por parte de los representantes políticos de la ciudad que "el actual equipo de gobierno no puede intermediar ante la forma de proceder de empresas privadas con sus trabajadores".

Tras una sentencia en segunda instancia del TSJ de Albacete hace unos días, que a juicio de los representantes legales y sindicales de Víctor Manuel Gómez es contradictoria y poco más que una balsa de aceite para Aquona, este feo asunto se eleva al Tribunal Supremo. Aquí os dejamos algunos extractos de dicha sentencia, juzguen ustedes mismos:

- DECIMO.- En el BOE publicado el 08.04.2015 se anuncia

el depósito de los estatutos del sindicato denominado

“Sindicato Independiente de Bomberos Forestales de Castilla La

Mancha “(SIBF en adelante).

El 01.02.2019 ( por error consta 2018) D. Isaac Viñas Ruiz

Secretario de Acción Sindical del SIBF remitió comunicación

a la empresa adjuntándole debidamente registrada ante la

Autoridad Laboral el nombramiento del trabajador miembro de

la Sección Sindical del SIBF, en la empresa de acuerdo a lo

convencionalmente establecido y conforme a la Ley Orgánica

11/85 de Libertad Sindical, solicitando que dado que van a

negociar el convenio colectivo se cuente en las reuniones

del comité y negociaciones con dicho representante de los trabajadores.-


_DECIMO TERCERO.- El demandante no ostenta la condición de

legal representante de los trabajadores.-


En una contradicción muy llamativa, por un lado esta sentencia le otorga claramente el cargo de representante de los trabajadores y reconoce la legalidad del nombramiento de la sección sindical constituida para Aquona en Ciudad Real por el sindicato SIBF (SINDICATO INDEPENDIENTE DE BOMBEROS FORESTALES) en enero de 2019 pero por otro lo niega. Una vez reconocido este cargo, todo este procedimiento y este fulminante despido hubiera quedado desestimado desde su inicio como viene recogido en el Estatuto de los Trabajadores. Juzguen ustedes mismos hacia donde se inclina la balanza desde el principio.

Dicha sentencia rebaja claramente su actividad sindical y se posiciona a favor de la mercantil, dando por válida la amortización de un único puesto de trabajo como causas objetivas y reorganizativas, cuando además se demostró que Gómez era quien menos conducía el camión amortizado. Víctor siempre dejó claras sus intenciones de presentarse como candidato a las elecciones del comité de empresa pero antes emprendió una batalla por la defensa de los derechos laborales de sus compañeros a cara descubierta. El apoyo y el reconocimiento por parte de sus compañeros de trabajo se manifestaron en ocho concentraciones en la puerta del Ayuntamiento de Ciudad Real.

Todo huele a rancio desde el primer día en que un trabajador honrado exigió sus derechos y decidió dar un paso adelante afiliándose a un sindicato independiente y enfrentándose al planteamiento desigual del convenio colectivo de esta empresa que gestionaba un sector determinado de sus trabajadores.

Según el propio sindicato "seguiremos denunciando estos hechos e investigando hasta que salgan a la luz los verdaderos intereses de que Víctor no regrese a su legítimo puesto de trabajo y mucho menos como delegado sindical de un sindicato independiente e íntegro".

El caso ha cambiado de letrados, pasando a manos de Olga Sainz de Aja y Anabel Segado, del PCE, quienes formalizarán el Recurso de Casación ante el Tribunal Supremo.

En esta sección

El diputado Bustamante visita la fosa común de Cañada RosalEl último sprint de Miguel Durán, la ONCE y la responsabilidad del Estado (4)Por los tres albañiles asesinados durante la huelga de la Construcción de 1970Granada: la memoria como espacio de unidad popularIU registra en las Cortes C-LM una propuesta para bajar las ratios escolares y aumentar el número de docentes

Del autor/a

Recurso ante el Tribunal Supremo contra AquonaAquona contra la libertad sindical