El cordón sanitario a la oposición democrática y a la democracia en Madrid

Sol Sánchez Maroto. Diputada de Unidas Podemos Asamblea de Madrid 11/01/2022

Si el Partido Popular de Casado demuestra día a día que no sabe perder elecciones bloqueando la renovación de órganos del Estado, deslegitimando al adversario político, o poniendo en duda los resultados del proceso democrático al más puro estilo trumpista; quizá sea menos conocido que el Partido Popular de Ayuso tampoco sabe ganarlas.

Con la friolera de sesenta y cinco diputados obtenidos en las últimas elecciones autonómicas de mayo de este mismo año -convocadas con el objetivo de laminar a sus hasta entonces socios de Ciudadanos- al PP madrileño le basta y le sobra con la abstención de la ultraderecha de VOX para sacar adelante cómodamente cualquier iniciativa parlamentaria o proyecto de ley. Por lo tanto, mantener las formas democráticas no debería suponerles el más mínimo problema ya que los resultados serían, dada la correlación de fuerzas, igualmente satisfactorios para el gobierno de la derecha. Pero en vez de eso, el Partido Popular se comporta en Madrid como quien teme la palabra del otro, hurta el debate, y la posibilidad siquiera de participación política, de toda la oposición democrática a la que votaron casi un millón y medio de ciudadanas y ciudadanos.

Esto sucede de forma sistemática: en la tramitación de la (mal llamada) Ley Maestra de Educación, en las aprobaciones por lectura única de la rebaja fiscal indiscriminada del 0,5% del tramo autonómico del IRPF y en la (mal llamada también) de eliminación de impuestos autonómicos, y como colofón, en la tramitación de los Presupuestos Generales de la Comunidad de Madrid, el proyecto de Ley más importante, firmando previamente un acuerdo con la ultraderecha de VOX en el que se dejaba por escrito (lo nunca visto) el cordón sanitario a la oposición democrática en estas frases tan explícitas y desinhibidas; “Con el presente acuerdo el Gobierno se compromete a no alcanzar ningún acuerdo total ni parcial con los otros grupos. Del mismo modo, VOX se compromete a no apoyar ninguna de las enmiendas a la totalidad ni enmiendas parciales presentadas por los otros grupos presentes en la Asamblea”. Y así 3.711 enmiendas presentadas por los grupos de la oposición democrática: 1.655 de Unidas Podemos, 1.581 de Más Madrid, y 475 del PSOE, quedaban condenadas al ostracismo.

Explicamos sucintamente lo acontecido en cada uno de estos trámites parlamentarios.

Ley educativa del PP (mal llamada Ley Maestra) PL-1/2021

El pasado siete de diciembre se celebraba la primera reunión de la ponencia legislativa de la Ley de Educación que presenta el Partido Popular, una Ley que ellos apodan “Ley Maestra” y nuestro Grupo Parlamentario prefiere llamar “Ley de segregación educativa”. Y se pudiera pensar que esa diferencia en la asignación de gentilicios es fruto de las diferencias ideológicas… pero en este caso, yo afirmaría que lo es de datos objetivos dado que la propuesta de Ley viene a reforzar y ahondar el modelo desarrollado por el Partido Popular y sus sucesivos gobiernos en las últimas dos décadas, y dicho modelo ha conseguido que la Comunidad de Madrid sea la Comunidad con mayor segregación escolar de todo el Estado y una de las regiones con mayor segregación de toda la OCDE, solo superada por Turquía y Lituania (y no lo decimos nosotras sino instituciones y organizaciones como ESADE y Save The Children). Pero volviendo a la ponencia del día 7, y explicando para quien no lo sepa que una ponencia es una serie de reuniones donde se debaten las enmiendas de los distintos grupos parlamentarios y se buscan acuerdos y consensos como fase previa de la aprobación de un Proyecto de Ley, ese primer día se anuncia al resto de grupos –a través de un grupo de WhatsApp- que PP y VOX han llegado a un acuerdo, y acto seguido, tras tres horas de reunión cambian la metodología para debatir, en vez de cada propuesta por separado, todas en bloque queriendo liquidar el debate de 117 enmiendas en treinta minutos. Y como la oposición no está de acuerdo, dan por terminada la ponencia y fijan votación saltándose los consensos, los procedimientos, el reglamento de la Asamblea y conculcando de paso el art. 23 de la Constitución.

¿Había alguna necesidad de todo esto? Ninguna, el PP y VOX tenían mayoría para que el resultado fuera el mismo. Tan solo puede ser expresión de su miedo a que los ciudadanos y ciudadanas de Madrid escuchen debates donde puedan oír verdades incómodas, y por supuesto también expresión del totalitarismo que les corroe, o de lo agotadora que debe resultar la democracia para ellos y ellas.

Leyes de bajada de medio punto (indiscriminado) del tramo de IRPF
autonómico, y de supresión de impuestos propios PL-3/2021 y PL-4/2021


Entre el año 2000 y el 2019 la Comunidad de Madrid multiplicó su deuda por 7,9 pasando de 4.218M€ a 33.469M€, en la actualidad el gobierno de Ayuso ya le ha añadido varios miles de millones más. Los incrementos porcentuales de las partidas presupuestarias dedicadas a la deuda desde el año 2007 con el estallido de la crisis, 205,18%, dejan en nada los crecimientos nominales desde ese mismo año en los presupuestos de sanidad 25% y educación 6%. Y no digamos políticas sociales en las que el presupuesto se vio reducido un -2%. A pesar de esto, la derecha en Madrid deja de recaudar un total de 5.904M€ cada año gracias a las bonificaciones y deducciones fiscales de esta auténtica guarida fiscal para grandes fortunas y grandes empresas, a los que a partir de ahora se sumarán anualmente los 334M€ más de la rebaja del IRPF y los 1,25M€ de la supresión de impuestos a las tragaperras, 6.249,25 millones menos cada año. Pero según el PP esto es buenísimo para los bolsillos de madrileños y madrileñas.

Tan bueno es, que estas dos leyes se han aprobado en semanas consecutivas por el procedimiento de lectura única ¿y esto qué es? Pues cuando se somete a votación en el Pleno sin debate previo y por tanto decae el derecho a presentar enmiendas, saltándose las fases de Comisión y Ponencia, vamos por vía exprés.

Presupuestos Generales de la Comunidad de Madrid 2022 PL-2/2021

Ya me referí párrafos arriba a cómo el pacto PP y VOX vació de contenido todo el procedimiento previo a la aprobación de los Presupuestos Generales de la Comunidad de Madrid. Es importante explicar que los ultraderechistas de VOX han considerado “ambicioso” un acuerdo que, de cumplirse, tan solo pesaría un 0,2% en el total del Presupuesto, y digo de cumplirse, porque lo que es en el Presupuesto mismo no hay rastro de las propuestas de VOX, y los ultras, poco acostumbrados a trabajar como están, han presentado tan solo 9 enmiendas al estado de gasto, pero ninguna enmienda de parámetros o actividades donde se especifique nada concreto.

La cuestión es que ese pacto entre la derecha extrema y la extrema derecha ha servido de excusa para que todas las enmiendas, cientos de ellas trabajadas con los colectivos educativos, sanitarios, sociales, sindicales y con los vecinos y vecinas en general, hayan sido laminadas sin siquiera darles una oportunidad de ser escuchadas, por un Partido Popular que lo mismo que su fundador y ministro franquista, Manuel Fraga, –dicen- espetó ante la primera celebración del primero de mayo tras la muerte del dictador, parece gritarnos a todos ¡La Asamblea es mía!

Publicado en el Nº 350 de la edición impresa de Mundo Obrero diciembre 2021

En esta sección

Histórica Ley de Memoria DemocráticaUna Ley de Memoria para construir un nuevo paísHace 10 años nos rescató la Troika, aunque no nos lo recuerden; Daniel Bernabé lo cuenta en detalleLa EPA confirma la recuperación del empleo y su calidad gracias a la reforma laboralLibre de sanción el Presidente del Tribunal Superior de Justicia que arremete contra el PCE

Del autor/a

La corrupción al volante en la Comunidad de MadridInterinidadLa frivolidad de la ultraderechaLa ley Ómnibus de AyusoDiez mil millones, un voto y dos huevos duros