Es necesario dar una respuesta integral desde los servicios públicos a un problema profundamente condicionado por cuestiones sociales y económicasDía Mundial de la Salud Mental. Unidas Podemos presenta en el Congreso una ley general de salud mental El agravamiento de los problemas sociales y económicos ha disparado el estrés, la ansiedad, el suicidio, la depresión, el insomnio y el abuso del alcohol

Miguel Ángel Bustamante. Diputado de IU en el grupo de UP en el Congreso de los Diputados 10/10/2021

Los servicios públicos de Salud han sido uno de los pilares fundamentales en la construcción de los estados del bienestar que se produce en Europa tras la Segunda Guerra Mundial. La lucha del movimiento obrero en defensa de la mejora de las condiciones materiales de vida de la clase trabajadora y la presencia de la URSS, cuyo modelo económico socialista basado en planes quinquenales se demuestra más eficiente durante la Gran Depresión de la década de 1930 y alcanza gran popularidad tras la victoria sobre el nazifascismo, fuerzan a los países capitalistas de Europa Occidental a implementar políticas socioeconómicas que fueron conocidas como “Estado del bienestar” y que dan lugar al período de crecimiento económico sostenido más importante del capitalismo durante el siglo XX. Un modelo que mejora notablemente la protección social frente al liberalismo económico anterior, ante el miedo de los capitalistas a que se produzcan revoluciones socialistas en estos países.

En este contexto, la Salud va a formar parte del proyecto de sociedad que propone el Estado de Bienestar. Todo ello va a permitir la evolución de la Salud Mental en base a una serie de ejes que se irán desarrollando paulatinamente: transformación o cierre de los hospitales psiquiátricos, integración en la sanidad general, mejora de los derechos de los pacientes y cambios en la estigmatización social.

Esta Proposición de Ley General de Salud Mental tiene como objetivo acabar con las enormes carencias que el cuidado de la salud mental sigue teniendo en España, mediante la ampliación de derechos de las personas en materia de salud mental y la mejora y reordenación de las actuaciones públicas y de las estructuras organizativas en el marco del Sistema Nacional de Salud.

Partimos para ello de la definición sobre salud que hace la Organización Mundial de la Salud: “estado completo de bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”.

Por tanto, aunque la salud mental puede estar determinada por componentes históricos, culturales, socioeconómicos, biológicos o psicológicos, es necesario actuar sobre los determinantes sociales y económicos.

Las políticas neoliberales que se aplican en España -dirigidas por la Unión Europea- como respuesta a la crisis económica del capitalismo financiero a partir del 2010 (recortes en la sanidad, educación, reformas laborales,…) han deteriorado las condiciones de vida de la clase trabajadora y el pueblo: mayor estrés laboral, aumento de la pobreza, desigualdad de género (según los datos del INE la sintomatología depresiva es el doble entre las mujeres que los hombres), desahucios, dificultades de conciliación, ausencia de tiempo de ocio, aceleración del ritmo de vida,… Todas estas cuestiones son causas o riesgos asociados a la Salud Mental. Además, hay que sumar la pandemia provocada por el Covid-19 y sus terribles consecuencias que han disparado los indicadores de estrés, ansiedad, suicidios, depresión, abuso de alcohol o insomnio; provocados por el agravamiento de los problemas sociales y económicos, la pérdida de seres queridos, el miedo a la enfermedad, la falta de contacto con la naturaleza o la pérdida de vínculos sociales.

Por todo ello, hemos presentado en el Congreso una Proposición de Ley de Salud Mental con lo que abordamos una necesidad fundamental y prioritaria en nuestro país. Nuestro objetivo es dar una respuesta integral desde los servicios públicos a un problema que afecta al conjunto de la sociedad y que está profundamente condicionado por cuestiones sociales y económicas. Potenciar y proteger los servicios públicos es vital para mejorar las condiciones de vida de la clase trabajadora y del pueblo y garantizar derechos fundamentales.
CALIDAD, UNIVERSALIDAD Y AUMENTO DE MEDIOS Y PLANTILLLA

Esta Ley se compone de tres títulos y varias disposiciones adicionales:

- Título I: se establecen y garantizan derechos fundamentales como la universalidad, accesibilidad, servicios públicos y gratuitos, lucha contra la estigmatización y discriminación, autonomía de las personas o tener en cuenta las decisiones de los pacientes.

- Título II: está referido a las actuaciones públicas y se establecen medidas para bajar las ratios de atención por número de habitantes y el tiempo de espera en los servicios públicos. Esto supone aumentar las plantillas de profesionales de psiquiatría, psicología, enfermería de salud mental y trabajo social, partiendo de la base de que España está por debajo de los países de nuestro entorno en cuanto a número de profesionales por habitantes. Además, se incluyen otras medidas como la mejora de la formación, el aumento de la investigación o la puesta en marcha de campañas de sensibilización.

- Título III: ante el déficit también en recursos sociales y materiales se adoptan medidas para mejorar las estructuras y herramientas de gestión. En este sentido, se creará un Centro Estatal de Salud Mental y la figura en cada comunidad autónoma de la Defensoría de los pacientes de Salud Mental.

Finalmente, se plantean varias disposiciones finales entre las que destacan la modificación de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales (con el propósito de incorporar la protección de la salud mental de los trabajadores y trabajadoras en el deber de prevención del empresario) o la Ley General de Salud Pública ( con el objetivo de reforzar la atención en Salud Mental).

Publicado en el Nº 347 de la edición impresa de Mundo Obrero septiembre 2021

En esta sección

Construyendo vivienda digna por derechoGranada en defensa de la sanidad públicaGenocidios: un crimen internacionalLa tercera colonización energética en ExtremaduraLa fiscalía de Badajoz pide cinco años de prisión para el empresario que intentó sobornar a la alcaldesa de Izquierda Unida en Acedera

Del autor/a

Día Mundial de la Salud Mental. Unidas Podemos presenta en el Congreso una ley general de salud mentalUnidas Podemos con los colectivos y sindicatos por la Ley de Derecho a la ViviendaPensionistas en lucha marcan el caminoLa Tercera República: una mirada al futuroDemanda de transparencia en las cuentas de la Casa Real