Carne contra carne

Martín Sagrera Capdevilla. Sociólogo 09/07/2021

La producción de carne se ha cuadriplicado en medio siglo. Un espíritu simple puede creer que podemos comerla sin límites, asimilándola a la nuestra. Pero cualquier persona algo educada sabe, como insisten los médicos y dietistas, que debemos tener una dieta variada, porque somos omnívoros, podemos y debemos variar nuestra alimentación.

No tendría, pues, nada de noticioso el que el Ministro de Consumo nos haya advertido una vez más, como todos los especialistas serios, contra este aumento insano de carnes. Sí lo es insólito, y muy escandaloso, es el que el Ministro de Agricultura, Planas, de modo brusco y general, se haya enfrentado por ello a Garzón.

En un tema tan importante como la salud, no parece que pueda explicarse sólo por un pique entre competencias o por ser ministros de distinto partido, sino que Luís Planas parece estar obedeciendo, como otro de infausta memoria, a las grandes presiones, de las grandes empresas “carnívoras”, únicas que se lucran a fondo de estos excesos alimentarios y también ecológicos. Con nuestra salud y único planeta no se juega.

En esta sección

En Honduras el primer transfeminicidio de este añoUnidas Podemos denuncia el desmantelamiento progresivo de RTVALumumba: asesinato en el corazón de las tinieblasResultados fase de votación de la Asamblea de IU Madrid CiudadUnidas Podemos pide vincular la educación y la memoria democrática para fomentar el pensamiento crítico

Del autor/a

Sánchez y la inviolabilidad RealONGs insolidariasLos genocidios de verdadBergoglio se hace el tontoLa fe, del cruel terremoto al coronavirus