América Latina en soberanía

La espada de Bolívar por América Latina

Marta Martín 01/12/2021

Alerta que camina la espada de Bolívar por América Latina… Así empieza una de las estrofas de la canción Donde duerme el chamán, interpretada por La Raíz junto a Toni Mejías de Los chikos del maíz. Y parece que tras un tiempo convulso el Libertador comienza a caminar de nuevo por el continente.

Tras el golpe de Estado contra el presidente Zelaya en Honduras, las lawfare contra Lula y Dilma en Brasil y contra Correa en Ecuador, la traición de Lenín Moreno, la llegada al poder de Macri en Argentina o el golpe en Bolivia contra el presidente Morales auguraban días oscuros para América Latina en los que la esperanza y la luz parecían correr peligro de apagarse.

Afortunadamente Venezuela seguía resistiendo pese a la pérdida de la Asamblea Legislativa y a la autoproclamación del títere Guaidó. Y Cuba, la isla chiquita, seguía siendo el quebradero de cabeza de Estados Unidos que, a pesar de mantener el criminal bloqueo, ha sido incapaz de conseguir una victoria sobre el pueblo cubano.

Ahora la luz que iluminó el continente vuelve a brillar con fuerza. Venezuela, Cuba y Nicaragua siguen irreductibles. México con López Obrador sigue dando pasos de gigante. Bolivia, con el presidente Arce a la cabeza, dio la vuelta al golpe de Estado en once meses. Perú gira a la izquierda con el profesor Castillo. En Argentina el dúo Fernández, Alberto y Cristina, intentan revertir el desastre de las políticas neoliberales de Macri. De nuevo los nadie de los que nos hablaba Galeano vuelven a ser alguien, a tener voz y a ser respetados.

La última llama que se ha encendido ha sido Honduras. A doce años del golpe contra Zelaya y a seis del asesinato de Berta Cáceres, la izquierda vuelve al poder de la mano de la primera presidenta en el país, la compañera Xiomara Castro de Zelaya que nada más conocerse su victoria proclamó: "Fuera la guerra, fuera los escuadrones de la muerte, fuera la pobreza". Tras doce años de gobiernos corruptos, vinculados al narcotráfico, con elecciones manipuladas.

Y la recuperación del continente esperemos que siga con los triunfos de Boric en Chile, de Petro en Colombia y de Lula en Brasil y así se haga aún más real otra de las estrofas de la maravillosa canción que es toda una declaración de principios:
Latinoamérica comienza a caminar al fin. Independiente del imperio occidental y sin ser esclava del Banco Mundial y del FMI, siguiendo el legado de Bolívar y de Martí. Y es que un pueblo digno es un pueblo libre y si este se oprime se oirá el ruido de sables. Que un pueblo sin miedo es lo más temible porque los principios no son negociables…

En esta sección

Colombia: hay futuro si hay verdadSeñor@s de la OTAN, una Europa arbitral es posibleLa extrema derecha dispara en Colombia contra la Comisión de la Verdad antes de que se conozca su informeUcrania: Negociación o destrucción masivaLasso contra las cuerdas

Del autor/a

Entre el lawfare y la recuperación de la izquierda en América LatinaSe abrirán las grandes alamedas...En Colombia arrasa la izquierda de PetroEl despertar de América LatinaPatria o muerte siempre