El PCE contra la trata para explotación sexualSi abolimos la prostitución no habrá trata Es una cuestión de clase y de género: el 98% son mujeres y la mayoría vienen de situaciones de pobreza y exclusión social

Cristina Simó Alcaraz. Secretaria Área feminismo PCE 23/09/2021

En las últimas tres décadas, 30 millones de mujeres y niñas fueron forzadas a la explotación sexual en el mundo

Hoy 23 de septiembre es el Día Internacional contra la Explotación Sexual y el Tráfico de Mujeres, Niñas y Niños

Cuando hablamos de explotación sexual estamos hablando aproximadamente del 90% de la finalidad de la trata, según el primer informe sobre tráfico de seres humanos publicado por la ONU. Así que si no existe el negocio que la lucra se acabará prácticamente con la totalidad de la trata.

Dicho de otra manera, si abolimos la prostitución no habrá trata y si abolimos la demanda no habrá prostitución.

En el fondo, de lo que estamos hablando es de una cuestión claramente de clase y de género. Porque la mayoría de las víctimas provienen de situaciones de pobreza y exclusión social y la mayoría son mujeres (98%).

La crisis de la covid-19 como en todas las crisis ha afectado con mayor virulencia sobre las mujeres, y los pueblos más oprimidos por el hambre y la pobreza, estrangulados por deudas, por ajustes estructurales impuestos por instituciones financieras globales y por las políticas de austeridad, países bajo ocupación militar y países sujetos a privaciones de todo tipo por parte de bloqueos económicos unilaterales imperialistas criminales, como ocurre en Venezuela y Cuba.

En este contexto de pandemia, en el que las mujeres hemos sido las más perjudicadas por la destrucción de empleo y el aumento de la feminización de la pobreza, se nos ha dejado a muchas más dependientes, sin ingresos y más vulnerables ante maltratadores, proxenetas y tratantes de personas.

Pobreza, mafia y colosal negocio de traficantes y proxenetas

Volviendo al negocio de la trata, recordamos que la prostitución en los países ricos tiene una relación directa con la feminización de la pobreza, porque son mayoritariamente mujeres pobres y/o en situaciones de desarraigo social las que están en situación de prostitución. Con la pandemia se ha acentuado aún más porque millones de mujeres y menores en situación de prostitución y víctimas de la trata han sido invisibilizadas y reconfinadas con sus proxenetas y tratantes.

En las últimas tres décadas, 30 millones de mujeres y niñas fueron forzadas a la explotación sexual en el mundo. Se calcula que la trata para explotación sexual en muchos países mueve el mismo dinero que el tráfico de armas y drogas juntos, aproximadamente 6000 millones de euros al año, lo que supone el 1,5% del PIB mundial (ONG Rescate).

Haciendo énfasis en que sin la demanda no hay negocio para la trata, algunos datos en nuestro país son alarmantes.

España, país líder en consumo de prostitución y de trata

España es país de origen, tránsito y destino de trata según un informe de 2018 (NNUU); y según ONU (2017) España es el primer país de Europa y el tercero a nivel mundial en consumo de prostitución. EUROPOL (2016) informa que uno de los destinos más elegidos por los tratantes, debido a la gran demanda de prostitución, se encuentra España.

En España según la Unidad de Extranjería de la Fiscalía General del Estado el 90% de los procesos seguidos del delito de trata están vinculados al negocio de la prostitución, un 32% más que la media mundial.

Ley de libertad sexual y Ley de Trata

Por todos estos motivos saludamos la Ley de libertad sexual impulsada por el Ministerio de Igualdad que penaliza la tercería locativa, es decir el alquiler de pisos o habitaciones para prostitución ajena, y tipifica como violencia sexual la prostitución ajena haya o no haya consentimiento. Además de incluir en el circuito de atención a las mujeres en situación de prostitución y víctimas de trata.

Por ello no es casual que encuentre la oposición rotunda del PP, VOX y quienes defienden la regulación de la prostitución como un trabajo. Porque entre otras cosas acabar con esta explotación, es desapuntalar el patriarcado.

Todos estos datos y cifras nos alertan de que en España urge una legislación estatal integral contra la trata desde una perspectiva abolicionista de la prostitución y valoramos muy positivamente la iniciativa legislativa por parte del Ministerio de Igualdad para tramitar una ley integral contra la trata en nuestro país. Urgen medidas de reparación y de ayuda a las víctimas, junto a la persecución legal de todo tipo de proxenetismo y la penalización de la demanda.

Teniendo en cuenta de que existe la prostitución porque hay demanda, siempre desde el PCE hemos tenido claro que la ley contra la trata debe considerar la penalización de la demanda, como parte de la reparación a las víctimas, y para señalar a los demandantes como parte fundamental del problema. En coherencia y dada la situación, la nueva Ley de Trata debe incorporar los convenios internacionales y europeos ratificados por el Estado español en sus recomendaciones de penalizar la demanda.

En esta sección

Granada en defensa de la sanidad públicaGenocidios: un crimen internacionalLa tercera colonización energética en ExtremaduraLa fiscalía de Badajoz pide cinco años de prisión para el empresario que intentó sobornar a la alcaldesa de Izquierda Unida en AcederaLa impunidad del robo del agua

Del autor/a

Si abolimos la prostitución no habrá trataDespenalizado el aborto en MéxicoSolidaridad con el pueblo agfano y de forma especial con las mujeres y niñas de AfganistánFeministas antiimperialistas unidas, en España, en Europa y en el mundoHacia el congreso del bicentenario de los pueblos del mundo