Extremadura, levántate y anda

Los trabajadores denuncian abandono y recortes en el Centro Sociosanitario de MéridaUn psiquiátrico sin psiquiatras Exigen un psiquiatra de forma permanente y otro de guardia 24 horas, instalaciones dignas y mejoras en sus derechos laborales.

Rafa González 26/07/2022

Poco a poco la sociedad se va concienciando que la salud mental es un tema muy serio y que necesita de mayor atención y recursos para prevenir consecuencias irreparables. Pero en Extremadura está ocurriendo justo lo contrario. El Centro Sociosanitario de Mérida - antiguo hospital psiquiátrico - tiene una carencia de recursos, que llega hasta el límite de ni siquiera tener psiquiatras.

La voz de alarma la dio el propio equipo de enfermería del Centro Sociosanitario el cual tuvo que denunciar públicamente que los pacientes carecían de atención psiquiátrica con el consiguiente estancamiento o retroceso que podía ocasionar en su enfermedad. El centro que llegó a contar con tres psiquiatras, debido a jubilaciones o trasladados, se había quedado sin ninguno.

Los trabajadores y las trabajadoras del centro denunciaban que se sentían «abandonados, desprotegidos, desvalorados y preocupados» por la situación que los pacientes están viviendo y sostienen que no pueden quedarse callados «cuando la falta de recursos recae de manera negativa en las personas más vulnerables».

FALTA DE ATENCIÓN Y AGRESIONES

Ante la denuncia pública, la Junta de Extremadura tuvo que actuar y asignó una psiquiatra que acude tres días en semana para atender a las más de 200 personas internadas en las instalaciones. A todas luces insuficiente, además de indignante e inhumano para las personas necesitadas de atención psiquiátrica directa y que no son atendidas como se merecen por estos especialistas.

Esta lamentable situación creada por la administración se ha transformado en un malestar generalizado que repercute directamente en los y las pacientes por no recibir la ayuda psiquiátrica que necesitan. Fruto de esto, las agresiones han aumentado. La primera fue una camarera/limpiadora que solo llevaba dos días trabajando en el centro y que recibió varios puñetazos y patadas. Según confirmó el Servicio Extremeño de Salud (SES), tras la agresión tuvo que ser atendida en el propio centro por el médico de guardia y después derivada al Hospital de Mérida.

La siguiente agresión se ha producido apenas 15 días después. En este caso la atacada fue una auxiliar. Los trabajadores y las trabajadoras del centro, conscientes de que el problema es la falta de medios para tratar a los pacientes, decidieron pasar a la acción y concentrarse a las puertas de la Consejería de Sanidad.

CONCENTRACIÓN DE DENUNCIA

En la concentración la plantilla del centro y familiares de las personas usuarias denunciaron la falta de psiquiatras, pero también las pésimas condiciones en las que se encuentran las instalaciones: "sin aire acondicionado en algunos pabellones, con azulejos rotos o tuberías a la vista. El centro está totalmente abandonado. Todo se está cayendo a cachos", han denunciado los trabajadoras durante la protesta. Una dejadez en todos los sentidos que según los propios sanitarios es el desencadenante de últimas agresiones.

Las reivindicaciones son claras: exigen un psiquiatra de forma permanente en el centro y otro de guardia 24 horas, ya que "los pacientes pueden sufrir crisis en cualquier momento con ataques de toda índole y comportamientos agresivos". Demandan también unas instalaciones dignas y algunas mejoras en sus derechos laborales, como la recuperación del plus de peligrosidad que, aseguran, se les quitó cuando el centro pasó de la Diputación de Badajoz al SEPAD.

En esta sección

Por una feria con-sentimiento más necesaria que nuncaUna ley para seguir luchandoIberdrola: detrás de la fortuna, el crimen. 50 años de la tragedia en la presa de CedilloUn encuentro familiar con la historia de Fidel y Raúl ‘Siempre es 26’: manifestación en Madrid contra el bloqueo a Cuba

Del autor/a

Un psiquiátrico sin psiquiatrasPaca Blanca: “El resort de lujo de Valdecañas es ilegal y tendrá que ser demolido”El tren que necesita Extremadura no lo trae Felipe de BorbónQuién es quién en la patronal del campo de ExtremaduraEl campo extremeño para en la primera jornada de huelga