A medio son

Grande, Almudena

Iñaki Chaves 03/12/2021

Una gran mujer y una grandísima escritora

Almudena Grandes (Madrid, 1960-2021) se ha marchado y nos ha dejado un “hasta siempre” con sus libros. Historiadora de formación y escritora de corazón es una grande entre las y los grandes. La más galdosiana de las literatas, su verbo escrito forma parte destacada de la historia de las letras hispanas.

“La mayoría de los episodios más brutales que narro en El corazón helado no me los he inventado, pasaron de verdad”, afirmaba en la entrevista que el compañero Manuel Tapia le hizo en junio de 2007 para el número 200 del tristemente desaparecido Tribuna de la Administración Pública de la también desaparecida FSAP de CCOO.

Ahí declaraba que su libro “no es una novela sobre la historia de España ni sobre la Guerra Civil. No se trata tanto de contar lo que pasó, sino de contar cómo ahora reconstruimos sentimentalmente lo que pasó, cómo es de importante para nuestra vida y qué efecto tiene en nuestro carácter moral y sentimental”.

Recuerdo sus palabras hace años en el Ateneo Republicano de Vallekas, en compañía de Rosario Sánchez Mora, la dinamitera, en la celebración del aniversario de la II República reclamando mantener viva la llama republicana para recuperar la ilusión y la esperanza de una patria igualitaria y democrática. Una tarea a la que ella ha contribuido con sus novelas históricas en las que sus protagonistas forman parte de esa otra España tantas veces olvidada y violentada y a la que puso voz.

En sus textos están presentes las y los silenciados, las memorias de los de abajo, de quienes menos cuentan para la historia oficial. Sus obras son un aporte fundamental para la recuperación de la memoria histórica a través de esos personajes con nombre propio: Inés, Aurora, Manolita…, también, aunque desde otra perspectiva, Lulú, Malena, Viernes. Toda una geografía humana en un atlas de mujeres.

Tuvo la suerte de ser la pregonera de las fiestas de san Isidro de Madrid («capital del dolor, capital de la gloria, la ciudad que nunca se detiene») en 2018 durante la alcaldía de Manuela Carmena. Lo escribo porque, además de republicana, era muy madrileña y muy del Atleti. Y como madrileña formó parte de una publicación poco conocida editada por Libertarias/Prodhufi en 1995 El libro negro de Madrid, un texto en el que ella firmaba un artículo titulado “Especies sin protección” dedicado a la memoria de María del Carmen González, una de esas personas silenciadas a las que daba presencia y en el que escribía:

“Mari me demostró muy pronto que era capaz de gestionar con eficacia no sólo mi casa, sino cualquier cosa que no fuera su propia vida, aunque eso lo iría descubriendo después, poco a poco, mientras aprendía que responder con monosílabos era la mejor manera de soltarle la lengua.

(…)

Hace algún tiempo, uno de los centenares de poblados de chabolas que rodean Madrid se hizo famoso durante un par de días porque uno de los vecinos había matado un lagarto de una especie protegida para comérselo, y recibido a cambio una multa por amenazar la fauna en peligro de extinción. Mari estaba al lado del criminal en una de las fotos, pálida y demacrada, tan abrumadoramente maquillada como siempre, la boca abierta en una mueca a medio camino entre la carcajada y el grito, en peligro de extinción ella también, desprotegida por todas las leyes.

Antes nos reíamos mucho juntas. No sé si ahora seguirá riéndose, allí donde vive. Yo la quería”.

Almudena Grandes seguro que, allá donde esté, seguirá dibujando en su rostro esa gran sonrisa. La marcha de la escritora madrileña nos ha dejado el corazón helado, pero siempre permanecerá en nuestra memoria, como sus episodios y sus protagonistas.

Grande, Almudena.

Fuente: Pateras al sur

En esta sección

Buena Fe trae su música cubana a Madrid el 23 de eneroInscripciones abiertas - curso online y presencial: 'Marxismos del sur'Presentación del libro 'Comunistas contra Franco''La estética de la resistencia', de Peter Weiss'El desaparecedor' y 'El enigma del Moldava', dos novelas para divertirse y reflexionar

Del autor/a

Válvulas de escapeGrande, AlmudenaMujeres¿Qué es democracia?La comunicación y las metamorfosis sociales