Homenaje a las víctimas del franquismo en las tapias del cementerio andaluzGranada: la memoria como espacio de unidad popular

Juan Francisco Arenas de Soria. Mundo Obrero / Redacción Andalucía 21/07/2021

Este 20 de julio los colectivos memorialistas granadinos, junto con una amplia representación de las organizaciones políticas y sindicales, recordaron el estallido del golpe militar de 1936 en nuestra ciudad a través de un acto unitario en el que el mensaje central ha sido el de la necesidad de parar las políticas de la desmemoria de la derecha española y andaluza.


Presentado por la periodista María Andrade, el acto reunió a los colectivos memorialistas granadinos, la representación de las organizaciones de la izquierda y representantes de las instituciones provinciales, excepto la de la Junta de Andalucía, gobernada por PP y C’S. Las intervenciones giraron entorno a la necesidad de recuperar un discurso unitario que sea capaz de parar el avance de las políticas de la desmemoria, que el mismo día en el que se aprobaba por el Consejo de Ministros la nueva propuesta de Ley de Memoria Democrática a nivel estatal, advertían de su inmediata derogación si llegan al gobierno y su sustitución por una “ley de concordia”, una apuesta por la equidistancia y la equiparación de los golpistas del 36 con las personas que defendieron la legalidad democrática de la Segunda República Española.

Las intervenciones recordaron que el espacio de memoria de la tapia del cementerio de Granada, ha sido un espacio defendido desde la pluralidad de las fuerzas y colectivos sociales que defienden la Memoria como un Derecho Humano, tal y como se refleja en los textos de las Naciones Unidas. La tapia del cementerio de Granada consiguió ser dignificada y convertirse en espacio de referencia para la Memoria, gracias a un gobierno de Andalucía liderado por Izquierda Unida y el PSOE, de la mano de los colectivos memorialistas, en 2012. Una placa recuerda que dicho espacio es “Lugar de Memoria Histórica de Andalucía”, mientras un bonito memorial recoje los nombres de cerca de 4.000 personas desaparecidas/asesinadas tras el golpe militar de 1936. Destacó en el acto la intervención de un familiar de víctimas del pueblo de Lanjarón, que relató como su familia fue esquilmada por los golpistas debido a su filiación política de izquierdas, siendo asesinados todos los hombres y humilladas y arrinconadas las mujeres y niños.

Tras la actividad se realizó una ofrenda floral en el memorial, realizando la representación en el acto del PCA, la reivindicación de la memoria del que fuera el primer diputado comunista del PCE en el Congreso de los Diputados, que fue apresado en la localidad granadina de Baza y asesinado en las tapias del cementerio granadino, Cayetano Bolívar. Un hombre excepcional, que mostró siempre su compromiso con la clase trabajadora, desde los hechos de la villa de Puebla de don Fadrique (Toledo); pasando por la construcción de una candidatura unitaria en Málaga de las fuerzas obreras que le llevara al Congreso (1933); siendo símbolo de la resistencia malagueña en 1937 frente al avance de sublevados y tropas italianas fascistas, como comisario del Ejército Popular de la República; hasta su negativa a abandonar España tras el golpe de Casado, que le acabará costando la vida.

En esta sección

El diputado Bustamante visita la fosa común de Cañada RosalEl último sprint de Miguel Durán, la ONCE y la responsabilidad del Estado (4)Por los tres albañiles asesinados durante la huelga de la Construcción de 1970Granada: la memoria como espacio de unidad popularIU registra en las Cortes C-LM una propuesta para bajar las ratios escolares y aumentar el número de docentes

Del autor/a

Granada: la memoria como espacio de unidad popularUn 5 de junio nacía Federico García LorcaUn grito contra el olvido