Los sindicatos al frente de la transformación del sector del automóvil Sobre los Fondos Europeos para la electrificación y conectividad del sector del automóvil en España

Ricard Aje 30/07/2021

El pasado 13 de julio se presentó el proyecto para la reindustrialización verde e inteligente, aprobado en el Consejo de Ministros y que representa una importante noticia para nuestro país, dotado con 4.300 millones de euros de los fondos europeos (PERTE), que serán destinados a la transición, para el futuro desarrollo y producción en España del coche eléctrico y conectado.

Este plan puede significar un paso decisivo por el tejido industrial, el empleo y hacia una mayor soberanía industrial, con la produccion de 250.000 vehículos eléctricos en 2023, además de la instalación de entre 80.000 y 110.000 puntos de recarga, que representaría entre un 1% y un 1'7% del PIB y la creacion de 142.000 empleos estables y de calidad.

¿COMPROMISO POR EL EMPLEO O CONDICIONAMIENTO POR LOS FONDOS?

La multinacional Volkswagen ha aprovechado la presentación del plan gubernamental para anunciar su intención de producir "toda la cadena de valor añadido" del coche eléctrico en España, así como de instalar una mega fábrica de baterías en nuestro país (sin especificar la comunidad autónoma).

El consorcio automovilístico germano no ha asegurado tener una decisión final, solo ha condicionado que, tanto la electrificación de sus fábricas españolas de SEAT y Volkswagen (que emplean a más de 20 mil trabajadores directos y centenares de miles de indirectos), como de la futura planta de baterías, "dependerá de las condiciones generales y de las ayudas estatales".

Así de claro lo ha expresado el presidente del grupo automovilístico alemán, Herbert Diess: "Dependiendo del contexto general y del apoyo por parte del sector público, a partir de 2025 la familia Small BEV podría fabricarse en España". Los directivos alemanes tampoco han explicitado qué modelos, producciones y plantillas necesitarán en el futuro.

Las declaraciones del grupo automovilístico alemán son un claro ejemplo del orden de prioridades de las multinacionales: más que un claro compromiso con la electrificación, el futuro de las plantas y el empleo, su intención de beneficiarse de los millonarios fondos europeos, en las mejores condiciones posibles y para aumentar sus ya exorbitantes ganancias empresariales.

EL GOBIERNO NO DEBE CAER EN LA TRAMPA DE LA PATRONAL

Es importante advertir que las negociaciones que se puedan estar dando a altos niveles, entre las multinacionales, la gran patronal del sector de la automoción y las administraciones españolas, con la intermediación de las comunitarias, tienen que contar con la participación decisiva de los sindicatos y las plantillas.

La Secretaria General de CCOO Industria, Garbiñe Espejo, ya se lo ha advertido a la ministra Reyes Maroto en la presentación del PERTE del coche eléctrico y conectado: "CCOO de Industria no va a ir a ningún espacio a escuchar únicamente la música. Nuestro trabajo, como agente protagonista de la transformación de la economía que necesita el país, es escribir la partitura de esa música"

El gobierno no puede consentir que la asignación de fondos públicos se acabe convirtiendo en una subasta al mejor postor, que además, luego utilice la Patronal para condicionar, una vez obtenga las ayudas, para tratar de aumentar sus márgenes de beneficios presionando a la baja las condiciones de trabajo y a costa del empleo de los trabajadores.

El gobierno español, en el caso de Volkswagen, ha hecho bien en dejarle claro al grupo alemán que tendrá que competir con otras propuestas, además que, y en todo caso, uno de los participantes del proyecto sería el Estado y que la participación del Grupo Volkswagen será minoritaria. Pero es necesario y urgente ir más allá.

REFORZAR EL PROTAGONISMO DE LOS SINDICATOS EN LA TRANSFORMACIÓN DEL SECTOR DEL AUTOMÓVIL

Las multinacionales y patronales tratarán de comprometer a las administraciones en su lógica de maximizar beneficios, a través de negociaciones al margen y a espaldas de los sindicatos y las plantillas, para obtener más fondos públicos sin compromisos de empleo, para luego empeorar las condiciones y destruir más puestos de trabajo.

Es esencial que se establezcan mesas oficiales para la negociación de la transición sostenible, la electrificación y digitalización en el sector del automóvil, integrando como parte esencial a los sindicatos, para forzar compromisos de futuro industrial, con garantías para el mantenimiento de la actividad en las distintas fábricas, por el empleo y condiciones de trabajo dignas para sus plantillas.

Hay mucho en juego, puesto que el sector del automóvil en España representa un 10% del PIB y del empleo, con cerca de 3 millones obreros y obreras que trabajan de forma directa e indirecta, entre empresas constructoras, externas, provedores y auxiliares, además de ser el segundo productor europeo y el octavo de automoviles a nivel mundial.


(*) Ricard AJE es Secretario General de CCOO en SEAT Barcelona.

En esta sección

El 'enemigo interno' en ColombiaBiden utiliza el modelo de Trump para no perder el control sobre ColombiaEl mundo se moviliza para que se proteja la vida de Gustavo PetroDeclaración del MINREX: Un paso limitado en la dirección correctaCumbre de la OTAN en Madrid: la opción arbitral de Europa

Del autor/a

Dos semanas de huelga indefinida del metal de Cantabria: ¡Por un convenio y un salario dignos!El siguiente paso es blindar el poder adquisitivo y vincular los sueldos a la inflaciónRecord histórico de contratos indefinidos y de empleoUn primero de mayo por la paz, los salarios y los derechos de la clase obreraEl movimiento obrero y el sindicalismo de clase por la paz, la democracia y la justicia social