La caída del PCE en Alconchel y la brutal represión de julio de 1961 El sábado 17 de julio, Extremadura celebrará el Centenario del PCE homenajeando la lucha de su militancia en el franquismo

Partido Comunista de Extremadura 14/07/2021



Enrique Santiago participará en el homenaje a los 30 comunistas detenidos por reivindicar en las paredes Trabajo, Tierra y Amnistía

Corrían los días de julio de 1961, hace ahora 60 años. Treinta militantes comunistas de la provincia de Badajoz daban con sus huesos en la cárcel, destacando lo sucedido en la localidad pacense de Alconchel, donde se practicaron 23 detenciones. Su delito no había sido otro que el de no agachar la cabeza ante el fascismo, el de organizar la lucha por la libertad más elemental, el de atreverse a escribir en las paredes las palabras: trabajo, tierra o amnistía.

La Brigada Político-Social, la famosa y sanguinaria policía política del franquismo, se cebó de lo lindo con ellos. Los molieron a palos en el cuartelillo de Olivenza y la comisaría de Badajoz. Y los condenó luego a largos períodos de encarcelamiento, llegando algunos de ellos a acabar en la cárcel de Carabanchel para ser juzgados por el Tribunal Especial para la Represión de la Masonería y el Comunismo.

No, el franquismo no fue el liviano régimen autoritario que el revisionismo historiográfico se empeña en pintarnos. Y hubo hombres y mujeres que se jugaron el tipo luchando contra esa dictadura de oprobio. "Somos los otros, los proscritos de la Patria, entre españoles que no ven, que no oyen, que no entienden más que su voluntad, que nos venden el favor de vivir", escribía por aquellas fechas el poeta Ramón de Garciasol.

IU de Alconchel y el PCE de Extremadura han organizado para este sábado 17 de julio a las 20:30 horas en el Espacio Cultural de Alconchel, un merecido homenaje a todos aquellos luchadores del 61. A los humildes trabajadores de la Corchera, a los jornaleros o carpinteros como Juan González, que tuvieron que irse al poco tiempo del pueblo, porque después de la cárcel, vino la otra represión, el miedo sutil, la humillación del paro o el desprecio cotidiano de los poderosos.

Durante la jornada se descubrirá una placa sobre el monolito que está levantado en el parque público junto a la Fuente de la Plata y a la carretera donde se hicieron las pintadas, y más tarde se realizará un acto público con las intervenciones de los familiares de las personas que fueron represaliadas por sus ideas comunistas, la asamblea local de IU y el PCE, el alcalde de la localidad y Enrique Santiago, Secretario General del Partido Comunista de España. Finalizando el evento con la actuación del cantautor extremeño Miguel A. Gómez Naharro que presenta su último disco.

El topo de la dignidad siempre está cavando galerías, aunque no se le vea, aunque no se le reconozca. Aquellos hombres y mujeres, los que pelearon contra la dictadura, fueron el topo que labró el puñado de derechos y libertades que hoy aún nos quedan. Reconozcamos su generosidad, su sacrificio y su valentía.
.....

LOS HECHOS. TESTIMONIO DE JUAN GONZÁLEZ, HIJO DE REPRESALIADO

Juan González, el carpintero comunista de Alconchel

Pedían Trabajo, Tierra y Amnistía. Recibieron represión, cárcel vacío social


En el verano de 1961 aparecieron unos letreros en Alconchel con las palabras: AMNISTIA, TRABAJO, TIERRA. Al paso de los años, mi padre me contó habían acordado hacerlo a lo largo de la carretera que va de Alconchel a Villanueva del Fresno, así daba la impresión de que podía haberlo hecho cualquiera procedente de otra ciudad.

El responsable (no necesito indicar su nombre, seguro que fue su mejor opción), cometió el desliz de salirse de la carretera para entrar en un camino vecinal.

Trabajaba en la Huerta las Gavias (camino del Josco), escribió lo convenido, la hoz y el martillo, en todas las entradas de las fincas colindantes, excepto en la suya. Allí encontraron los botes de pintura, brochas y demás.

Lo que vino después fue terrible. Seré breve por no ahondar en la herida.

Detención de toda la célula, varios días sin saber nada de mi padre.

Brutal represión policial, fue torturado salvajemente en Olivenza. Como consecuencia de ello le martirizaron tanto el hígado... Presencia y registros constantes en nuestro domicilio de la C/ Cervantes, de la Brigada Político Social, nos deshacían las camas, levantaban colchones, cualquier rincón era analizado, lo que nos generaba tal sufrimiento y terror cada vez que se presentaban en casa…

Pasaban los meses. Siempre que podíamos íbamos a visitarlo a la Prisión de Badajoz, pero nos llegó la información que lo habían trasladado a la Prisión de Carabanchel en Madrid, donde le juzgarían por Masonería y Comunismo. Nos explicaron que estaba a disposición del Coronel Enrique Eymar. No olvidaré jamás ese nombre. De adulto supe que era el Juez estrella del franquismo.

Entre tanto me imagino las penurias de mi madre para subsistir,. Mi Padre era carpintero en Alconchel. En su libro de apuntes y contabilidad, había cobros pendientes con sus importes detallados. Intenté, haciéndome el “mayor”, recuperar lo que nos debían para poder vivir. Nada de nada, ni me hicieron caso y por supuesto no nos liquidaron lo que en justicia nos debían. Agradeceremos eternamente a nuestros abuelos Ramón y Evarista su cariño.

Comenzaba el 3er. Curso de Bachiller, pero tenía tal desconexión en mi cabeza que no pude soportarlo y tuve que dejar el colegio.

Salida de la cárcel y desprecio de los vecinos

Dos años en prisión por su militancia clandestina, pero felices y con ganas de reconducir el negocio, la carpintería.

Mal pinta la situación, pasamos casi cuatro años sin que nadie necesitara de nuestros servicios, con algunos trabajos esporádicos y poco más. Alconchel nos dio completamente la espalda.

Recuerdo que ya de adolescente, a cada chica que me acercaba “Nooooó”, sus padres le indicaban NO TE ARRIMES, ESE ES EL HIJO DE UN COMUNISTA. Uf que horror.

Decidimos irnos de Alconchel

En enero del año 1967 llegamos a Irún mi padre y yo, en busca de una nueva vida. No comprendí por qué era Irún la ciudad elegida y no otra; la mayoría de inmigrantes procedente de Extremadura habían elegido provincias menos hostiles.

Lo descubrimos muy pronto, sólo tenía una obsesión Francia, un país libre donde poder ejercer su militancia en el Partido Comunista.

Ya asentados en Irún, al cabo de unos meses de nuevo aparecen, de madrugada, como era su costumbre, la Brigada Político Social.

A la vuelta del trabajo y al atardecer salía a localizar a mi padre a ver en qué comisaría estaba. En San Sebastián el PCE estaba muy organizado. Así que cada vez que Franco venía a Donostia, la Brigada entraba en casa. Entre mis padres existía un código de colores, pantalón de un determinado color colgado en el balcón, ni se te ocurra venir a casa. El inconveniente aparecía cuando había un error en el color.

Al fin, con pasaporte, militando entre Francia y España

Por fin después de mucho batallar, consiguió su ansiado pasaporte. Trabajaba de carpintero en Bayonne (Francia) como trabajador fronterizo, es decir, volvía a diario al domicilio, en Irún.

Consiguió moverse con los comunistas franceses con libertad, no faltó un solo año el 1º de Mayo en Francia, adquirió responsabilidades con los comunistas españoles en Francia, era una constante preocupación por los presos políticos en España, ayudó a reorganizar la estructura en Gipuzkoa, al final de nuevo en la Prisión de Martutene de San Sebastián.

Nunca perdió la ilusión de tumbar la dictadura y ver una España en Libertad, una vez me dijo: cuánto me gustaría escuchar la voz de las urnas. No fue posible en Mayo de 1972, con 50 años su hígado, le falló y nunca olvidaré la frase minutos antes “Hijo esto se ha terminado”.

Orgullosos de él y fieles a su memoria

Su esposa, nuestra madre 94 años, Nieves Ramallo, mí hermana Mª del Carmen González y yo, su hijo Juan González:

Nos sentimos orgullos, como se sentía él, de ser comunistas y fieles a su memoria, convencidos de que su lucha, como los de tantos otros, fue el germen de nuestra actual e incompleta DEMOCRACIA.

En esta sección

Coraje, valentía y dignidadUn Estado Republicano, Federal y Solidario que reconozca el derecho de autodeterminación de los pueblosSantiago reivindica la unidad popular como 'la más poderosa herramienta para mejorar las vidas de las personas explotadas y excluidas'Alocución de Santiago Carrillo sobre la detención de Julián Grimau (noviembre de 1962)Los líderes sindicales, la ministra de Trabajo y Silvio Rodríguez, clausurarán la Fiesta del Centenario del PCE

Del autor/a

Acto Homenaje centenario del PCE en ExtremaduraFallecimiento de Carlos Canelo, Secretario Regional del PCE en ExtremaduraActo público: Extremadura saqueada. Minería y extractivismoEl PCE exige la gestión pública de la energía hidroeléctrica en ExtremaduraLa caída del PCE en Alconchel y la brutal represión de julio de 1961