Macrocalvo vecinal a la macrogranja de Quintanar del Rey

Quintaverde Pueblo Vivo 14/09/2021

En la mañana del domingo 12 de septiembre cientos de coches, tractores y remolques han vuelto a expresar su rotunda negativa a la construcción de una granja intensiva de cerdos a escasos 300 metros del pozo de agua que abastece al pueblo de Quintanar del Rey. Los vecinos se sienten desprotegidos ante una compleja normativa que siempre termina favoreciendo a los grandes promotores de granjas intensivas de cerdos, desatendiendo por completo la voluntad de los pueblos en los que se instalan.

La situación es del todo irregular y, sin embargo, las obras se han reiniciado desde hace ya una semana. El 1 de octubre de 2020 la Secretaria General de la Consejería de Desarrollo Sostenible, Mercedes Gómez Rodríguez¬, firmó el acuerdo de suspensión de oficio de la Autorización Ambiental Integrada de la citada macrogranja, otorgada por la misma Consejería en 2016, para revisar supuestas irregularidades que habían sido detectadas en su tramitación. Desde entonces los vecinos siguen esperando que se resuelva la suspensión pero nada ha sido comunicado ni al Ayuntamiento ni a la asociación Quintaverde Pueblo Vivo que solicitaron personarse en el recurso administrativo. No obstante, las obras siguen con una suspensión de oficio vigente y dictada por la Consejería de Desarrollo Sostenible. Nadie entiende por qué no hay resolución y, sin embargo, el promotor ha decidido reiniciar las obras.

Son muchas las irregularidades que a lo largo de estos años han permitido que esta instalación de industria ganadera se proyectara y construyera a escasos 300 metros de un pozo de abastecimiento de agua de boca. La primera de ellas se refiere a la NO comunicación a las partes afectadas de que en aquel lugar se iba a construir una macrogranja. Se mintió deliberadamente al afirmar que se había consultado a la Confederación Hidrográfica del Júcar. El Comisario adjunto de Aguas, Luis Garijo, lo desmintió públicamente en los medios de comunicación. En el informe por el que la Consejería de Desarrollo Sostenible otorga Autorización Ambiental a la empresa Juan Jiménez García S.A. no figura en ningún momento la peligrosa cercanía del pozo de agua ni aportan estudio alguno sobre la incidencia de filtraciones accidentales que terminarían mezclándose con el agua de la que se suministra la población.

La segunda es el falseamiento de muchos de los datos que aparecen en dicho informe. Empezando por las fórmulas matemáticas que aplican para maximizar los efectos positivos y minimizar los negativos. Siguiendo por la cantidad de litros de agua que dicen que van a necesitar, cuando incluso es la propia CHJ la que establece 7,3m3 por cada cerda madre y lactante, obviando por completo esta cifra, ya que consideran que tendrán un consumo de 15.540 m3 agua/año pero cuando van a solicitar permiso de sondeo a la CHJ la cifra asciende a 23.980m3/año. ¿Nadie comprueba la fiabilidad de los documentos aportados en un asunto tan serio y tan controvertido que ha generado una alarma social de grandes magnitudes en Quintanar del Rey?

La gota que ha colmado el vaso, además del comienzo de las obras, ha sido la comprobación de que el 16 de junio el mencionado promotor hace una solicitud a la CHJ para el sondeo de 23.980m3 de aguas subterráneas en la parcela donde se está construyendo la macrogranja y lo publican en el Boletín de la Provincia pero el ayuntamiento obligado a dar visibilidad a la nota informativa, Villanueva de la Jara, lo hace el 13 de agosto, 68 días después y haciendo alusión a que se tienen 20 días, desde el 14 de junio, para hacer cualquier alegación.

Con un exhaustivo informe hidrogeológico encargado por la asociación Quintaverde Pueblo Vivo para conocer de forma precisa la incidencia de las posibles filtraciones de purines, se llega a la conclusión de que en los diferentes supuestos planteados la contaminación llegaría necesariamente al agua que beben los quintanareños. Esta es la razón fundamental por la que el pueblo entero ha vuelto a levantar la voz y no van a dejar de hacerlo hasta que la razón se imponga. Nadie entiende cómo hay administraciones, organismos y políticos con nombres y apellidos que firman Autorizaciones Ambientales Integradas tapándose ojos y oídos ante lo que ya se ha constatado en otros pueblos que han dejado de tener agua potable a consecuencia de los purines filtrados en los acuíferos y ante lo que dicen los datos objetivos de todos los expertos consultados.

El pueblo de Quintanar del Rey ha buscado llegar de nuevo a los despachos con las voces, las imágenes, los manifiestos y los informes técnicos en las manos. ¿Desarrollo sostenible? ¿Economía circular? Todos se preguntan qué pretenden obtener los que están permitiendo semejante despropósito a sabiendas de que van a contaminar su agua.

En esta sección

Si abolimos la prostitución no habrá trataLas farmacéuticas que controlan el suministro de las vacunas están provocando decenas de miles de muertesPor la abolición de la esclavitud del siglo XXIJornada de formación sobre la Ley Trans y el posicionamiento del PCEVietnam adquiere diez millones de dosis de la vacuna cubana Abdala

Del autor/a

Macrocalvo vecinal a la macrogranja de Quintanar del ReyQuintanar del Rey contra la granja intensiva de cerdos que amenaza su abastecimiento de aguaContra la ganadería industrial