Diputado en el Congreso y Secretario Político del PCA SevillaMiguel Bustamante: ‘Desde los cargos públicos tenemos que trabajar para construir organización y Partido’ Tenemos que vertebrar Unidas Podemos desde las bases, desde los barrios, desde los municipios y trabajando codo con codo en unidad con la militancia de Podemos

Gema Delgado 21/06/2021

Miguel Bustamente, (Ecija, 1984) milita en el PCE y en IU desde los 18 años. Hoy es Secretario Político del PCA en la provincia de Sevilla y miembro de la Coordinadora andaluza de IULV-CA. Profesor en su pueblo natal, con amplia experiencia en la escuela pública, acaba de regresar al Congreso de los Diputados. Lo hace al renunciar a su acta María Márquez, número uno en la candidatura sevillana en las elecciones de noviembre de 2019.

La primera vez que ocupó un escaño en el Congreso de los Diputados, tras las elecciones de 2016, en la XII Legislatura, fue portavoz adjunto en la Comisión de Educación y vocal en la Comisión para la auditoría de la calidad democrática, la lucha contra la corrupción y las reformas institucionales y legales por el grupo de Unidas Podemos, además de responsable parlamentario de Izquierda Unida en materia de Defensa y de Asuntos Exteriores.

Desde ese escaño vivió como Rajoy salió empujado por la corrupción y por una moción de censura de Pedro Sánchez, apoyada por Unidas Podemos, que llevó al PSOE a gobernar en minoría. Dio poco de sí porque no obtuvo el apoyo de ERC y PDCat para sacar adelante los presupuestos. Se convocaron elecciones. Se repitieron otra vez y , ahora sí, se consiguió un gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos. Vox entra en el Congreso, convirtiéndose en la tercera fuerza política del país. Y todo empezó a caer en cascada: pandemia, crisis sanitaria, económica, social. Y una derecha escorada hacia Vox, beligerante, extremista, vacía de propuestas e intentando deslegitimar cada día al gobierno salido de las urnas.

Y ahora Miguel Bustamante regresa, con el curso empezado pero en un momento que marca un antes y un después en el país: la vacunación masiva permite ver la luz del túnel, se aproxima la etapa postpandemia, empieza el crecimiento económico, y Yolanda Díaz, vicepresidenta comunista, como recuerda machaconamente el PP, anuncia que la legislatura empieza ahora, que es el momento de cumplir el acuerdo de gobierno firmado entre las dos fuerzas políticas que conforman el ejecutivo.

Te incorporas con el curso empezado pero en un momento de muchos cambios, entre ellos un retorno a eso que bautizaron nueva normalidad, y con más de media legislatura por delante para desarrollar el acuerdo de gobierno.
Esperemos que esta salida del túnel se traduzca en un crecimiento económico, que ya se está dando, y que vaya acompañado de una redistribución de la riqueza y de una mejora de los derechos de la clase trabajadora y del pueblo.

Para ello es importante la derogación de las reformas laborales; priorizar que los servicios públicos sean de calidad; y mejorar las condiciones de vida de nuestro pueblo a través de la sanidad, la educación o el derecho a una vivienda digna; desarrollar derechos nuevos, como el Ingreso Mínimo Vital, cuya gestión tiene que mejorarse; y lograr un sistema público de pensiones que reviertan los recortes de la reforma de 2011 y 2013.

Contigo aumenta la presencia de comunistas en el Congreso, ¿cómo se va a traducir en el trabajo parlamentario?
Es importante para el Partido y para IU. Estamos en una fase en la que las fuerzas de la izquierda transformadora y revolucionaria tenemos por delante una doble amenaza. Por un lado, el crecimiento de la ultraderecha fascista, tanto a nivel electoral como en el discurso reaccionario que se va abriendo espacio entre determinados sectores en la calle. Por el otro, la amenaza de una recomposición que se está dando en el seno de la izquierda donde hay sectores que tratan de llevar la izquierda alternativa hacia lo verde sin cuestionar el capitalismo. Nosotros entendemos que no podemos proteger el planeta si no transformamos el modelo productivo y no orientamos la economía hacia el socialismo.

Hay sectores que tratan de llevar la izquierda alternativa hacia lo verde sin cuestionar el capitalismo



Los comunistas, desde las instituciones, tenemos que estar al servicio de los intereses de la clase trabajadora e impulsar la unidad. Entendemos que el bloque popular que tenemos que construir es un bloque rojo, verde y violeta. El movimiento obrero, la defensa del planeta y el feminismo son los tres pilares que tenemos que organizar y unir para transformar el sistema, superando el capitalismo que ha generado explotación de trabajadores, desigualdad, destrucción del planeta y doble explotación de las mujeres, que además de ocupar las tareas no remuneradas de cuidados, tiene los empleos más precarios en la cadena de producción.

Desde los cargos públicos, también tenemos que trabajar para construir organización y Partido.

El PCE es fundamental para vertebrar el conjunto de la izquierda en España
. Ya vimos cómo en Italia, tras la desaparición del partido comunista, desapareció el conjunto de la izquierda.

El Partido Comunista es un dique necesario contra el neoliberalismo, ya que es un partido organizado, que apuesta por transformar el sistema y con unos principios ideológicos muy claros que es fundamental para que haya un bloque de transformación y cambio en España.

Acabáis celebrado un Congreso de unidad en Andalucía, ¿puedes contarnos el trabajo para llegar a una síntesis y lo que representa ese logro?
Ha sido un congreso de unidad donde había dos posiciones políticas y dos candidaturas. Entendíamos que, para enfrentar las amenazas de las que te hablaba, saldríamos más fortalecidos si llegábamos a consenso y se ha hecho una labor importante de síntesis entre camaradas que han estado trabajando documentos alternativos en base a enmiendas a los documentos políticos organizativos y al Manifiesto Programa y la ponencia. Y se ha llegado también a acuerdos en la función ejecutiva del Partido. En ese aspecto hemos salido más fortalecidos y eso es bueno para el conjunto del PCA y del PCE, porque necesitamos construir Partido y crecer. Y con un Partido Comunista de Andalucía cohesionado tendremos más posibilidades de hacer crecer al PCA y, por tanto, de fortalecer al PCE.

Hablando de fortalecer a la izquierda, ¿cómo se ha vivido en Andalucía la ruptura del espacio de la izquierda por Anticapitalistas?
Es una decisión que ha perjudicado al conjunto de la izquierda. Nosotros tenemos que trabajar por construir un bloque lo más amplio posible de izquierdas donde IU y el PCE tienen que ocupar el espacio que merecen en base a la vertebración que tenemos en el conjunto de Andalucía, y a partir de ahí construir un bloque alternativo que pueda revertir las políticas neoliberales que se han aplicado en Andalucía con los gobiernos socialistas y con el actual gobierno de PP con Cs, apoyado desde fuera por Vox.

Tenemos que apostar por la construcción de Unidas Podemos como el espacio del cambio en Andalucía, e intentar crear un frente lo más amplio posible. Hace falta dar una importante batalla ideológica en Andalucía y generar una alternativa que ilusione y transforme.

En Andalucía hay mucha desigualdad, pobreza y precariedad, y la lucha para combatirlo lo tiene que hegemonizar la izquierda alternativa en base a un proyecto de país y a un programa de transformación para nuestra tierra.

¿En qué situación se encuentra esa construcción del frente de izquierdas en Andalucía?
Estamos trabajando en ella. Creo que hay que reglamentar el espacio para que sea lo más participativo y democrático. Tenemos que vertebrar Unidas Podemos desde las bases, desde los barrios, desde los municipios y trabajando codo con codo en unidad con la militancia de Podemos.

Estamos en unos momentos de debilidad de la izquierda. Hemos retrocedido desde aspectos organizativos y tenemos que priorizar construir organización y Partido. Y la construcción de Unidad Popular es un reto fundamental. Y, a partir de ahí, habrá que interlocutar con el resto de actores políticos, a pesar de las dificultades que está habiendo.

Tenemos que construir una alternativa capaz de vencer a la derecha en Andalucía y que pueda condicionar la política para que servicios públicos fundamentales, como educación y sanidad, cuyas competencias están en manos de la Junta, apuesten por lo público y por frenar los recortes y privatizaciones realizadas en estos años.

Si en Andalucía es dónde más se concentra el voto de la izquierda, ¿cómo se explica que esté gobernando la derecha y que las encuestas consoliden el liderazgo de las tres derechas?
La derecha ha ganado terreno con el discurso reaccionario en el ámbito territorial
. Andalucía fue clave en el diseño territorial de España, rompiendo los proyectos que había de confederar el norte y regionalizar el resto del país. Andalucía salió masivamente a la calle el 4 de diciembre de 1977 y, después, el 28 de febrero de 1980 se celebró el referéndum. Había una posición de clase. A partir del Procés en Cataluña y de la reacción de la derecha, apareció Vox, que irrumpe en Andalucía en las elecciones autonómicas de finales de 2018 unido al auge del discurso reaccionario.

Por otro lado, el PSOE ha estado aplicando unas políticas muy parecidas a las del PP, con deterioro de los servicios públicos y privatizaciones, fundamentalmente en sanidad y educación, y eso conllevó un desapego hacia la gestión que los andaluces consideraban de izquierdas, a pesar de que en lo fundamental no se diferenciaba de las políticas del PP.

Si el PP andaluz, imitando al madrileño, decidiera adelantar las elecciones, ¿nos encontrará preparados?
Puede haber sectores en la derecha interesados en seguir tensionando al gobierno central y es posible que pudieran convocar elecciones después de verano. Si lo hacen, nos encontrarán preparados. Ya hemos realizado el Congreso del PCA y ahora estamos inmersos en la Asamblea de IU Andalucía, a la vez que estamos acelerando la construcción de Unidas Podemos.

El campo electoral, es importante para tener una alternativa a la derecha y a las políticas neoliberales, pero no es el único. También, estamos volcados en el día a día participando en los conflictos y movilizaciones en defensa de los trabajadores, como se han dado estos días en el Aljarafe sevillano por la gestión pública del hospital de Bormujos, en la Central Térmica de Carboneras, en Almería, en defensa del empleo, para que en la transición hacia las energías renovables se priorice el empleo de las actuales plantillas, o las movilizaciones de los trabajadores de Airbus en Puerto Real.

¿Cómo se va a traducir tu nueva responsabilidad y tu trabajo como diputado de una comunidad como la andaluza castigada por la desindustrialización y un modelo productivo basado altamente en el sector del turismo, la precariedad y la temporalidad?
Quiero hacer un trabajo activo, tanto en el ámbito institucional como en la movilización, como hice en mi primera etapa de parlamentario.
El trabajo institucional dependerá de las comisiones en las que me toque trabajar, pero independientemente del trabajo en Madrid hay que hacer trabajo en los territorios. Y nosotros, que somos una fuerza política municipalista, tenemos posibilidad de interlocutar con el gobierno y trasladar las demanda de los municipios, tanto de aquellos en los que gobernamos como en los que estamos en la oposición, para puedan encontrar respuesta en Madrid, además de visibilizar las luchas que se dan en los distintos territorios.

En tu anterior etapa en el Congreso fuiste portavoz adjunto de la Comisión de Educación, área que conoces bien como profesor. ¿Cuál es el balance de este peculiar curso escolar de pandemia que acaba estos días?
El conjunto de agentes que operan en el ámbito educativo, desde el alumnado al profesorado y las familias, han dado ejemplo de responsabilidad y de hacer las cosas bien en una situación tan dura. Se ha visto que las escuelas no han sido fuente de contagio gracias al esfuerzo del conjunto de la comunidad educativa. En Andalucía no se ha bajado la ratio, pero las consejerías han dispuesto de más recursos por las transferencias hechas por el gobierno a las autonomías para luchar frente a la pandemia en los centros educativos. En mi centro de Écija, por ejemplo, no hubo bajada de ratio, yo fui tutor de 26 alumnas y alumnos, pero hemos tenido más plantilla de maestros y maestras posibilitando más refuerzos educativos, las sustituciones han sido más ágiles, se ha generado más empleo y se ha mejorado la calidad de enseñanza gracias al refuerzo y posibilidad de atención más individualizada.

Ahora intentaremos que las mejoras que ha habido en aumento de profesorado y en reducción de ratio en determinadas regiones no se reviertan.

En este año del Centenario, tras el homenaje a Julio Anguita en Córdoba, estáis preparando otro gran acto en Sevilla. ¿Nos puedes adelantar algo?

Será el 16 de julio y consistirá en un acto político centrado en Pepe Díaz, dirigente histórico de nuestro partido y constructor de la unidad en la lucha contra el fascismo en España. Habrá intervenciones políticas, música,... Os informaremos cuando vayamos cerrando el programa.

En esta sección

Hay que defender en la Unión Europea un apoyo extra para La PalmaLa lava y la escuelaConsulta popular estatal: monarquía o repúblicaEnrique Santiago: 'Vox intenta manipular a la justicia en su política contra una democracia que desprecian'Situación económico financiera CRTVE: Tornero debe informar de la realidad

Del autor/a

Alfonso Zapico: 'Tenemos un compromiso moral de dibujar la memoria histórica'Mario Amorós: 'Pasionaria representa la Historia a la que pertenezco con orgullo'¿De qué ha servido la monarquía en España?Juan Diego: 'Me llena de alegría tener lo nunca soñado: ¡una Ministra de Trabajo comunista! ¡Es la hoooostia!'Bàrbara Mestanza: 'El abuso sexual es una colonización de tu cuerpo y de tu vida'