El cuento del caudillo narcoparamilitar amortizado

J. Carlos Vinasco. Agencia Prensa Rural 22/11/2021

Otoniel, el caudillo narcoparamilitar del Clan del Golfo, no fue capturado (*). No hubo un operativo militar. Otoniel les esperó donde previamente habían convenido la entrega. La supuesta captura se produce por una entrega voluntaria posiblemente fruto de una negociaciónOtoniel es un narcoparamilitar de gran importancia por su colaboración con el régimen.

En el supuesto operativo no hubo un bombardeo contra su campamento ni desembarco de soldados desde helicópteros de combate. No hubo disparos ni explosiones, ni muertos ni heridos. Y no incautaron armas. Otoniel aparece sonriente, vestido sin evidencia de combate. Está tranquilo y hasta luce su tapabocas recién comprado. No tiene una sola magulladura. No huía de su campamento. No fue perseguido. No fue capturado. Se entregó.

Lo que han manifestado desde Washington en el sentido de que ya no habrá más muerte de líderes sociales es una falacia. El Clan del Golfo continúa intacto. El régimen seguirá con su política criminal de asesinatos de opositores. Lo están haciendo incluso en el extranjero, en Europa y especialmente en Suiza, dónde los narcoparamilitares han asesinado a exiliados colombianos.

Lo de Otoniel es una farsa muy bien montada en el momento en que el presidente de Colombia, Iván Duque, se encuentra en el más bajo nivel de popularidad y además en crisis con Washington por su injerencia en las elecciones de Estados Unidos a favor de Donald Trump. Otoniel será enviado en extradición para que los gringos cambien su actitud frente al gobierno colombiano y seguramente habrá negociaciones para una condena reducida.

(*) El gobierno de Colombia anunció el 25 de octubre la supuesta captura de Dairo Antonio Úsuga David, ‘Otoniel’, considerado “el máximo responsable del narcotráfico” y acusado de organizar secuestros y asesinatos de dirigentes sociales y guerrilleros desmovilizados. La versión oficial es que “en un gran operativo para su captura participaron 500 militares, 150 policías y 22 helicópteros”.

En esta sección

Refugiados en Polonia: la vergüenza de EuropaEl FMI investigará el préstamo al gobierno de la derechaMohammed Rami Radwan Martini: 'Nuestras atracciones más importantes se pueden visitar con absoluta seguridad'Colombia: convocatoria en Madrid de la Comisión de la VerdadEl Grupo de Puebla llamó a la unidad de la región para frenar el 'desembarco fascista'

Del autor/a

El cuento del caudillo narcoparamilitar amortizado