Balance de seis mesesPreocupante escenario económico, decepción entre los trabajadores de RTVE y caída de las audiencias

Comisiones Obreras de Radio Televisión Española 27/09/2021

Han pasado seis meses. El 26 de marzo Pérez Tornero y el Consejo de Administración tomaban posesión de sus cargos. Es momento de balances. El suspenso es indiscutible. El nuevo equipo de dirección suspende porque no ha sabido implicar a los trabajadores y trabajadoras en proyecto alguno. El nuevo equipo de dirección no está sabiendo afrontar la delicada situación económica. Como hicimos en la HOJA de la semana pasada (aquí) volvemos a insistir en la necesidad de que el Presidente de la Corporación informe de la situación a la representación legal de los trabajadores. Las pérdidas acumuladas que refleja el balance en las cuentas anuales de 2020 ascienden a 372,2 millones euros. Por ello RTVE acaba de sufrir una reciente reducción de capital, la segunda en los últimos 7 años. Todo sucede por la evolución de los resultados de la empresa y por la acumulación de pérdidas. La situación es más que preocupante. Está en riesgo la encomienda de servicio público y el empleo en RTVE.

La segunda reducción de capital sitúa a la Corporación con 1.000 M € de capital social, un 33% menos que los 1.500 mill. € que tenía hace 7 años

Lo que está sucediendo va a tener, sin duda, un impacto en el futuro de la Corporación. Alguien tiene que decirlo. Frente al silencio de Pérez Tornero, y su equipo de dirección, nos toca decirlo a nosotros.
La propaganda, las promesas grandilocuentes, las campañas por grandes o pequeñas consultas y sillones naranjas del cine Callao, no deben confundirnos. Si la dirección no nos convoca debemos ser nosotros, los/las representantes de los trabajadores quienes debemos alzar la voz.


Toca informar de la situación. Ahora que se están negociando los Presupuestos Generales del Estado toca reunirse con los grupos parlamentarios, toca evitar que el Consejo de Ministros apruebe la reducción de capital (de 122 millones de euros) que ya se ha solicitado desde el Consejo de Administración de la SEPI. Toca recordar que los años que provocaron la primera reducción de capital (2013 y 2014) fue la etapa de los mayores recortes económicos y de derechos a los trabajadores en toda la historia de RTVE.
¿Cómo hemos llegado hasta aquí?


El origen y las causas, además de una gestión que no ha sido precisamente modélica, es muy claro:


- Incumplimiento flagrante de la Ley de Financiación (8/2009) que contempla expresamente la actualización del 1% para el trienio 2012-2014 y del índice anual del IPC en los años sucesivos.

- Inseguridad permanente en las aportaciones tanto de los operadores de TV como de las empresas de Telecomunicaciones. Estas últimas, según advertíamos la semana pasada, se quieren eliminar con la nueva Ley General de Comunicación Audiovisual.

- Esta contingencia, prevista en parte también en la Ley de Financiación (artículo 2.2) con la aportación complementaria del Estado, tampoco se ha cumplido nunca, los sucesivos gestores de CRTVE ni siquiera lo han demandado.

- El IVA soportado que supone a la Corporación alrededor de 70 M€ anuales, es un lastre que estableció en 2017 la Ley de Contratos del Sector Público y debe corregirse sin más demoras.
Los trabajadores no debemos estar ajenos a esta situación. La encomienda del servicio público está en riesgo, como lo está también la calidad y la cantidad del empleo en la Corporación RTVE. El momento es muy delicado y toca ser conscientes de ello. Hay mucho en juego.
Urge frenar al Partido Popular y VOX en su ataque a los medios públicos. Todos con Telemadrid


La semana pasada los medios públicos de comunicación en España sufrieron una agresión de especial importancia. Una agresión sin precedentes en la democracia en España y que no ha tenido eco en los informativos de TVE. La ultraderecha y la derecha avanzan en sus objetivos. Como señala el escrito de los compañeros del Comité de Empresa de RTVM, la votación de la pasada semana para la elección de José Antonio Sánchez como liquidador de la radio y la televisión pública de Madrid, supone un avance hacia el estrangulamiento del servicio público. Cuando los necesitamos, cuando los viernes negros eran la bandera de la libertad en RTVE, ellos (los compañeros y compañeras de RTVM) estuvieron con nosotros. Ahora nos toca apoyarles, sin fisuras.

En esta sección

Granada en defensa de la sanidad públicaGenocidios: un crimen internacionalLa tercera colonización energética en ExtremaduraLa fiscalía de Badajoz pide cinco años de prisión para el empresario que intentó sobornar a la alcaldesa de Izquierda Unida en AcederaLa impunidad del robo del agua

Del autor/a

El compromiso de RTVE debe estar en la defensa de los derechos humanos y no en apoyo de quienes los limitanTornero avala en el Senado la censura al PCE y miente a los diputados de la Comisión CRTVELos Telediarios de TVE ponen bajo palio mediático a Pablo Casado y a la convención del Partido PopularSeptiembre 2021, un mes para la historia, TVE va a registrar el peor arranque de temporada en 65 añosLos Telediarios de TVE no han estado a la altura del respeto que merece la cobertura del centenario del PCE