Lamenta que ministros del PSOE asuman ese “bulo” y no sean más firmes contra las macrogranjasSira Rego denuncia el 'ruido de la derecha y la extrema derecha' para atacar a Garzón Desde Izquierda Unida “vamos a seguir defendiendo un modelo que apueste por un mundo rural vivo, por un modelo de ganadería extensiva, familiar y social”, porque “es la que fija población, es sostenible, es de calidad y genera empleo"

Izquierda Unida Federal 10/01/2022

“Hemos echado de menos algo más de firmeza a la hora de defender modelos que den soluciones a formas de producir que son un problema en términos sociales y ambientales” y esto “llama la atención especialmente” teniendo en cuenta que el Ministerio de Transición Ecológica está en manos del PSOE

La “ganadería extensiva, familiar y social” y el de las macrogranjas “no son compatibles”, de ahí que la apuesta de IU sea “por un mundo rural vivo”, lo que también es “incompatible con la propuesta del PP, que ha decidido convertir a Mañueco en el ‘candidato de las macrogranjas’”.

Advierte de que “el debate en torno a bulos recorta la democracia y nos debe preocupar seriamente”, ya que “no va contra una persona, sino contra todos y todas nosotras”
La portavoz federal de Izquierda Unida, Sira Rego, ha denunciado esta mañana el “ruido y el desorden provocados por la derecha y la extrema derecha” de forma deliberada, impulsando un “bulo” a partir de unas declaraciones del ministro de Consumo, Alberto Garzón, sobre el grave problema que genera el boom de las macrogranjas en el medio rural de nuestro país. Rego ha destacado también que “llama la atención” y desde IU “lamentamos especialmente la posición de algunos dirigentes del PSOE y de algunos miembros del Gobierno al centrarse y asumir el marco impuesto por este bulo”, impulsado principalmente desde el Partido Popular.

La dirigente federal de Izquierda Unida ha advirtió sobre esta estrategia durante la primera rueda de prensa telemática de este 2022 y apuntó que se debe reforzar una idea fundamental: “cuando se construye un debate en torno a un bulo -explicó- no se está atacando a una persona en concreto, esto no es un problema con Alberto Garzón, esto es un problema para la democracia”.

Detalló que, por un lado está “el debate público, el debate político y programático, que es legítimo y necesario en democracia, y nos enriquece como pueblo”, mientras que “el debate en torno a bulos recorta la democracia y nos debe preocupar seriamente. No va contra una persona, sino contra todos y todas nosotras, y creemos que las personas demócratas de este país deben ser absolutamente firmes cortocircuitando los bulos”.
Sira Rego consideró que, en buena medida, el partido de Pablo Casado recurre a esto porque “han decidido que no hablemos de los asuntos importantes para el país”, y lo explicó. “Han preferido el ruido permanente precisamente en una semana en que salían los datos inmejorables del paro, que demuestran el buen trabajo que se está haciendo desde el Gobierno de coalición, y poco después de la firma del acuerdo para la reforma laboral, absolutamente necesario”, dijo. También recordó que esta campaña de los populares coincidió con nuevas revelaciones de otro de los casos de corrupción endémica que asolan al PP, en este caso “cuando se ha sabido que Zaplana era de nuevo señalado por haber adquirido una serie de bienes personales previsiblemente con dinero de la corrupción”.

Advirtió de que la oposición se ha esforzado en crear “un debate que no existe, el de la calidad de la carne”, desviando así también la atención “respecto al elemento central de la entrevista a Alberto Garzón, donde particularmente incidía en el tipo de producción de las macrogranjas”.

En las declaraciones del ministro de Consumo este problema “estaba perfectamente diagnosticado, una forma de producción industrial que tiene efectos directos sobre el empleo en el medio rural, que tiene efectos directos sobre el maltrato animal y que también los tiene fundamentalmente sobre la contaminación y la destrucción de ecosistemas”. Para IU, todo esto “impacta sobre el empleo en las zonas rurales”, ya que las macrogranjas “no son una alternativa para dinamizar un mundo rural vivo”.

La también eurodiputada y portavoz de IU en la Cámara de Bruselas ha recordado que “desde la Unión Europea, desde distintos gobiernos europeos y organismos internacionales se está señalando el grave perjuicio que supone la producción industrial a estos niveles y el impacto de las macrogranjas en términos medioambientales, y se están sugiriendo soluciones para resolver este importante problema”.

Por todo ello, insistió en que “llama la atención y lamentamos especialmente la posición de algunos dirigentes del PSOE y de algunos miembros del Gobierno, al centrarse y asumir el marco impuesto por este bulo impulsado por la derecha y la extrema derecha”.

“Hemos echado de menos -apuntó- algo más de firmeza a la hora de defender modelos que den soluciones a formas de producir que son un problema en términos sociales y en términos ambientales” y esto “llama la atención especialmente” teniendo en cuenta que el Ministerio de Transición Ecológica está en manos del PSOE.

No obstante, adelantó que desde Izquierda Unida “vamos a seguir defendiendo un modelo que apueste por un mundo rural vivo, por un modelo de ganadería extensiva, familiar y social”, porque “es la que fija población, es sostenible, es de calidad, genera empleo y genera, por tanto, un marco de futuro para las zonas de la España vaciada”.

El debate no está en la calidad de la carne sino en las macrogranjas

Rego destacó que el modelo de las macrogranjas y el de la ganadería extensiva, familiar y social “no son compatibles”, de ahí que la apuesta de IU sea “por un mundo rural vivo”, algo que también es “incompatible con la propuesta que está haciendo el PP, que ha decidido convertir a Mañueco (en referencia al candidato de la derecha a la Presidencia de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco) en el ‘candidato de las macrogranjas’”.

A preguntas de los/as periodistas sobre la ‘tibieza’ demostradas por miembros socialistas del Gobierno, entre ellos Pedro Sánchez, a la hora de defender al ministro de Consumo frente a los ataques recibidos, Rego señaló que “creemos que no se puede llevar el debate allí donde lo ha situado la derecha y la extrema derecha”.

“Este no es un debate en torno a la calidad de la carne que se produce en España, donde tenemos carne de altísima calidad, es un debate que se situó inicialmente en torno a la cuestión de las macrogranjas y lo que hay que ver es la posición que tiene cada cual en cuestión a ello”, planteó.

Insistió en que “se debe tener un debate público sobre las soluciones frente a las macrogranjas”. De hecho, describió cómo lo que también se ha visto hasta ahora es “que muchos partidos que han salido criticando la posición de Alberto Garzón, a nivel territorial y local sí que están participando en contra de las macrogranjas”.

Rego argumentó que “no hay nada más sencillo que desplazarse a un territorio, ver el impacto de las que hay construidas y ver el impacto futuro que puede tener alguna, como la que se quiere situar en el norte de Palencia, en un entorno privilegiado con la mayor densidad de románico en España”. Entonces es cuando sí que se ven “las contradicciones que hay en el territorio”, donde “curiosamente sí que se aglutinan los grupos políticos y las plataformas de ganaderos y ganaderas en la lucha contra las macrogranjas”.

Preguntada sobre si esta polémica generada artificialmente puede condicionar la campaña de las elecciones autonómicas de Castilla y León, señaló que “es probable” que “sea uno de los ejes” de dicha campaña. No obstante, dejó meridianamente claro que, frente a lo que están demostrando otras formaciones en este asunto, “desde Izquierda Unida y Unidas Podemos sí tenemos una propuesta nítida con respecto a los problemas que tiene la España vaciada, y sí que tenemos una propuesta nítida y clara para resolverlos, y la cuestión de la ganadería es uno de ellos, igual que el tipo de agricultura”.

Pero las propuestas no van a quedar ahí, y se van a extender a “la necesidad de reforzar los servicios públicos en las zonas rurales, de impulsar proyectos de empleo que fijen a la población en el territorio, la garantía de derechos o un transporte absolutamente diferente, basado en el ferrocarril y que permita llegar a determinadas zonas que están aisladas”.

“Tenemos un programa completo -incidió Sira Rego- y se trata de desarrollarlo, de plantearlo, aunque esto genere conversaciones en el país. Lo que lamentamos es que se den no en torno al programa real que tenemos cada una de las fuerzas políticas, lo que es absolutamente legítimo, sino en torno a un bulo”.

En esta sección

Histórica Ley de Memoria DemocráticaUna Ley de Memoria para construir un nuevo paísHace 10 años nos rescató la Troika, aunque no nos lo recuerden; Daniel Bernabé lo cuenta en detalleLa EPA confirma la recuperación del empleo y su calidad gracias a la reforma laboralLibre de sanción el Presidente del Tribunal Superior de Justicia que arremete contra el PCE

Del autor/a

Impulsar un servicio de prevención y extinción de incendios público y operativo todo el añoEl diputado Bueno defiende tres resoluciones para avanzar en la aconfesionalidad del Estado, mejorar la financiación de los ayuntamientos y limitar la expansión de las casas de apuestasIU espera que pese al “contexto complicado” Sánchez haga “propuestas con sello social útiles para el país” en el debate sobre el estado de la naciónSira Rego denuncia que los audios de Villarejo “acreditan cómo opera el bloque reaccionario” que implica a “parte del sector empresarial, de la judicatura, a partidos y a algunos periodistas”Santiago, “muy satisfecho” tras aprobarse en comisión la nueva Ley de Memoria Democrática que “garantiza plenamente los derechos a la Verdad, Justicia y Reparación para las víctimas”