Carta abierta de un astrofísico a Felipe VI Cuando la ciencia camina de la mano con la historia, la memoria democrática y los principios republicanos

Mundo Obrero Redacción 11/05/2022

El astrofísico Jordi Miralda, profesor de Física Cuántica y Astrofísica de la Universitat de Barcelona y director Científico del Instituto de Ciencias del Cosmos, escribe una carta abierta al rey Felipe VI, explicándole por qué no va a asistir a la entrega de los Premios de Investigación 2021 en Barcelona y pidiéndole que no los utilice para acaparar un protagonismo que no es suyo: “No considero adecuado que se utilicen estos actos para ensalzar a la monarquía y que lo conviertan a usted en protagonista por el hecho de presidir el acto y dar un discurso. Un acto en el que se coacciona a los científicos implicados e invitados a asistir para que con su simple asistencia se de un apoyo tácito, de manera pasiva pero altamente visible en los medios, a la legitimidad de la monarquía y a su normalización”.

Miralda aprovecha la misiva pública para recordarle sus orígenes y la connivencia de sus antepasados con dictaduras, golpes de Estado, utilización de armas químicas en Marruecos, etc. Añade que aunque Felipe VI no es responsable de los crímenes cometidos por sus predecesores, sí tiene la “responsabilidad de reconocer y condenar los crímenes del pasado, rechazar las herencias envenenadas y devolverlas al Estado y a los ciudadanos más necesitados. Y también eso es parte del ejercicio de la memoria histórica”.

El astrofísico continúa reprochándole al actual rey su falta de neutralidad interviniendo en la política del país: “un monarca ejerciendo un cargo vitalicio y no elegido democráticamente, solo puede ser compatible con la democracia si su poder reside exclusivamente en el simbolismo y se mantiene siempre en la más estricta neutralidad política. El problema de la monarquía española es que su poder no tiene nada de simbólico y su posicionamiento político no tiene nada de neutral”. Insiste: “usted ha ejercido un poder en la sombra para influir decisivamente en política sin haber pasado por las urnas”.

Y se despide sugiriéndole lo que debería hacer si fuera demócrata, para su propio bien y el de España: “abdicar, dejar paso a una república que reconozca el derecho de autodeterminación, y dedicarse a otras labores”, como la investigación científica de la que se dice entusiasta.

Fuente: LoQueSomos. Traducción del original por Leticia Palacios.

En esta sección

Y Juan Antonio Bardem… imprescindibleStephen Jay Gould. El revolucionario que diseñó el evolucionismo del siglo XXIUna historia del desclasamiento'pequeñas mujeres rojas' de Marta SanzClara Campoamor en los 50 años de su muerte: una reivindicación democrática

Del autor/a

Hay que garantizar la pluralidad y la producción audiovisual independienteGustavo Petro y Francia Márquez pueden ganar en primera vuelta‘Unidos por la Paz’ organiza una Asamblea Ciudadana PlanetariaEl Congreso de Honduras declara heroína nacional a Berta CáceresHomenaje a Eloy Terrón