Inventar el futuroFederico Mayor ZaragozaEditorial Anfora Nova

Federico Mayor Zaragoza nos muestra de nuevo (*), con su ejemplar exposición y un arduo trabajo científico, los poderes impuestos por el liberalismo fanáticamente ciego y conservador en un escenario cada vez más cerca del precipicio. “Necesitamos -advierte- universidades que formen ciudadanos y no súbditos”. “Si somos millones los que damos un paso -añade-, daremos un gran salto, si no es así seguiremos en las manos de unos cuantos que tienen el gran dominio del voto”.

Padecemos la avaricia de la falta de lógica ante la situación que amenaza a nuestro planeta. ¿Cómo consolar al pobre con rezos si hasta Dios se ha puesto enfermo? La mentira se convierte en un decreto a toque de corneta. A los pobre, para guardar las formas de la mentira convertida en cinismo, se les llama oficialmente los menos favorecidos, sarcasmo bendecido y aprobado por los poderes fácticos. Mientras el planeta se desmorona cada día con mayor deterioro, los negocios se cuidan como oro en paño con solo las zurrapas para los menos afortunados.

Somos posiblemente muchos pero insuficientes para detener esta algarabía que convierte a la mentira en verdad, ocultando la escalofriante realidad, sumiendo la avaricia a los pueblos en la ignorancia del consumo. No podemos vivir en la inocencia de no querer saber La verdad. Solo meditar es insuficiente, pues la cultura también la dominan. Como con firmeza señala Mayor Zaragoza, “salgamos de esta dudosa tolerancia que nos hace tolerar lo intolerable: la miseria, el hambre, el sufrimiento de millones de seres humanos. Fuera de esta caverna encontraremos el brillo del sol de la compasión y de la fraternidad”.

(*) Inventar el futuro. Federico Mayor Zaragoza. Editorial Ánfora Nova.

En esta sección

'La estética de la resistencia', de Peter Weiss'El desaparecedor' y 'El enigma del Moldava', dos novelas para divertirse y reflexionarNací para el amorLa palabra dignamente escrita nunca muereEl amor por la patria soviética

Del autor/a

La palabra dignamente escrita nunca muereInventar el futuroUna novela de crecimientoBuenas noticias sobre la lecturaSueños cortados