Declaración final de la Cumbre Por la Paz Madrid 2022Disolver la OTAN La OTAN es una grave amenaza para la paz mundial, ya que ha dejado un rastro de destrucción desde Yugoslavia hasta Afganistán

Mundo Obrero Redacción 26/06/2022

NO A LA OTAN

La OTAN debe disolverse, no tiene legitimidad y sólo genera desolación.

La OTAN pretende que sus intereses particulares sean universales. La OTAN viola la Carta de la ONU y utiliza cínicamente conceptos como “democracia” y “derechos humanos”. Desde su creación, la OTAN integró en su alianza a regímenes autoritarios, fascistas y coloniales.

La OTAN amenaza la paz mundial. Las intervenciones militares dirigidas por la OTAN han desestabilizado y destruido Yugoslavia, Afganistán y Libia. Ahora la OTAN intensifica una “nueva Guerra Fría” contra China y Rusia a lo largo de sus fronteras (Ucrania-Rusia y Mar Negro-Mar de China). Además la OTAN actúa contra los gobiernos progresistas en todo el Sur Global.

La OTAN dirige la carrera armamentística mundial. La OTAN, cuyos miembros deben gastar al menos el 2% de su PIB en el ejército, es responsable de más de la mitad del gasto militar mundial y de dos tercios del comercio mundial de armas.

La agenda nuclear de la OTAN pone en peligro nuestra supervivencia. La OTAN rechaza el Tratado sobre la Prohibición de Armas Nucleares y contradice el Tratado de No Proliferación desplegando armas nucleares estadounidenses en la Unión Europea con su política llamada de “despliegue hacia el exterior”.

La OTAN es uno de los mayores causantes de contaminación del mundo. El ejército estadounidense es la institución más contaminante del planeta, responsable de más emisiones de gases de efecto invernadero que países del tamaño de Portugal. Por ello EE.UU. insiste en excluir las emisiones militares de los informes nacionales sobre impacto ecológico. La OTAN opera como salvaguarda de los intereses de las mayores corporaciones multinacionales contaminantes de carbono.

La OTAN genera pobreza y desigualdad. La carrera armamentística va en contra de las necesidades reales de las personas: educación, sanidad, vivienda, seguridad social y una política energética eficaz. La guerra a nivel global genera sufrimiento extremo y crisis migratorias.

SÍ A LA PAZ

Necesitamos un sistema de seguridad no militarizado, sin armas nucleares, sin bases militares en el extranjero y con una reducción drástica del gasto militar. Defendemos una política de paz activa, en la que los conflictos terminen en una mesa de negociación basada en la Carta de Naciones Unidas.

Inversión en el progreso social, no en la guerra. Lo que necesitamos es un concepto diferente de seguridad. Una seguridad común y humana que satisfaga las necesidades de las personas y luche contra el cambio climático, la desigualdad, la pobreza y la violencia. Una seguridad basada en la solidaridad, la cooperación y el respeto mutuo.

Europa y Norteamérica deben comprometerse con el desarme. El concepto de Zona de Paz -adoptado por América Latina, África, el Sudeste Asiático, el Pacífico Sur y Asia Central- debe ser asumido por la Unión Europea y los países de América del Norte.

Fuente: https://peacesummitmadrid.org/es/#declaration

En esta sección

Histórica Ley de Memoria DemocráticaUna Ley de Memoria para construir un nuevo paísHace 10 años nos rescató la Troika, aunque no nos lo recuerden; Daniel Bernabé lo cuenta en detalleLa EPA confirma la recuperación del empleo y su calidad gracias a la reforma laboralLibre de sanción el Presidente del Tribunal Superior de Justicia que arremete contra el PCE

Del autor/a

Apoyo solidario para resarcir daños de incendio en la Zona industrial de Matanzas (Cuba)Una Ley de Memoria para construir un nuevo paísHace 10 años nos rescató la Troika, aunque no nos lo recuerden; Daniel Bernabé lo cuenta en detalleLa EPA confirma la recuperación del empleo y su calidad gracias a la reforma laboralLibre de sanción el Presidente del Tribunal Superior de Justicia que arremete contra el PCE