Seguimos

Con la justicia nos topamos otra vez, amigo Sancho Millán Astray y otros destacados franquistas vuelven a las calles de Madrid porque un magistrado dictamina que no participaron en el golpe de Estado ni en la dictadura

Asociación Foro por la Memoria Democrática 22/06/2021

Los jueces españoles deberían leer más libros de historia o, en su defecto, dejar de estimar sobre lo que fue o no fue en el devenir de nuestro pueblo, ni decidir quien fue héroe o mártir, victima o verdugo, bueno o malo, atendiendo más a un criterio personal, que confluye generalmente con el ideológico, que a los estudios y las investigaciones de científicos e historiadores.

Una vez más, ya que no es la primera y lamentablemente parece que no la última, un magistrado decide que Millán Astray, el militar que fuera fundador de la Legión y amigo personal de la familia Franco, no participó en la sublevación militar, en el golpe de estado que propició una larga guerra en España, en la guerra misma ni tampoco en la imposición de una durísima dictadura a la población durante casi cuarenta años, y le devuelve el premio de mantener su nombre en la calle que le otorgara el franquismo en la ciudad de Madrid.

Lo mismo pasa con los hermanos García Noblejas y con otros homenajeados que apoyaron y se enfrentaron a los defensores de la democracia en aquella guerra, o participaron del régimen militar tras su imposición y, por ende, con los galanteos hacia los nazis durante la contienda europea. Pertenecen todos a la memoria de los vencedores y quedaron instalados en el relato de una nueva España que vertebró el general Franco y sus secuaces para educar a aquellas generaciones de españoles, hombres y mujeres, en una historia maniquea que hacía héroes a los criminales de guerra a la vez que antipatriotas a las personas que defendieron los valores de la democracia, la libertad y la igualdad.

Y con ello, también, ningunea el magistrado una ley, la 52/07 que obliga a eliminar cualquier apología del franquismo, sea cual fuere, y que no otros sino los jueces deberían hacer observar y cumplir. Así, con mayor o menor fortuna, la ley se aplicó en el callejero madrileño por el anterior consistorio y lo que se aprobó en estos días en el TSJ de Madrid desea enmendarlo partiendo de los recursos presentados por organizaciones de la ultraderecha. No es un caso aislado; ya resolvió la justicia de la misma manera, por ejemplo en Oviedo, no hace demasiadas fechas, ordenando reponer los nombres de los franquistas que se homenajeaban en las calles de aquella capital y que habían sido depuestos en aplicación de la ley, tanto estatal como autonómica.

Millán Astray, así pues y por decisión judicial, volverá a contar con un espacio público obviándose, de paso, su participación, como director nada menos, en la Oficina de Prensa y Propaganda franquista durante los últimos meses de 1936 así como sus discursos antisemitas elaborados desde el salmantino palacio de Anaya, donde se encontraba su despacho, y emitidos por la recién creada Radio Nacional de España como instrumento para su difusión masiva por el territorio, el sentido apologista y difusor del ideario de los golpistas y también sus soflamas de exaltación como caudillo de la figura del propio Franco.

Piensa el historiador Julián Casanova que… es muy sorprendente que desde la Justicia se apele a un argumento contrario al que los historiadores han demostrado.., e insiste en la afirmación de que …Millán Astray no sólo es un elemento fundamental de la propaganda franquista durante la Guerra Civil, sino que además continuó [siéndolo] con la dictadura. Desde el punto de vista de la dictadura no hay ninguna duda [de ello]. Aunque sus argumentos entran en contradicción con los esgrimidos por el juez para rechazar esta parte de la biografía del militar, son compartidos por quienes redactamos esta columna y así lo expresamos y difundimos.

Y terminamos esta vez reseñando una esperada noticia: la del definitivo desmantelamiento del monolito franquista sobre el Ebro a su paso por Tortosa. El Govern ha fijado la fecha del 18 de julio próximo para iniciar los trabajos necesarios de su desmontaje, aunque previamente deben instalarse grúas y otros elementos necesarios para ello. Aunque es conocida la existencia de colectivos locales que han impulsado recursos para evitar su desaparición, la Dirección Gral. de Memoria Democrática de la Generalitat catalana prevé tener concluido el trabajo para el mes de agosto. Habrá que estar atentos.

Nuestro recuerdo más entrañable hacia Josep Almúdever, brigadista franco español, compañero, amigo y último de los internacionalistas significado en dejarnos. Nuestra gratitud siempre.


Twitter: @foroporlamemori
Web: http://www.foroporlamemoria.es
Correo-e: asociacion.foroporlamemoria@yahoo.es

Publicado en el Nº 345 de la edición impresa de Mundo Obrero junio 2021

En esta sección

Hay que ensanchar en Cuba la democracia socialistaNi una menos, siempreSalvemos DoñanaMehdi Ben Barka, una vida de compromiso con los valores universalesRespondiendo a Vox y a su Ley de la Concordia 'Memoria Histórica, amenaza para la paz en Europa'

Del autor/a

Con la justicia nos topamos otra vez, amigo SanchoNo es pesadilla pasajeraTras la retiradaMemoria heladaHablábamos ayer...